7 mitos falsos sobre los salvaescaleras

Los salvaescaleras llevan ya muchos años en el mercado, pero aún existe mucho desconocimiento sobre ellos y algunos mitos o ideas que no se ajustan a la realidad. En este artículo queremos explicar y echar abajo algunos de ellos.

 

MITO 1: Necesito un salvaescaleras, pero no puedo tenerlo porque mi escalera tiene curvas

REALIDAD: Hay muchas personas que creen que una silla elevadora sólo se puede instalar en escaleras rectas. Sin embargo, hay diferentes modelos de sillas que pueden instalarse en una escalera que tenga curvas, giros y/o descansos intermedios. Estos tipos de sillas salvaescaleras se conocen como “sillas salvaescaleras curvas“. Para encajar correctamente el riel en una escalera de este tipo, se realizan las mediciones oportunas y se construye un riel a medida que se ajuste perfectamente a tu escalera. En Bidea contamos por ejemplo con el modelo Curve, que se adapta perfectamente a este tipo de necesidades.

 

 

MITO 2: Sólo las personas de la tercera edad usan salvaescaleras

REALIDAD: Sí, la mayoría de las personas que usan sillas salvaescaleras son personas mayores, pero no TODOS los usuarios de sillas son personas mayores. De hecho, una silla elevadora puede ser muy útil para una persona de cualquier edad que pueda haber experimentado una lesión significativa o que tenga un problema y no pueda usar las escaleras con seguridad en casa.

 

 

MITO 3: Las sillas elevadoras se fijan siempre a la pared

REALIDAD: Aunque depende del tipo de escalera y de las necesidades de instalación, normalmente el riel de un salvaescaleras no está sujeto directamente a la pared cuando se instala en una escalera. Se suele anclar a la escalera y puede apoyarse en la pared, en la barandilla de la escalera o sin apoyos. Depende del modelo y las necesidades del cliente.

 

 

MITO 4: Una silla salvaescaleras ocupará toda mi escalera

REALIDAD: La mayoría de las escaleras tienen más que suficiente espacio para instalar un salvaescaleras. Después de instalar la silla, todavía habrá espacio para subir y bajar las escaleras a pie si es necesario. Los brazos, el asiento y el reposapiés de la silla se pueden plegar en los rellanos superior e inferior de la escalera, creando así espacio para poder usar las escaleras sin problemas.

 

 

MITO 5: Las sillas salvaescaleras funcionan únicamente enchufadas a la red eléctrica:

REALIDAD: Muchas personas creen que si hay algún corte de luz se pueden quedar atascados en las escaleras. Aunque es necesario que haya una toma de corriente estándar en la parte superior o inferior de las escaleras para que el ascensor se cargue, el salvaescaleras funciona con batería que se recarga en cada parada, tanto en la parte superior como inferior de la escalera.

 

MITO 6: Para usar un salvaescaleras, tienes que entrar y salir desde un escalón de la escalera

REALIDAD: Subirse y bajarse de una silla salvaescaleras es fácil y seguro. En la parte superior de los escalones, el asiento gira para permitir una entrada y salida segura en el rellano superior de las escaleras. En la parte inferior, el riel se extiende hasta el piso, lo que permite una entrada/salida igualmente segura en el rellano inferior. Nunca tendrás que salir o entrar por un escalón.

 

 

 

MITO 7: Un salvaescaleras significa renunciar a la independencia

REALIDAD: Aunque hay personas que creen que la instalación de un elevador de escaleras reducirá su independencia. Resulta que es exactamente lo contrario. Si las escaleras se están volviendo inseguras, la instalación de una silla salvaescaleras restaurará la independencia y la seguridad.

También existe el mito de “yo uso las escaleras para hacer ejercicio“. Las escaleras pueden ser una gran manera de hacer ejercicio, pero cuando la movilidad es limitada y existe el riesgo de una lesión grave, entonces usar las escaleras ya no es seguro. Afortunadamente, hay otras muchas maneras de hacer ejercicio que son mucho más seguras, como caminar por un sendero en un parque local o en una caminadora en un gimnasio cercano. Un elevador de escaleras proporciona independencia porque le permite continuar usando con seguridad las escaleras de su hogar.

 

¿Qué necesito: Plataforma elevadora o salvaescaleras?

Si vives con un ser querido que ha comenzado a tener problemas de movilidad, probablemente has considerado adquirir alguna ayuda técnica a la movilidad para su hogar.

Cuidar a un pariente con movilidad reducida es un reto, pero hay muchas soluciones disponibles que pueden ayudarte con ello y además les permitirá disfrutar de una mayor independencia.

Dos de las ayudas a la movilidad más populares para las personas mayores o con problemas de movilidad son las plataformas elevadoras y las sillas salvaescaleras (salvaescaleras).

Si estás comenzando a buscar información acerca de ellas, tratamos de ayudarte a conocer sus características y diferencias.

 

Salvaescaleras

Las sillas elevadoras, también conocidas como sillas salvaescaleras o salvaescaleras, son ideales para personas que todavía pueden caminar con cierta facilidad, pero que tienen dificultad para subir escaleras. También es una buena opción para aquellos que pueden trasladarse fácilmente de una silla de ruedas al asiento del elevador de escaleras por su cuenta.

