¿Necesitas instalar un ascensor pero tienes dudas? Te damos 3 alternativas

¿Tus circunstancias o las de un ser querido han cambiado y necesitas mejorar la accesibilidad de tu hogar?

¿Gestionas un comercio físico y quieres hacerlo más accesible para todo/as tus clientes?

Es muy probable que estés pensando en instalar un ascensor.

El ascensor es una de las primeras soluciones de accesibilidad que nos planteamos cuando necesitamos acceder de una planta a la otra sin subir escaleras.

Sin embargo, existen otras alternativas.

Alternativas menos costosas, de más fácil instalación, y menor volumen.

Alternativas que compartimos en este artículo.

¡Sigue leyendo!

Porque instalar un ascensor no siempre es la mejor opción

¿Sabías que el ascensor en sí es un invento muy antiguo?

La maquinaria que mueve esa simple caja de un piso a otro transportando a personas, mercancías o animales existe desde hace cientos, ¡si no miles de años!

De hecho, encontramos la primera referencia a un ascensor aparece en las obras del arquitecto romano Vitruvio, quien afirmaba en sus escritos que fue Arquímedes quien construyese el primer elevador​ probablemente en el año 236 a. C.

A medida que se iban construyendo edificios más altos, aumentó la necesidad de ofrecer una alternativa a las largas escaleras en estos. Los grandes almacenes de todo el mundo buscaban mecanismos que trasladaran a los clientes de un piso a otro con mínimo esfuerzo.

Pero fue el estadounidense Vermont, Elisha G. Otis, quien inventase un elevador​ con un sistema dentado, que permitía amortiguar la caída del “ascensor” en caso de que se cortara el cable de sustento.

Gracias a sus innovaciones, en 1857 se creó el primer ascensor de pasajeros del mundo en unos grandes almacenes de la Avenida de Broadway en Nueva York. Las cinco personas que cabían en este ascensor de vapor ¡subían los cinco pisos del edificio en poco más de un minuto!

Mucho ha pasado desde entonces, y ¡mucho han mejorado nuestros ascensores!

Hoy, la velocidad promedio de los ascensores comunes es de unos 32 km por hora, aunque el ascensor más rápido del mundo en el rascacielos Guangzhou CTF Finance Centre de China, mide 530 metros de altura y alcanza los 75 kilómetros por hora en su ascenso.

Es innegable que el ascensor es un grandísimo invento que nos ha aportado muchísimas ventajas, sobre todo el hecho de trasladar a personas mayores y con discapacidad.

Pero ¿es la mejor opción en un hogar y en un pequeño comercio?

Nuestros espacios actuales no siempre tienen el espacio necesario en el hueco de la escalera para instalar un sistema del tamaño de un ascensor.

O puede que, que no se pueda utilizar el patio de luces.

O que instalar un ascensor en nuestra residencia requiera de un proceso demasiado largo para una necesidad que es inmediata.

Porque, hay que recordar que, además del foso, es necesario tener espacio suficiente en cada una de las plantas por donde pasa el ascensor, algo que la mayoría de los edificios antiguos carecen.

La instalación de un ascensor requiere obras.

Y las obras requieren tiempo de estudio y de trabajo manual.

El coste de los estudios, las obras, las licencias, y la propia maquinaria al final suma.

Sin mencionar los costes del mantenimiento que se exige de un sistema de elevación cada mes.

Desde luego, nuestra intención no es desalentarte.

Si has tomado la decisión de instalar un ascensor, ¡adelante!

En Bidea instalamos y mantenemos ascensores de velocidad reducida y estamos para apoyarte en lo que necesites. Echa un vistazo a la informacion específica de este producto

Sin embargo, nos gustaría que conocieses otras alternativas a tu disposición igual de eficaces y de instalación mucho más sencilla y menos costosa.

Alternativas a la instalación de un ascensor  

Los avances tecnológicos en la economía actual del bienestar nos ofrecen hoy diversas soluciones de accesibilidad que puedes instalar en tu hogar sin necesidad de depender de un ascensor.

Nuestro catálogo cuenta con una amplia gama de dispositivos diseñados para superar cómoda y fácilmente los obstáculos arquitectónicos en tu hogar o comercio o en las zonas comunes de tu edificio.

A continuación, compartimos tres de las alternativas más eficaces, cómodas y asequibles que mejorarán la accesibilidad de tu vivienda, edificio o comercio considerablemente.

          Alternativa 1 al ascensor: Silla Salvaescaleras 

Una solución salvaescaleras que suele instalarse en hogares particulares o residencias de ancianos para trasladar a la persona con movilidad reducida de una planta a la otra.

Una alternativa al ascensor que no exige ningún tipo de obra y provoca un impacto estructural mínimo en el entorno, el único requisito de la silla salvaescaleras es que el usuario/a tenga movilidad suficiente como para transferirse de silla a silla o para sentarse en la silla salvaescaleras, por sí sola.

La silla es un aparato de consumo muy eficaz, comparable al del consumo energético de muchos de los aparatos eléctricos que usamos todos en casa como la TV, el microondas, una plancha, o un ventilador.

Además, se adapta fácilmente a diferentes espacios y tramos: rectos, curvos, con pendientes pronunciadas, etc.

          Alternativa 2 al ascensor: Plataforma Salvaescaleras

Se trata de un dispositivo de mayor amplitud que no obliga a la persona en silla de ruedas a trasladarse a otro dispositivo por sí mismo/a.

Gracias a la base o superficie de las plataformas salvaescaleras el usuario/a puede subir sin tener que salir de su silla de ruedas.

Las plataformas ocupan poco espacio (muchos de los modelos incluso son plegables), y se instalan siguiendo el recorrido de la escalera de manera muy sencilla: es solo cuestión de fijar unas guías en los peldaños o en la misma pared, sin necesidad de reformas o cambios en la arquitectura del espacio.

Se adaptan a todo tipo de configuraciones y a todo tipo de espacios, tanto interiores como exteriores, públicos, privados, rectos, curvos, etc.

           Alternativa 3 al ascensor: Elevadores de corto recorrido  

Los elevadores de corto recorrido están diseñados para espacios de una altura máxima de tres metros.

A diferencia del ascensor tradicional, estas soluciones se instalan fácilmente y de manera muy económica en residencias privadas, locales comerciales, geriátricos, e incluso espacios exteriores.

Algunos elevadores de corto recorrido solo necesitan un foso de pocos centímetros, y otros ni siquiera necesitan foso.

La mayoría de ellos tienen unos diseños contemporáneos y muy modernos, con un impacto visual mínimo.

¿Las soluciones salvaescaleras disminuyen el valor de la propiedad?

En absoluto.

Piensa que, todas las zonas comunes de los edificios actuales tienen que ser accesibles para personas mayores y/o con discapacidad.

Y tiene que serlo por ley.

Es decir, que de hecho, si los vecinos instalan un sistema salvaescaleras hoy, los futuros propietarios no tienen que preocuparse de informarse, negociar, e instalar el modelo adecuado.

Además, las soluciones salvaescaleras Bidea son muy discretas y apenas requieren obras.

¿Cómo escoges la alternativa al ascensor que mejor se adecuada a tus necesidades?

Dejándote asesorar por el equipo Bidea.

Nuestros técnicos especializados analizarán tu entorno y las necesidades de las personas en este, y te prepararán un presupuesto completo y sin compromiso de la mejor alternativa al ascensor que tenías en mente.

Lámanos al 943 63 01 14 o escríbenos a info@bidea.es, y nuestro equipo técnico estará encantado de ayudarte a seleccionar la mejor alternativa al ascensor para tus circunstancias.

¡Te esperamos!