Noticias

Lo último en Bidea

Persona mayor subiendo escaleras

Subir y bajar escaleras: ¿Qué hacer cuando nos resulta imposible?

Se dice que los beneficios de subir y bajar escaleras son muchos. Pero, para muchas personas, subir y bajar escaleras es un imposible. ¿Cómo podemos ayudarlas en esos casos? Descúbrelo en este artículo. ¿Cuántas veces lo habrás oído? “¿Quieres mejorar tus niveles de fitness? ¡Sube y baja escaleras!” “¿Quieres ganar capacidad cardiovascular? ¡Sube y baja escaleras!” ¿Mejorar la circulación? ¿Perder peso? Efectivamente... ¡Sube y baja escaleras! Innegablemente, subir y bajar escaleras te aporta un sinfín de beneficios muy importantes, pero ¿tantos? Y si es así, ¿hasta cuándo? Porque, para la gran mayoría de nosotr@s, llega un día cuando subir y bajar escaleras deja de ser una actividad factible. ¿Qué hacemos el día que nos sea imposible hacer este tipo de ejercicio? ¿Qué alternativas tienen las personas que no pueden beneficiarse de las muchas ventajas que subir y bajar escaleras aporta a nuestro organismo? ¡Sigue leyendo! En este artículo te explicamos cuáles son los beneficios de subir y bajar escaleras, cuándo es recomendable dejar de utilizarlas, y cómo podemos sustituirlas.   Subir y bajar escaleras: ¿Son tantos los beneficios?   Según el estudio de Halsey et al., para quemar alrededor de 300 calorías tendrías que subir cinco pisos a buen ritmo durante cinco días seguidos. Por otro lado, si saltas a la cuerda durante una hora quemas cerca de unas 1000 calorías. En una hora de nado moderado quemarás 423 calorías, y de nado intenso hasta 715. ¿Sorprendid@? Aun así, es cierto que si tienes la posibilidad de incorporar algo de ejercicio a tu día subiendo y bajando escaleras, ¡sigue siendo muy recomendable! ¿Por qué? Porque, seguirás gastando energía, algo importantísimo, sobre todo si tu rutina es tan sedentaria como la de la mayoría de nosotr@s. Además, subir y bajar escaleras: Contribuye a mejorar la resistencia y condición de los músculos de piernas y glúteos Favorece el flujo sanguíneo en todo tu cuerpo Libera endorfinas que te hacen sentir mejor Al bajar las escaleras fortaleces los cuádriceps, músculos estabilizadores de tus rodillas Fortaleces tu capacidad pulmonar La exigencia de subir escaleras hace que la frecuencia cardíaca se acelere, con el tiempo, esto implica mayor resistencia ¿Quieres conseguir máximos beneficios subiendo y bajando escaleras? ¡Combínalas con otro tipo de ejercicio físico como andar o correr!     Subir y bajar escaleras: un ejercicio no accesible para tod@s Para muchas personas, hacer algo tan aparentemente sencillo como subir y bajar escaleras representa un problema considerable en su día a día. Personas con lesiones en las extremidades inferiores, con fracturas óseas o musculares... Personas con discapacidades y enfermedades crónicas que debilitan su musculatura, como la fibromialgia... Personas con artritis u otras enfermedades que tienen un impacto en las articulaciones... Personas con enfermedades cardiovasculares... Con problemas pulmonares... Incluso personas con vértigo y mareos repentinos... Muchos de ellos y ellas, tienen problemas serios para subir y bajar escaleras. Sin embargo, uno de los colectivos que mayor riesgo tienen al subir o bajar escaleras, son las personas de edad avanzada. Para las personas mayores con movilidad reducida una escalera se convierte en un obstáculo importante que superar, y una posible causa de accidente en su rutina diaria. Nuestra prioridad es siempre garantizar la seguridad de nuestras personas mayores, asegurándonos de que las escaleras en su entorno sean todo lo accesible posibles.   Soluciones de accesibilidad para subir y bajar escaleras Cuando la movilidad de la persona mayor se ve drásticamente reducida hasta tal punto que le resulta difícil o imposible subir o bajar las escaleras en su hogar... O si nos ocupamos del cuidado de personas con discapacidades o lesiones que limitan su autonomía de movimiento... Tenemos que eliminar obstáculos y facilitar su independencia. ¿Cómo? Instalando soluciones de accesibilidad, como sillas o plataformas salvaescaleras en el interior de su vivienda o en el inmueble en el que viven. ¿Qué sucede al eliminar esas escaleras que ahora se han convertido en obstáculos en su propio hogar? Que sus niveles de independencia aumentan radicalmente. ¿Qué tipo de sistemas salvaescaleras podemos instalar en los hogares de las personas con movilidad reducida? Nuestra gama de soluciones salvaescaleras es extensa, pero estas son nuestras categorías principales: 1. Sillas salvaescaleras Un sistema de elevación muy versátil que solemos instalar en los hogares de las personas con movilidad reducida para ayudarla a solventar cierto tipo de barreras, normalmente escaleras. Son ideales para personas mayores y con movilidad reducida con la capacidad de acceder por cuenta propia a la silla. Se instalan rápidamente y no requieren ningún tipo de obras. 2. Plataformas salvaescaleras Estas soluciones de accesibilidad se integran en espacios públicos interiores o exteriores, como vestíbulos, zonas comunes, comercios, etc. para facilitar el desplazamiento vertical de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida. La gran mayoría son fácilmente plegables y pueden ser instaladas en interiores y exteriores. 3. Elevadores de corto recorrido Ideales para superar desniveles de hasta 3 metros como las escaleras que suelen separar los rellanos en los vestíbulos de nuestros edificios del ascensor. ¿Cómo decides cuál es la solución de accesibilidad adecuada a las necesidades de la persona con movilidad reducida? Son tantos los factores que entran en juego en esa decisión (características del inmueble, si se instala en interiores o exteriores, y sobre todo, las necesidades de la persona), que nuestra recomendación es hablar con uno de nuestros técnicos.   ¿Es costoso instalar soluciones de accesibilidad? No necesariamente. El precio de la instalación viene normalmente dictado por los elementos de guiado y fijación. Lógicamente, a mayor la distancia a recorrer, mayor el coste de la instalación. Sin embargo, es importante tener presente que los gastos de instalación de una silla o plataforma salvaescaleras en una zona común suelen correr a cargo de la comunidad, y que, en la gran mayoría de los casos, ese coste queda cubierto por subvenciones y ayudas de la comunidad.   Así que, si ha llegado el momento para uno de tus seres queridos de dejar de subir y bajar escaleras... O si buscas una opción que te permita solventar este tipo de barreras arquitectónicas en tu entorno... ¡Solicítanos más información! Estaremos encantadas de resolvértelas. El equipo de Bidea lleva casi dos décadas facilitando mayor independencia, seguridad y comodidad para personas con movilidad reducida. Porque sabemos que, aunque a todos nos gustaría poder subir y bajar escaleras indefinidamente, y disfrutar de los beneficios que este tipo de ejercicio nos aporta, no siempre puede ser posible. Para esos casos: Bidea. Hemos invertidos dos décadas de nuestras vidas a encontrar soluciones que ayudan a solventar los difíciles accesos que estas personas encuentran cada día en sus hogares y en espacios públicos. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si crees que podemos ayudarte a tomar tu decisión! ¿Necesitas más información sobre nuestras sillas, plataformas y mini elevadores salvaescaleras? Nuestro equipo estará encantado de visitarte en tu hogar y orientarte de manera totalmente gratuita hacia la silla o plataforma salvaescaleras más adecuada a tu situación o a la de tus seres queridos.