El salvaescaleras es un simple aparato que se instala fácilmente en las escaleras. Sube y baja las escaleras por un riel, permitiendo que aquellos con problemas de movilidad se transporten cómodamente.

Los salvaescaleras pueden instalarse tanto en escaleras rectas como curvas. Está motorizado y funciona con baterías, por lo que se puede utilizar incluso durante los apagones. Las baterías son recargables en cada parada.

Si tienes un ser querido que es relativamente ágil para su edad, pero que ves que necesita ayuda para subir escaleras con comodidad y seguridad, el salvaescaleras es la mejor opción. Pueden mantener su independencia en el hogar pero obtienen la asistencia cuando la necesitan.

 

 

Plataformas elevadoras

Mientras tanto, las plataformas elevadoras son similares a los ascensores. Sin embargo, las plataformas elevadoras son mucho más fáciles de añadir en los hogares ya que no suelen requerir trabajos de remodelación para ser instalados.

Las plataformas elevadoras en el hogar están destinados a personas que ya no pueden salir de su silla de ruedas y deben subir o bajar las escaleras sobre la silla de ruedas.

Existen las plataformas verticales y plataformas salvaescaleras. Estas plataformas lleva a un individuo en su silla de ruedas, scooter, u otras ayudas de movilidad a través de una plataforma, directamente de un piso a otro o de una altura a otra.

Normalmente, las plataformas verticales se suelen usar para salvar pequeñas alturas o para portales de edificios. Por el contrario, las plataformas salvaescaleras tienen ambos usos. Tanto dentro del hogar como en portales o entradas a edificios.

A diferencia de las sillas salvaescaleras que no requieren modificaciones en la casa, una plataforma elevadora puede requerir alguna pequeña obra en el hogar o edificio. Aunque no serán tan exigentes como un ascensor, aún así podría tener cierto coste. Este sería el caso de las plataformas verticales, no así en las plataformas salvaescaleras, que suelen añadirse de forma similar a un salvaescaleras.

 

 

Ahora que conoces las diferencias entre una silla salvaescaleras y una plataforma elevadora, ¿has determinado cuál de estas ayudas de movilidad necesitaría tu ser querido (o tu mismo)?

Si deseas obtener más información, puedes comunicarte con Bidea. Te ayudaremos a elegir entre nuestra selección de salvaescaleras y plataformas elevadoras disponibles.

Instalación de salvaescaleras en Rentería

Esta instalación de salvaescaleras la realizamos en Rentería. Es una instalación en el interior de una vivienda de nuestro salvaescaleras V59  .

Este modelo puede ser instalado tanto en el lado interno como el externo de las escaleras. No constituye ningún problema de espacio ocupado en la escalera ya que posee reposapiés, asiento y apoyabrazos completamente plegables. El asiento y el reposapiés se cierran y abren juntos con un único y lento movimiento. Entre los colores del asiento y la guía puedes elegir los más adecuados para la decoración de tu hogar. Son suficientes pocos, simples gestos y la silla se vuelve inmediatamente familiar.

Instalación de Silla Salvaescaleras exterior en Getxo – Bizkaia

Uno de nuestro modelos más versátil y que con la última actualización se ha convertido en uno de nuestros modelos estrella, es la silla salvaescaleras V59 . En este caso en el formato exterior.

El reposapiés, de material anti-deslizamiento, está dotado de bordes de seguridad que garantizan la detención de la silla en caso de obstáculos en el recorrido. En el piso de llegada, el asiento puede girar 75°, facilitando el descenso desde la silla.

La partida y la detención son extremamente suaves y agradables para la persona.

La instalación que os mostramos se encuentra en Getxo (Bizkaia) :

 

La silla Salvaescaleras V59 está disponible en los siguientes colores:

 

 

Salvaescaleras para escaleras estrechas

Hay una serie de cuestiones importantes que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un salvaescaleras, como por ejemplo, cómo gestionará las curvas, cuánto tiempo tardará en instalarse o cuánto tiempo durará la batería. Una de las preguntas más importantes que se plantean las personas y familias que viven en casas más pequeñas (o edificios antiguos) es si su estrecha escalera será apta para poder instalar en ella un salvaescaleras.

Aquellos con escaleras estrechas que están preocupados sobre si habrá suficiente espacio disponible para un elevador de escaleras no necesitan preocuparse. Existen salvaescaleras para las escaleras estrechas que se diseñan precisamente para resolver esta tipología de escaleras.

El secreto radica en su diseño compacto y sus partes plegables, maximizando el espacio y la eficiencia. Los brazos y los asientos plegables, un reposapiés plegable y un raíl delgado permiten que estas salvaescaleras compactas se plieguen completamente cuando no están en uso, lo que las hace ideales tanto para el usuario como para otros miembros del hogar que podrán utilizar las escaleras de forma normal y sin obstáculos.

Puedes ver los diferentes tipos de modelos de salvaescaleras que disponemos:

https://www.bidea.es/salvaescaleras/sillas-salvaescaleras/

 

En todo caso, ponte en contacto con nosotros y sin ningún compromiso te asesoraremos sobre las posibilidades que existen para su tipo de escaleras.

 

Algunos ejemplos de instalaciones de salvaescaleras en escaleras angostas: