Invierte en independencia

Regain-Your-Freedom-StairLiftsNJ-1200x480

 

En Bidea nos gusta siempre estar pendiente del grado de satisfacción de nuestros clientes. De tratar de entender bien cada problema para poder ofrecer la mejor solución. De conocer cual es la experiencia inicial cuando un cliente compra un salvaescaleras, y de sus opiniones a lo largo del tiempo. Dado que ofrecemos un servicio asistencia técnica y de mantenimiento post venta estamos en contacto permanente con nuestros clientes.

Una de las frases que suelen expresar mejor su satisfacción es la siguiente:  “¡Ojalá la hubiera comprado antes!”

Es una frase que nos hace preguntarnos la razón por la que muchas veces se pospone la decisión de adquirir el salvaescaleras, que tras realizarla tan obvio ven como necesaria y óptima.

Muchas veces tras demasiado tiempo subiendo escaleras sin respiración, entre dolores y con los peligros de caídas se decide realizar la llamada o utilizar nuestro formulario de contacto.

Pero, ¿Cuál es la razón de postergar hasta el último momento la decisión de buscar una solución?

En muchas ocasiones nuestros clientes nos comentan que antes de adquirir el salvaescaleras pensaban que era como una rendición. Como admitir que ya no podían hacer frente a unas escaleras y que por tanto estaban renunciando a su independencia en cierta forma. Pero justamente la verdad es justamente la contraria. El salvaescaleras ayuda a mantener tu independencia y permite no solo vivir en la casa que es tu hogar, sino también disfrutarla sin restricciones.

Algunas de las frases que solemos escuchar son:

 

  • Ya no soy más un prisionero en mi propia casa
  • Me ha permitido seguir viviendo en la casa de la familia
  • Puedo usarla cuando yo quiero, sin ayuda ajena, soy más independendiente
  • Un cambio enorme de un día para otro

 

Como comentábamos, una vez instalado el salvaescaleras y en funcionamiento, nuestros clientes entienden perfectamente que ganan en independencia en lugar de perderla.

Además, los beneficios van más allá de las personas que directamente usan el salva escaleras. Los familiares y amigos consiguen ganar en tranquilidad sabiendo que, sin estar ellos presentes, la persona con problemas de movilidad podrá subir y bajar escaleras de forma cómoda y sobre todo segura. De este modo, esa intranquilidad constante desaparece.

Por tanto, un salvaescaleras es una inversión para retener o incluso mejorar tu independencia, a corto y a largo plazo. Y si estás preocupado por el precio de un salvaescaleras, lo primero es consultarnos, porque seguramente es menos de lo que crees.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*