Leer más

Ascensor en movimiento

¿Estás pensando en instalar un ascensor en tu hogar? Estas alternativas te interesan

¿Necesitáis una solución eficaz para la mejora de la accesibilidad en vuestra comunidad, pero el ascensor no encaja con vuestro espacio ni presupuesto? ¡Seguro que estas tres alternativas sí!   Todo el mundo está de acuerdo. Es necesario instalar una solución que mejore la accesibilidad a las zonas comunes para todos los miembros de la comunidad. Y, parece ser, que el ascensor, es la solución más obvia. Un ascensor permitiría a toda persona con movilidad reducida desplazarse con toda comodidad, seguridad y confianza por todas las plantas. Pero ¿tenemos espacio suficiente en el hueco de la escalera? ¿Podemos utilizar el patio de luces? ¿Se podría instalar en otra ubicación como la fachada? ¿Haría falta permisos? ¿Se dispararían los costes? Si os están surgiendo este tipo de preguntas ante la posibilidad de instalar un ascensor en vuestra comunidad, no estáis sol@s. Muchísimos de nuestros clientes se plantean las mismas preguntas y lidian con las mismas dudas. En este artículo te presentamos tres alternativas prácticas y muy asequibles al ascensor que estáis pensando en instalar en vuestro edificio.   3 Alternativas prácticas y asequibles al ascensor ¿Cuál es el problema principal que las comunidades se encuentran a la hora de instalar un ascensor en sus zonas comunes? El problema principal es que muchos de los edificios en nuestro país carecen de un elemento muy importante: espacio. Precisamente, ¡el elemento que más falta hace a la hora de instalar un ascensor! Porque, además del espacio que se necesita para el foso, el ascensor tiene que caber en todas las plantas. ¡Algo muchísimo más complicado aún, en casas particulares! Y luego están las obras. ¿Qué tipo de obras son necesarias para instalar un ascensor? En primer lugar, se necesita un foso, ¡que no puede salir de la nada! Además, es muy probable que aparezcan tuberías de saneamiento, conducciones de gas, o instalaciones eléctricas que compliquen el proceso. Muchos edificios antiguos no suelen tener planos de instalaciones y hasta no abrir el foso, ¡no se puede estar seguros de lo que pueda aparecer! Si la tipología del edificio también lo requiere, será necesario reconstruir también las escaleras del edificio. Como imaginarás, hacer un estudio detallado del proyecto lleva su tiempo y sus costes. En otras palabras, que el coste de instalar un no incluye solo el precio del ascensor propio y su instalación, sino también la ejecución de obras complejas y sus correspondientes permisos. Entonces, ¿Cuáles son las alternativas? Aquí las tienes: 1.      Alternativa al ascensor 1: Sillas salvaescaleras Es cierto, las sillas salvaescaleras suelen asociarse a la accesibilidad en casas particulares. Sin embargo, estas soluciones también son muy útiles en comunidades de vecinos. De hecho, en la mayoría de los edificios antiguos de nuestro país, las sillas salvaescaleras son la mejor, y en muchas ocasiones, la única opción. ¿Qué es una silla salvaescaleras? Como su nombre bien indica, una silla salvaescaleras es una silla móvil que salva tramos de escalera de todo tipo: rectos, curvos, en espiral, etc. El objetivo de estas soluciones es facilitar la segura subida y bajada de escalones para las personas de movilidad reducida, que tengan la capacidad de transferirse por sí solas de su silla de ruedas a la silla salvaescaleras. ¿Las sillas salvaescaleras requieren muchas obras? En absoluto. La instalación de una silla salvaescaleras es muy rápida ya que no se precisa ningún tipo de obras. Simplemente es cuestión de seleccionar el modelo de silla que mejor se alinee con el espacio, las dimensiones, el recorrido,  la ubicación (exterior o interior), etc., y nuestros técnicos la instalan en muy poco tiempo y sin ninguna complicación.   2: Plataformas salvaescaleras Si el usuario se desplaza en silla de ruedas y no tiene capacidad propia para trasladarse de esta a la silla salvaescaleras, esta es tu opción ideal. A diferencia de las sillas salvaescaleras, las plataformas disponen de una base o superficie recta para que la persona con movilidad limitada pueda subir a este sin tener que salir de su silla de ruedas. Con una capacidad aproximada de hasta 250 kg, la mayoría de las plataformas salvaescaleras incluso se utilizan para transportar pequeñas cargas, como paquetes pesados,  pequeños muebles, bombonas de gas, etc. Las plataformas salvaescaleras se instalan siguiendo el recorrido de la escalera o el desnivel en el edificio o espacio exterior. Y aunque puede parecer una instalación aparatosa, en realidad no es más que una serie de guías fijadas en los peldaños y en la misma pared, sin apenas necesidad de reformas o cambios en la arquitectura del espacio. Algunas de las plataformas elevadoras que ponemos a tu disposición en Bidea, incluso pueden plegarse fácilmente al no ser utilizadas, maximizando la reducción de espacio para la comunidad. Y si se trata de escaleras estrechas, muchos de los modelos en el catálogo Bidea incluso cuentan con versiones en tamaño reducido.     3: Elevadores de corto recorrido Un elevador vertical o un elevador de corto recorrido es un sistema salvaescaleras diseñado para salvar espacios de hasta 3 metros. ¿Qué tipos de problemas de accesibilidad resuelve el elevador de corto recorrido? Desde el desnivel de entrada que encontramos en tantas comunidades de vecinos, hasta todo tipo de escalones y desniveles en edificios públicos, espacios exteriores, residencias de ancianos, locales comerciales, y muchas otras ubicaciones. ¿Son difíciles de instalar? A diferencia del ascensor tradicional, el elevador de corto recorrido se instala fácilmente ya que tan solo necesitan un foso de pocos centímetros. Algunos incluso tienen la opción de instalación sin foso. Otro punto a su favor es que, afortunadamente, el precio de esta alternativa es mucho más económica que el de los ascensores tradicionales. El coste de un elevador vertical depende de muchos factores como la distancia a recorrer, la altura, las dificultades del espacio y las dimensiones y acabados del elevador. Pero, piensa que en Euskadi tienes toda una serie de subvenciones y prestaciones a tu disposición que han sido destinadas para la eliminación de las barreras arquitectónicas del entorno. Dependiendo de la localidad, existen una serie de ayudas distintas, por ello, es importante que solicites información a tu ayuntamiento. Además, los elevadores verticales en el catálogo Bidea consumen poco e incurren muy pocos gastos de mantenimiento. La mayoría de los modelos permiten personalizarse para integrarse al diseño y formato del espacio en el que se instalan. ¿Quieres más información sobre estas alternativas al ascensor? El equipo Bidea estará encantado de resolverte cualquier duda adicional que no hayamos resuelto en este artículo. Y si necesitas que un miembro de nuestro equipo técnico te visite personalmente y te oriente de manera totalmente gratuita hacia la alternativa al ascensor más adecuada a tu situación o a la de vuestra comunidad, ¡no tienes más que decírnoslo! Concierta cita con uno de nuestros técnicos en soluciones de accesibilidad llamándonos al 943 63 01 14 o escribiéndonos en info@bidea.es. Estamos para ayudar.

Leer más

Poste eléctrico

¿Una silla salvaescaleras consume mucha electricidad?

Con el aumento desmedido actual de los precios de la electricidad ¿debes dejar de utilizar con frecuencia tu silla salvaescaleras para reducir tu factura de la luz? La respuesta, en este artículo. Llega el verano del 2022 y, ¡los precios de la electricidad se disparan! La factura de la luz, como tantas otras facturas, es cada vez más cara y dolorosa. ¿El motivo? ¡Hay tantos! Sin embargo, en líneas muy generales, tu factura de la luz está subiendo porque el precio de otras materias primas ha subido radicalmente, en el caso del gas, provocado por la guerra entre Rusia y Ucrania. Por eso, y por muchas otras razones, estamos viendo los desproporcionados precios de hoy. Y por eso, los consumidores somos cada vez más conscientes del uso y el consumo que hacemos de la electricidad. Incluido el uso de algo tan necesario como una silla salvaescaleras. ¿Debes dejar de utilizar con frecuencia tu silla salvaescaleras para reducir tu factura de la luz? ¿Puede una silla salvaescaleras influir considerablemente en la subida de tu factura eléctrica? La respuesta a todas estas preguntas es sencilla, y la compartimos en este artículo... Pero, para que respires tranquil@, recuerda lo siguiente: el gasto de tu silla salvaescaleras es mínimo y tiene una repercusión imperceptible en tu consumo de electricidad. ¿Mejor? Entonces, ¡seguimos con los detalles! Descubre a continuación cuánta luz consume la silla salvaescaleras que tienes instalada en tu casa y/o comunidad.   Los nuevos precios de la luz desde junio del 2021 ¿Sabías que tu factura de la electricidad depende desde el 1 de junio del 2021 del consumo que hagas en las nuevas tres franjas horarias? ¿Qué significa eso? Significa que, según a qué hora consumas, la luz te va a costar más o menos. Es decir: Hora valle: entre 00:00 y 8:00 de la mañana (incluidos fines de semana y festivos). Esta es la franja más asequible por ser las horas con menor demanda. Hora llana: de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00h y de 22:00 a 00.00, entre semana. Hora punta: de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00, entre semana. Esta es la franja más cara, por ser las horas con mayor demanda. Tener estos horarios claros, te puede ayudar a reducir el consumo de electricidad y la cifra final en tu factura. Pero, es importante que conozcas también que la factura de la luz puede ser de dos tipos, dependiendo del contrato que tengas con tu proveedor: del mercado libre si tiene un precio fijo anual o del mercado regulado si la energía tiene un precio variable que cambia diariamente, o el conocido como “Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor” (PVPC). Se calcula que en España 11 millones de hogares están vinculados a este tipo de mercado. ¿Cómo sabes de qué tipo es tu contrato? Fíjate qué pone en la parte “Datos” de tu factura. Sin embargo, sea cual sea tu tipo de factura, siempre vas a pagar dos conceptos diferentes: Costes regulados o Peajes: los precios que regula directamente el Gobierno Precio de la energía, que dependerá del mercado de la electricidad si tu tarifa es del tipo variable o PVPC. Otra consideración importante para tener en cuenta es que no hay un único mercado eléctrico sino muchos. El más importante es el mercado diario desde el que se gestiona alrededor del 80% de la energía que consumimos. Cada día, OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Energía) organiza una subasta que establece el precio de la electricidad del día siguiente para cada una de las 24 horas del día. Por eso es difícil saber cuánto subirá tu factura de la luz, porque en gran parte depende de la subasta. Pero, lo que sí que sabemos es que, desde el nuevo cambio tarifario en junio del 2021, el precio de la luz ha subido un 41%. ¿Puedes reducir tu factura de la luz minimizando el uso que haces de tu silla salvaescaleras? Como te contamos a continuación, tu silla salvaescaleras tiene un impacto mínimo en tu factura de la luz. ¡Sigue leyendo!   Pero ¿Cuánta luz gasta una silla salvaescaleras? Como bien sabes, una silla salvaescaleras es un sistema de transporte de muy fácil uso que facilita la subida y bajada de escaleras a personas con movilidad reducida. El equipo de Bidea lleva más de dos décadas instalando sillas salvaescaleras y otra gama de soluciones prácticas de accesibilidad en los hogares de toda España, y tanto nuestra experiencia como la de nuestros clientes confirma que las sillas salvaescaleras es uno de los aparatos que menos electricidad consume en un hogar. ¿Necesitas cifras exactas? Estas son las medias de consumo anuales de los electrodomésticos más comunes en los hogares españoles: Lavavajillas: 246kwh anuales (0.028kw cada hora) Secadora: 255kwh anuales (0.029kw cada hora) Lavadora: 255kwh anuales (0.029kw cada hora) Televisor: 263kwh anuales (0.03kw cada hora) Nevera: 662kwh anuales (0.07kw cada hora) ¿Y tu silla salvaescaleras? ¿Cuál es el consumo de tu silla salvaescaleras? En funcionamiento, tu silla salvaescaleras consume 24 vatios por hora o 0.024kw. En el improbable caso de que empleases la silla durante una hora para subir y bajar escaleras, estarías consumiendo durante ese tiempo 0.005€ (si tomamos como precio medio el 0.222€ el kW, el precio en España de un día entre semana). En otras palabras: todos esos electrodomésticos que estás usando cada día en tu hogar consumen mucho más que tu silla salvaescaleras. ¿La nevera? ¡Todo el día encendida! ¿La TV? ¡Un montón de horas! ¿La lavadora? ¿El lavaplatos? ¡Ciclos de hora, hora y media! ¿Tu silla salvaescaleras? La ocasional subida y bajada. ¿Conclusión? ¡Tu factura de la electricidad apenas va a reflejar el consumo de tu silla salvaescaleras Bidea! ¿Sigues teniendo alguna duda sobre el consumo eléctrico de tu silla salvaescaleras o sobre cualquiera de las soluciones salvaescaleras en la gama Bidea? No dudes en llamarnos al 943 63 01 14 o escribirnos a info@bidea.es y estaremos encantados de resolvértelas. Estamos para ayudar.  

Leer más

¿Silla o plataforma salvaescaleras?

¿Silla o plataforma salvaescaleras? ¡No puedo decidir!

¿Estás pensando en instalar una solución salvaescaleras en casa o en vuestra comunidad y no sabes en qué se diferencian las diversas opciones en el mercado? Te entendemos perfectamente. Identificar e instalar el sistema salvaescaleras que mejor encaja con las necesidades de cada persona y comunidad no es sencillo, pero lo será al informarte acerca de las diferencias y los beneficios que cada tipo de solución puede aportar a tu vida. En este artículo compartimos toda la información que necesitas para selecciones la solución salvaescaleras ideal para ti y las personas de tu círculo social. Sillas salvaescaleras: ¿qué son y para quién están pensadas?  Las sillas salvaescaleras son un sistema de elevación muy versátil que se suele instalar en las casas particulares de personas con movilidad reducida para ayudarles a solventar algún tipo de barrera, normalmente escaleras. Este tipo de solución salvaescaleras está diseñado para trasladar a una persona única, y son ideales para hogares de personas mayores y con movilidad reducida. Requieren muy poco espacio, tanto para subirse o bajarse de ellas. Se instalan rápidamente sin necesidad de hacer obras, lo cual las convierte en una de las soluciones salvaescaleras más populares del mercado para espacios privados reducidos. Además, es importante recordar que las sillas salvaescaleras se adaptan a todo tipo de necesidades y espacios, tanto si son ¡en forma de curva, de espiral o de caracol! Y, ¿a nivel de consumo?   ¿Consume mucho una silla salvaescaleras? No. Consume tanto como cualquier otro electrodoméstico casero. Y sus gastos de mantenimiento son mínimos.   ¿Son seguras las sillas salvaescaleras? ¿Con qué sistemas de seguridad cuentan las sillas salvaescaleras? Todos los sistemas de elevación en el catálogo Bidea están diseñados y homologados sobre la base de la Directiva de Máquinas 2006/42 CE y conforme con lo dispuesto por la Directiva Europea 73/23/CEE de Baja Tensión y la Directiva Europea 89/336/CEE relativa a la Compatibilidad Electromagnética. ¿Qué significa esto para ti? Significa que tú, nuestro usuario/a siempre tienes la certeza de que la silla salvaescaleras que utilizas es especialmente segura y fiable. Además, nuestras sillas salvaescaleras cuentan con innovadores elementos de ingeniería que te permiten tener máximo control en todo momento: El raíl cuenta con unos soportes que se fijan a los peldaños (suelo) con la sujeción específica para cada tipo de escalera (metal, mármol, granito, madera, etc.) de la manera más segura posible... Cinturón de seguridad, manual o retráctil, mantiene al usuario/a firmemente sentado en posición hasta el final de su trayectoria. Los sensores de seguridad están diseñados para detener la silla salvaescaleras en el raro evento de que se encontrase con un obstáculo durante el trayecto. Todas nuestras sillas salvascaleras viajan a una velocidad extremadamente segura, entre 0.10 m/s y 0.15m/s, que es el máximo permitido por normativa. Los asientos de las sillas salvaescaleras Bidea pueden rotarse (o bien manual o automáticamente) de manera que el usuario puede sentarse o levantarse de manera fácil y segura. La autonomía de la batería depende del uso que se le dé antes de volver a cargarla, aunque normalmente suele rondar los 10 recorridos.Si se produce un corte de suministro eléctrico la silla seguirá funcionando temporalmente sin batería hasta trasladar a la persona a su destino o volver al punto de retorno.Además, disponen también de un sistema de bajada de emergencia en caso de avería.   Las sillas salvaescaleras Bidea pueden encenderse o apagarse con una llave de seguridad para evitar que los peques de la casa jueguen con el dispositivo.   ¿Qué ocurre cuando la persona no es capaz de subirse por su cuenta o trasladarse desde su silla de ruedas a la silla salvaescaleras? En esos casos necesitamos otra solución salvaescaleras. Plataformas salvaescaleras De mayor tamaño que las sillas salvaescaleras, estos sistemas salvaescaleras facilitan el desplazamiento de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida en espacios públicos interiores o exteriores. Normalmente consisten en una plataforma de diferentes dimensiones y características, que se integra discretamente a la arquitectura del edificio o espacio público, sin instalaciones complicadas, obras ni cables de conexión. Todos los modelos que encontrarás en Bidea son fácilmente plegables.   ¿Para quién están pensadas las plataformas salvaescaleras? El objetivo de las plataformas salvaescaleras es ofrecer autonomía de movimiento a la persona que se desplaza en silla de ruedas y/o la persona que no puede trasladarse a una silla salvaescaleras como las que hemos descrito en el apartado anterior por cuenta propia. La mayoría de ellas cuenta con un asiento abatible, lo cual las hace idóneas para personas mayores que se desplazan independiente pero inestablemente (con bastón o caminadores), y quieren sentarse durante el trayecto de subida o bajada. Es decir, las plataformas salvaescaleras están pensadas para la persona que necesita subir o bajar las escaleras en un espacio, generalmente, público como la comunidad en la que vive, instituciones públicas, cines, estadios, transporte público, etc. con la mayor facilidad y seguridad posible.   ¿Dónde se instalan las plataformas salvaescaleras? Las plataformas salvaescaleras pueden integrarse a cualquier tipo de entorno interior y exterior, sin apenas ninguna reforma, con la única condición de que exista suficiente espacio para poder extenderse la plataforma, y esta sea fácilmente accesible para la persona en silla de ruedas. Además, y gracias a las múltiples opciones de aparcamiento en ángulo de la mayoría de las plataformas salvaescaleras, apenas ocupan espacio en la zona de paso en comunidades. ¿Pueden instalarse en espacios curvos? Desde luego, siempre que exista suficiente espacio para que la persona en silla de ruedas pueda acceder fácilmente a la plataforma.   ¿Son seguras las plataformas salvaescaleras? Hace casi dos décadas que te ofrecemos plataformas fabricadas con materiales de primera calidad que cumplen todas las normativas europeas vigentes. Antes de desplazarse por primera vez, el usuario tiene la opción de leer detenidamente acerca de los mecanismos de seguridad de nuestras plataformas: desde la manipulación a las rampas de acceso, hasta su plegado y desplegado, y, sobre todo, ¿Cómo evitar el riesgo de caída? Los movimientos de nuestras plataformas salvaescaleras son muy suaves y pausados. A efectos de velocidad, las plataformas registran velocidades muy similares a las de las sillas salvaescaleras. Y, aunque la capacidad de carga de las plataformas es mayor al de las sillas, según tanto el consumo eléctrico como el precio de estas dos soluciones son muy similares. ¿Y en caso de corte de corriente? Como comentábamos en el caso de las sillas salvaescaleras, las plataformas Bidea funcionan con batería de una autonomía de normalmente 10 recorridos. Al producirse un corte de suministro eléctrico la plataforma salvaescaleras continúa funcionando sin batería hasta trasladar a la persona a su destino o volver al punto de retorno. Además, todos los sistemas de accesibilidad Bidea disponen de un sistema de bajada de emergencia en caso de avería. ¿Las plataformas salvaescaleras son difíciles de usar? En absoluto. La mayoría de los dispositivos en el mercado cuentan con un sistema sencillo y automatizado de uso muy intuitivo. ¿Aún te queda algunas dudas acerca de nuestras sillas y plataformas salvaescaleras? Estaremos encantados de resolvértelas en el 943 63 01 14. Cuéntanos tus dudas y concertaremos una cita para que nuestros técnicos especialistas en soluciones de movilidad analicen tu espacio y las barreras a las que te enfrentas. En breve, te propondrán la solución más segura y eficaz en un presupuesto gratis totalmente personalizado a tus necesidades. Nuestra misión es poder contribuir a mejorar radicalmente tu día a día. Así que, llámanos al 943 63 01 14 o envíanos un email a info@bidea.es con cualquier duda sobre soluciones salvaescaleras que te surja. ¡El equipo de Bidea está siempre encantado y dispuesto a ayudarte! ¡Te esperamos!  

Leer más

Mando silla salvaescaleras Curve

Por qué son importantes los mandos y dispositivos de accionamiento de sillas salvaescaleras

¿Mandos a distancia para soluciones salvaescaleras? Es muy probable que nunca se te hubiese ocurrido que el sistema salvaescaleras que estás pensando instalar en la vivienda de tu familiar, viene acompañado de mandos y dispositivos de accionamiento. Y que estos, pudiesen ser importantes. Y, efectivamente, lo son. Porque sin el mando a distancia de los sistemas salvaescaleras tu ser querido no podría desplazarse de forma remota desde cualquier nivel de su hogar. Tiene lógica, ¿verdad? Si la persona está arriba y el sistema salvaescaleras se encuentra abajo, por el motivo que sea, ¿cómo va a bajar esas escaleras? En este artículo te explicamos el importante papel que este humilde dispositivo juega en la movilidad de las personas mayores, qué tipo de mandos a distancias para salvaescaleras existen, y mucho más. ¿Qué son las soluciones salvaescaleras? La gama de soluciones salvaescaleras en Bidea es extensa, pero todos nuestros sistemas están diseñados para facilitar el desplazamiento entre niveles diversos de personas con movilidad reducida y personas mayores. Las características de cada sistema dependen principalmente del tipo de inmueble, de las necesidades de la persona y de si el dispositivo debe instalarse en interiores o exteriores. Sin embargo, hoy queremos dejar de lado las soluciones que solemos instalar en espacios públicos, para centrarnos en las sillas salvaescaleras que ubicamos mayoritariamente en las residencias privadas de nuestros clientes. Las sillas salvaescaleras son un sistema de elevación muy versátil que se suele instalar en los hogares de las personas con movilidad reducida para ayudarla a solventar cierto tipo de barreras, normalmente escaleras. Son ideales para personas mayores y con movilidad reducida, y se instalan tanto en tramos rectos como tramos curvos, rápidamente y sin necesidad de hacer obras.   ¿Por qué las sillas salvaescaleras necesitan mandos a distancia?  Los mandos a distancia son necesarios para poder accionar el sistema salvaescaleras desde cualquier nivel. Normalmente, se coloca un mando en el nivel superior y otro en el nivel inferior para que la persona puede acceder a este en caso de que se encuentre en el nivel opuesto. Si la silla está en la planta baja y la persona se encuentra en el primer nivel, no tiene más que pulsar el mando a distancia para hacer que la silla se traslade automáticamente al piso donde se espera. ¿Cómo es el mando a distancia de una silla salvaescaleras? Como imaginarás, los mandos a distancia de las sillas salvaescaleras han sido diseñados para que la persona mayor o la persona con discapacidad pueda emplearlo con máxima comodidad y facilidad. Normalmente tienen un diseño muy práctico que incorpora botones de gran tamaño que hace que las personas con problemas de vista o de movilidad en las manos puedan identificar y pulsar fácilmente. El mando a distancia se ubica en un soporte que se instala en un punto de la pared cercano a la silla, de esta manera, nos aseguramos de que esté siempre a la vista y no pueda perderse. ¿Que prefieres dejarlo sobre la cajonera que tienes junto a las escaleras? Donde tú prefieras. Lógicamente, tienes la opción de posicionar el mando a distancia de tu silla salvaescaleras donde a ti o a tu ser querido, os resulte más cómodo. Además de los dos botones de subida y bajada, las sillas que disponen de un “aparcamiento” superior a la zona de parada, presentan un tercer botón que permite al usuario enviar la silla al espacio donde más allá de la zona de paso donde no moleste a nadie. ¿Qué son los accionamientos en la silla salvaescaleras? El accionamiento en la silla salvaescaleras es el dispositivo en el reposabrazos de la propia silla que complementa al mando a distancia en su labor de desplazar la silla hacia la dirección que el usuario indica. Los dispositivos de accionamiento en el reposabrazos son de uso muy fácil e intuitivo: con tan solo mover el interruptor hacia la dirección queremos desplazar la silla hay suficiente. Cuando la silla salvaescaleras tiene la opción de desembarque automático, el dispositivo de accionamiento también incluye la posibilidad de giro automático. La gran mayoría de los modelos en el catálogo de sillas salvaescaleras Bidea te permiten seleccionar el lado en el que prefieres colocar el interruptor de accionamiento, siempre facilitando la vida de las personas mayores y/o con discapacidad. Botón en reposabrazos para accionar la silla salvaescaleras ¿Qué ventajas tienen los mandos inalámbricos para sillas salvaescaleras? ¡Imagina! Los mandos a distancia de las sillas salvaescaleras ofrecen muchas ventajas a los usuarios: Es posible aparcar la silla en zonas superiores donde no represente una molestia para otros usuarios de las escaleras. Gracias a los mandos a distancia, pueden utilizar la silla salvaescaleras varios usuarios en una misma vivienda, independientemente de en qué nivel se encuentre aparcada la silla en ese momento. Si la silla se usa en comunidades de vecinos, no hay más que llamar al piso donde se necesita con el control remoto. Mandos a distancia Bidea: soluciones salvaescaleras con más control y seguridad   Como has podido comprobar en este artículo, todas nuestras soluciones salvaescaleras incorporar la última tecnología con el único objetivo de mejorar la experiencia de nuestros usuario/as. Queremos eliminar los problemas de accesibilidad en los hogares de tantas personas, y queremos que todas las personas mayores y/o con discapacidad que empleen nuestros sistemas salvaescaleras se sientas cómodos y seguros en todo momento. Por eso, te invitamos a que explores el catálogo de soluciones salvaescaleras Bidea. Llevamos casi dos décadas facilitando mayor independencia, seguridad y comodidad para personas con movilidad reducida. Dos décadas ayudándoles a solventar los difíciles accesos que estas personas encuentran cada día en sus hogares y en espacios públicos. Llevamos casi dos décadas haciéndoles felices. Y eso, para nosotros, no tiene precio. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si crees que podemos ayudarte a tomar tu decisión!

Leer más

Merkatuan prest adinberri

Participaremos en el evento «Merkatuan prest» organizado por la fundación Adinberri

El 16 de junio participaremos en la primera edición de “merkatuan prest” organizada por Adinberri, fundación para el impulso de la “silver economy”. Será un evento que aúna a varias entidades de Euskadi, tanto del ámbito público como del privado, dedicadas al sector del mayor. Este evento cuyo fin es conectar e identificar las iniciativas de innovación de las diferentes empresas de Euskadi, pretende abastecer la demanda actual y futura, del envejecimiento y cuidados de calidad. En Bidea nunca hemos dejado de buscar la mejora continua y ampliar nuestra gama de productos/servicios. Además de seguir con nuestras soluciones de accesibilidad, un campo en el que la experiencia de casi 20 años de arduo trabajo nos ha hecho expertos, estamos en búsqueda activa de nuevas soluciones para las necesidades actuales y futuras en lo relativo a la mejora de calidad de vida de nuestros mayores. Es un reto interesante e inspirador y esperamos conseguir ideas y colaboraciones innovadoras en este encuentro organizado por Adinberri que impulsen este proyecto. Para más información sobre el evento, pincha aquí. No te pierdas nuestras próximas novedades publicadas en nuestra web y redes sociales. Bidea, que nada te detenga.

Leer más

prevenir accidentes domésticos

Cómo prevenir accidentes domésticos de personas mayores

No estás sol@. Son muchas las personas que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas mayores en su vida y les gustaría prevenir accidentes. De hecho, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, a fecha 1 de enero de 2021, la población mayor de 64 años en España ascendía a 9,38 millones de personas, cifra que representa un incremento entre 2002 y 2021 de más de dos millones de habitantes. Es decir, más del 20% de nuestra población está expuesta a diario a accidentes que son consecuencia del proceso inevitable de envejecimiento, la pérdida de agilidad y capacidad motriz. Afortunadamente, muchos de esos accidentes domésticos pueden evitarse, y con ellos las lesiones provocadas, y la ansiedad que provocan en las personas mayores, y en los que nos preocupamos por ellos. ¿Cuáles son los accidentes domésticos más comunes en las personas mayores? 1. Caídas en la tercera edad Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente el 28-35% de las personas mayores de 65 y más caen cada año en todo el mundo. Esta cifra aumenta al 32-42% para los mayores de 70 años. La frecuencia de las caídas aumenta con la edad y con el nivel de fragilidad de la persona mayor. En España, el estudio publicado por la Junta de Andalucía sobre la Prevención de Caídas en Personas Mayores, confirma un dato verdaderamente impactante: las caídas causan el 70% de las muertes en personas mayores de 75 años. Las caídas en personas de la tercera edad no solo dejan graves y obvias consecuencias físicas, sino también psicológicas, ya que un anciano que ha tenido un accidente grave de este tipo desarrolle miedo a llevar a cabo las actividades más sencillas de su día a día, limitando su independencia y confianza en sí mismo. ¿Qué podemos hacer para evitar caídas en personas de la tercera edad? Asegúrate de que: No se desplacen en suelos mojados No haya objetos o cables en el suelo que puedan provocar tropiezos Las escaleras en sus hogares cumplen con todos los requisitos necesarios para poder bajar y subirlas con tranquilidad Quemaduras en la tercera edad Uno de los problemas más comunes y graves de la tercera edad: la quemadura provocada por un sencillo descuido en casa. Son muchos los casos de quemaduras en personas mayores que hierven agua, cocinan, planchan, caen sobre una estufa o intentan utilizar el horno. ¿Qué podemos hacer para evitar quemaduras en las personas de la tercera edad? Intentaremos evitar el uso de braseros, chimeneas y estufas de butano. Haremos lo posible para que esa persona no fume nunca en la cama o en el sofá. De hecho, nuestra prioridad será hacer todo lo posible para que deje de fumar. Intentaremos evitar calentar líquidos en el microondas, ya que suelen estar más calientes que el recipiente que los contiene. Recordaremos la importancia de nunca dejar cazos o sartenes en el fuego ni aparatos eléctricos encendidos al salir de casa, incluso pondremos recordatorios escritos en lugares estratégicos si fuese necesario. Instala detectores de humo y gas en casa, y nos aseguraremos de que un técnico revise estas instalaciones periódicamente.   1.      El baño: una zona de alto riesgo para las personas de la tercera edad   No hace falta que recalquemos que el baño es uno de los espacios más peligrosos de la casa para nuestros mayores. Los suelos suelen estar mojados... Hay poco espacio para moverse libremente... Hay muchos objetos, y algunos peligrosos, en un espacio reducido... Las siguientes medidas de seguridad protegerán a las personas mayores en tu vida, y evitarán males mayores: Coloca esteras de succión antideslizantes o de caucho o silicona en el fondo del baño y/o ducha, y al lado de estos, para evitar caídas. Asegúrate de que el grifo tiene una única llave monomando para mezclar el agua caliente y la fría. Gradúa la temperatura en su calentador de agua a 49°C para prevenir quemaduras. Prepara un asiento o banco donde sentarse cuando tomen su ducha. Eleva la altura del asiento del retrete para prevenir caídas. Nunca se deben usar los toalleros como barras para agarrarse ya que no están diseñados para aguantar el peso de una persona mayor. Si es necesario, instala barras, siempre en forma vertical u horizontal a la pared, no diagonal. Y, sobre todo, es importante que el suelo no esté húmedo y asegurarse de que no haya alfombras que entorpezcan el camino.   Intoxicaciones en personas mayores Un riesgo que no se suele tener en cuenta, las intoxicaciones en el hogar son uno de los motivos más frecuentes de accidentes de nuestros mayores. Se han identificado dos problemas principales: el consumo de medicamentos y la inhalación de gas. ¿Cómo evitamos este tipo de accidentes en personas mayores? Evita que guarden medicamentos no prescritos por el médico. Es importante que la persona mayor sepa para qué sirve cada medicamento que toma, la dosis y el número de veces que tiene que tomarlo. Es recomendable hacerles una lista, e incluso programarles las correspondientes alarmas, con los medicamentos y los horarios de tomas, y colgarlo en un lugar visible. Revisa siempre las fechas de caducidad, y descarta los que hayan vencido. Las instalaciones del gas deben ser revisadas periódicamente por un técnico autorizado. No se deben cubrir ni obstruir las rejillas de ventilación con ropa u otros objetos. Es importante ventilar a diario las habitaciones donde la persona mayor tenga estufas o braseros. Es muy recomendable instalar un detector de gas en casa de la persona mayor en nuestras vidas. Los productos de limpieza deben almacenarse siempre separados de los alimentos, y se deben respetar siempre las indicaciones de seguridad de la etiqueta. Estas son las principales causas de accidentes en nuestros mayores. Existen otros instrumentos que solemos tener en casa, y que pueden representar un peligro para ellos, como los cuchillos afilados, electrodomésticos antiguos que pueden provocar cortocircuitos, etc. Como medidas generales de seguridad y prevención de accidentes en las personas mayores, recuerda las siguientes pautas. Pautas generales para evitar accidentes de personas mayores Iluminación: emplea bombillas que iluminen adecuadamente sus espacios, y recordarles que no deben andar a oscuras. Suelos: procura que el suelo esté bien anivelado y no haya superficies resbaladizas. Alfombras: mejor evitarlas, pero si son necesarias, procura que estén bien fijadas. Calzado: evita el uso de zapatos de tacón alto, y recomiéndales siempre zapatos cómodos, bien ajustados a su pie, con suela de goma. Pasillos: se debe eliminar cualquier obstáculo, y asegurarse de que estén suficientemente iluminados. Baño: muy recomendable eliminar cualquier bañera de acceso alto por un plato de ducha a nivel de suelo y antideslizante, e instalar barras de sujeción dentro de la ducha y al lado del lavabo. Cocina: debemos prestar atención a los objetos afilados y calientes, manteniéndolos guardados adecuadamente cuando no se usen. Estufas y calentadores: evitar poner ropa muy cerca que provoque un incendio. Aparatos eléctricos: evitar enchufar muchos aparatos en el mismo interruptor, y utilizar aparatos con cables en mal estado. Fumar: el mejor consejo para personas mayores es que dejen de fumar, pero si se niegan, hay que asegurarse de que no fumen en interiores, sobre todo en la cama o en el sofá. Medicamentos: hay que tener su medicación controlada, bien documentada, y en su envase original, siguiendo siempre las indicaciones de un profesional sanitario. Alimentación y comidas: prestaremos especial atención a la fecha de caducidad de los alimentos, frescos, precocinados, y abandonados en la nevera durante varios días. Si a nuestros mayores les cuesta tragar, encontraremos una dieta adecuada. Avisador: un dispositivo ideal para personas mayores o con movilidad reducida que viven solas. Si la persona cae y se encuentra sola, no tiene más que apretar el botón del avisador para comunicarse con el servicio de emergencias. Escaleras: toda escalera deberá tener las dimensiones adecuadas y un pasamanos de ayuda.Si la persona no pudiese acceder a otro piso por su cuenta, se puede estudiar la posibilidad de instalar una solución salvaescaleras que les permita desplazarse cómodamente de una planta a la otra. Para que te hagas una idea, estos son algunos de los modelos en la gama de salvaescaleras Bidea: Salvaescaleras V59 de Bidea con asientos de cuero sintético giratorios manuales en la llegada al piso superior. La Plataforma Salvaescaleras V65, la plataforma más robusta del mercado, equipada con brazos, bandejas y asiento plegable. Puede instalarse en cualquier tipo de escalera, tanto de tramo recto con o sin cambios de pendiente como con curvas en el interior o en intemperie. Plataforma Vertical A28 instalada en interiores y exteriores por todo San Sebastián. Se adapta a escaleras estrechas y ocupa poco más de 1m. Ascensores de velocidad reducida: una solución perfecta para viviendas unifamiliares. Tenemos muchas otras opciones a tu disposición. Llámanos al 943 63 01 14 o escríbenos en info@bidea.es y solicítanos presupuesto gratis y sin compromiso. Nuestro equipo estará encantadísimo de escuchar tus necesidades y compartir sus sugerencias y conocimiento en tema de instalaciones de salvaescaleras. ¿Necesitas más información sobre uno de los modelos en nuestra web? Estamos para ayudar.

Leer más

Accesibilidad en segundas residencias y casas de vacaciones

¿Estás pensando en remodelar tu residencia para convertirla en propiedad turística? ¿Dudas si te vas a ver obligado/a a llevar a cabo reformas que garanticen la accesibilidad de todos tus clientes? La respuesta es muy sencilla, y está claramente estipulada por la Ley. En este artículo te explicamos todos los pasos que debes dar para asegurar la accesibilidad en segundas residencias y casas de vacaciones. ¡Sigue leyendo! ¿Qué entendemos por “accesibilidad”? Para muchos, la accesibilidad es simplemente la característica que permite el acceso a un espacio a personas con movilidad disfuncional. Pero, en realidad, la accesibilidad es mucho más que eso. La accesibilidad no debe relacionarse únicamente a una sola cosa o producto. Cuando decimos que un espacio es accesible, estamos hablando de una cadena de accesibilidad, es decir, la posibilidad de aproximarse, acceder, usar y salir de todo espacio o recinto con independencia, facilidad y sin interrupciones. Si el usuario ve truncada alguna de las tres anteriores acciones (aproximación, uso o salida), el espacio deja de ser accesible. En otras palabras, si tu casa rural tiene una rampa de entrada, pero está compuesta por pasillos y puertas estrechas que imposibilitan el fácil movimiento del usuario en silla de ruedas, tu casa rural no es accesible. ¿Qué dice la Ley sobre la accesibilidad? Antes de pasar a la Ley, es importante recordar que la accesibilidad es un derecho universal, y un principio de la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad. La adopción de este documento jurídico vinculante aprobado el 13 de diciembre de 2006 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, representa una obligación hacia los Estados a “adoptar y desarrollar políticas de no discriminación y medidas de acción en favor de los derechos de las personas con discapacidad específicamente, así como a adaptar sus ordenamientos jurídicos para que puedan hacer valer sus derechos, reconociendo su igualdad ante la ley y la eliminación de cualquier tipo de práctica discriminatoria”. A la obligación moral se suma la imposición por Ley asignada tanto por la Ley de Accesibilidad Universal, como por la Ley de Propiedad Horizontal. La Ley de Accesibilidad Universal indica claramente la obligación para los propietarios de comunidades de vecinos de “adecuar los espacios comunitarios a personas con discapacidad motriz”. De esta ley se deduce que el recinto comunitario debe adecuarse con rampas, ascensores o salvaescaleras para que las personas con discapacidad funcional puedan transitar cómodamente. Por otro lado, la Ley de Propiedad horizontal, recalca la obligación claramente expuesta por la Ley de Accesibilidad Universal de adecuar los accesos e instalaciones comunitarias de comunidades de vecinos, e incluso entra en detalles prácticos acerca de quién corre a cuenta de las obras, y cuál es el proceso de contribución. El siguiente extracto expone estos detalles: Artículo diez. Punto 1, apartado B: Tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios, impliquen o no modificación del título constitutivo o de los estatutos, y vengan impuestas por las Administraciones Públicas o solicitadas a instancia de los propietarios, las siguientes actuaciones: b) Las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal y, en todo caso, las requeridas a instancia de los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años, con el objeto de asegurarles un uso adecuado a sus necesidades de los elementos comunes, así como la instalación de rampas, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación con el exterior, siempre que el importe repercutido anualmente de las mismas, una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. No eliminará el carácter obligatorio de estas obras el hecho de que el resto de su coste, más allá de las citadas mensualidades, sea asumido por quienes las hayan requerido. También será obligatorio realizar estas obras cuando las ayudas públicas a las que la comunidad pueda tener acceso alcancen el 75% del importe de las mismas”.   ¿Es necesario facilitar la accesibilidad en segundas residencias y casas de vacaciones? Imaginamos que habrás leído el párrafo que indica que la persona debe “vivir, trabajar o prestar servicios voluntarios”, y dudarás si incluye también la persona con discapacidad que vive temporalmente en tu segunda residencia o casa de vacaciones. Efectivamente, la incluye. Porque, aunque viva por un período corto de tiempo, esa persona vive allí y requiere acceso a todas las instalaciones de esa residencia para llevar a cabo su día a día con absoluta comodidad. ¿Cómo puedes garantizar la accesibilidad en tu segunda residencia o casa de vacaciones? No te preocupes, tienes diversas opciones, y todas ellas no necesariamente costosas. 1.       Mejora la accesibilidad de tu residencia turística con barandillas y rampas   El primer paso hacia la creación de espacios accesibles es el impuesto por la normativa del Código Técnico de Edificación (CTE). Te invitamos a que leas detenidamente este documento, ya que regula y estandariza en gran detalle las normas básicas para edificios y los procesos, que te ayudarán a garantizar la accesibilidad para personas con movilidad reducida en tus propiedades. En concreto, y en relación con la instalación de barandillas y rampas en tu residencia turística, recuerda estas normativas básicas, que aplican tanto en hogares privados como en comunidades de propietarios: Las escaleras de una altura superior a 55 cm deberán contar con un pasamanos. Si las escaleras tienen una anchura igual o superior a 120 cm deberá instalarse un pasamanos a ambos lados. Las escaleras utilizadas por niños, personas de la tercera edad o con discapacidad deben tener tabica. Una rampa de hasta tres metros debe tener una pendiente no superior al 10%. Si la rampa es de 3 a 6 metros, la pendiente debe de ser de un 8%. Si la rampa tiene una longitud superior a los 9 metros, deberá crearse un rellano intermedio. 2.       Mejora la accesibilidad de tu espacio turístico con sistemas salvaescaleras   ¿Qué es un sistema salvaescaleras? Como bien indica la palabra, una solución salvaescaleras es un mecanismo diseñado para solventar escaleras de diversas longitudes y formas, permitiendo a la persona con discapacidad funcional y/o mayor, el acceso a espacios que de otra manera serían inaccesibles. Existen diversos tipos de soluciones salvaescaleras, todos ellos a tu disposición en el catálogo Bidea: Sillas salvaescaleras, un mecanismo diseñado especialmente para espacios privados, y para personas que puedan sentarse por su cuenta o trasladarse de una silla de ruedas a este sistema por cuenta propia.Las sillas salvaescaleras Bidea no requieren ningún tipo de reforma arquitectónica, son muy fácil de instalar, se adaptan incluso a espacios curvos, y son muy cómodas y seguras para el usuario.    Plataformas salvaescaleras, la solución perfecta para facilitar el desplazamiento de personas que se mueven en silla de ruedas tanto en espacios privados como públicos. Las plataformas salvaescaleras pueden plegarse, convirtiéndose en la opción ideal para comunidades de vecinos y espacios públicos. De muy fácil instalación, y muy discretas, estas soluciones salvaescaleras se adaptan tanto a escaleras de tramo recto como curvas.    Elevadores de corto recorrido, muy parecidos a los ascensores tradicionales, pero diseñados para salvar espacios de hasta tres metros de altura. Ideales para comunidades de vecinos, los elevadores de corto recorrido consumen muy poca energía, acarrean gastos mínimos de mantenimiento, y mejoran radicalmente la accesibilidad de personas mayores y en silla de ruedas.  ¿Qué puedes hacer para mejorar la accesibilidad de tu segunda residencia o casa de vacaciones?   Habla con nuestros técnicos especializados en sistemas salvaescaleras y de accesibilidad. Si crees que ha llegado el momento de dar el siguiente paso, y mejorar los accesos a tu residencia privada o turística, no tienes más que concertar una cita con uno de nuestros especialistas en soluciones de accesibilidad llamando al 943 63 01 14 o escribiéndonos en info@bidea.es. ¿Tal vez necesitas más información sobre cualquier tipo de solución salvaescaleras? ¿Leyes? ¿Instalaciones? ¿Costes? Estaremos encantadas de resolvértelas. Bidea está aquí desde hace casi dos décadas para ayudar. ¡Te esperamos!

Leer más

Plataforma vertical A28 EXTERIOR

¿Pensando en elegir un elevador vertical? Sigue estos consejos

¿Merece la pena? ¿Es muy costoso?  ¿Tendré espacio en casa?  ¿Será difícil de mantener? Y, sobre todo, ¿Cuándo es el momento adecuado para elegir un elevador vertical? Imaginamos que son tantas las preguntas que te debes estar haciendo si te planteas la instalación de un elevador vertical... ¡En este artículo te las resolvemos todas!: Qué es un elevador vertical, qué tipo de elevadores existen, qué ventajas te aportan y mucho más. ¡Sigue leyendo!   ¿Qué es un elevador vertical? Un elevador vertical o un elevador de corto recorrido es un sistema salvaescaleras diseñado para salvar espacios de hasta 3 metros. Los elevadores de corto recorrido se instalan fácilmente en viviendas privadas, locales comerciales, residencias de ancianos, e incluso espacios exteriores, proporcionando accesibilidad a personas con niveles muy diferentes de movilidad. ¿Qué tipos de problemas de accesibilidad resuelve un elevador vertical? Desde el típico desnivel de entrada en tantas comunidades de vecinos, hasta la infinidad de desniveles en edificios públicos, espacios exteriores, y mucho más. Afortunadamente, el precio de este tipo de solución salvaescaleras ha dejado de ser lo costosa que era antes, siendo hoy mucho más económica que los ascensores tradicionales. Además, los elevadores verticales en el catálogo Bidea consumen poco e incurren muy pocos gastos de mantenimiento.   ¿Por qué un elevador vertical en lugar de otra solución salvaescaleras?   ¿Cómo sabes si un elevador vertical o de corto recorrido es la solución que necesitas en casa o en tu comunidad de vecinos? La primera pregunta que debes hacerte es esta: ¿puede el usuario transferir a una silla salvaescaleras por su cuenta? Si la respuesta es afirmativa, la solución lógica son las sillas salvaescaleras ya que estas están diseñadas para personas que no tienen problema en efectuar la transición de silla a silla por su cuenta. ¿Que el usuario no puede transferirse por su propia cuenta a una solución salvaescaleras? En tal caso, apostamos por una plataforma salvaescaleras o un elevador. ¿Otros elementos para tener en cuenta a la hora de elegir tu solución salvaescaleras adecuada? El presupuesto, la ubicación del sistema (interior, exterior), su forma (curva, recta, etc..).   ¿Qué tipos de elevadores verticales puedes encontrar en el mercado? A continuación, enumeramos los distintos tipos de elevadores verticales en nuestro catálogo y algunas de las características que te ayudarán a valorar cuál sería el sistema indicado para ti.   Elevadores de corto recorrido Como bien indica su nombre, la mayoría de estos elevadores se desplazan a lo largo de distancias reducidas de un máximo de 3 metros de altura. A diferencia de los ascensores tradicionales, la mayoría de los elevadores verticales o de corto recorrido se instalan fácilmente a ras de suelo sin necesitar un foso profundo. ¿Qué significa esto? Significa que los elevadores de corto recorrido ocupan muy poco espacio y se integran perfectamente al resto de la estructura, sin suponer ningún problema de impacto visual. Esto los convierte en las soluciones de accesibilidad perfectas para espacios históricos, museos, comercios, restaurantes u otros espacios públicos. ¿Y en nuestro hogar? ¿Podemos instalar elevadores verticales de corto recorrido en nuestro hogar? Sin lugar a duda.  Otro ejemplo en el catálogo Bidea es la Plataforma vertical SILVER. Se trata de un elevador de corto recorrido de pulsación permanente sin foso, pensado para recorridos pequeños hasta 1 metro, tanto en interiores como a la intemperie.   Como muchas de nuestras soluciones salvaescaleras, la plataforma Silver se instala en 1 día sin necesidad de obras.   Ascensores de velocidad reducida ¿Te lo creerías si dijésemos que el consumo eléctrico de nuestros ascensores de velocidad reducida es similar al de un electrodoméstico común? Parece increíble, pero gracias a los avances de la tecnología, ahora tienes a tu disposición ascensores como el elevador DHM diseñados para facilitarte la accesibilidad en casa por un coste muy económico inicial y de mantenimiento, ya que solo precisa 3 revisiones anuales, en lugar de las 12 mensualidades del ascensor convencional. Con foso y huida reducida y accesos a 90º, a 180º o incluso triple embarque, el Elevador DHM se puede instalar en casi cualquier hueco. Ascensores elevadores tradicionales Y, cómo no, tienes también la opción de siempre: los ascensores convencionales. Sin embargo, es innegable que estos representan un coste inaccesible para la mayoría de los hogares. Y, como hemos visto, también, un coste innecesario, que puede ser sustituido por cualquiera de los otros elevadores de corto recorrido que hemos presentado en este artículo. Si no necesitas cubrir muchas plantas ni tienes espacio suficiente, ¿para qué someterte a las obras de instalación, las inspecciones periódicas, y los costes de mantenimiento? Afortunadamente, en la actualidad tienes muchas otras opciones a tu disposición. Y, hablando de costes... ¿Cuánto cuesta instalar un elevador de recorrido corto? El coste de un elevador vertical depende de muchos factores como la distancia a recorrer, la altura, las dificultades del espacio y las dimensiones y acabados del elevador... Pero, por lo general, su coste oscila entre los 6.500€ y los 10.000€. En Bidea, lo que queremos que tengas muy en cuenta es que, en España tienes toda una serie de subvenciones y prestaciones a tu disposición que han sido destinadas para la eliminación de las barreras arquitectónicas del entorno. Dependiendo de la localidad, existen una serie de ayudas distintas, por ello, es importante que solicites información a tu ayuntamiento. Así que, ¡pídenos presupuesto! Nuestro equipo estará encantado de visitarte en tu hogar y orientarte de manera totalmente gratuita hacia el elevador de corto recorrido más adecuado a tu situación o a la de vuestra comunidad, e informaros acerca de todas las ayudas a las que podéis acceder. Concierta cita con uno de nuestros técnicos en soluciones de accesibilidad llamándonos al 943 63 01 14 o escribiéndonos en info@bidea.es. Estamos para ayudar.  

Leer más

Pareja mayor paseando

¿Cómo mejoramos la calidad de vida de las personas mayores?

¿Te has fijado que hemos utilizado la primera persona del plural en el título? “Mejoramos” en lugar de “Mejoran”. Y lo hemos hecho con toda la intención del mundo, porque la calidad de vida de nuestros y la mejora de la calidad de vida de nuestros mayores no depende solo de ellos. Depende de tod@s. En gran parte, de ti depende que esa persona mayor en tu vida disfrute de la calidad de vida que se merece a medida que el tiempo va pasando. De ti, de ellos, y de todos. ¿Qué puedes hacer por ell@s? En este artículo, compartimos algunos consejos que facilitarán una mejor calidad de vida de tus personas mayores. ¡Sigue leyendo!   ¿Cómo definimos “calidad de vida”? La calidad de vida de una persona es un conjunto de condiciones y factores que tienen influencia en la vida de una persona y repercuten positivamente en su bienestar, tanto material como emocional. En otras palabras, la calidad de vida son todas aquellas condiciones que de las que debe gozar un individuo para poder satisfacer sus necesidades de modo que no solo sobreviva, sino que viva con comodidad. Estas condiciones incluyen el bienestar físico, como el material, social, emocional, e incluso, el desarrollo personal. ¿Qué ocurre? Ocurre que, con el paso del tiempo, las personas tenemos más dificultades para garantizar la cualidad en muchas de estas áreas. Los consejos para mejorar la vida de los mayores que compartimos a continuación.   ¿Qué consejos para mejorar la calidad de vida de tus personas mayores te recomienda Bidea? Es muy posible que ya se haya hecho evidente. Es muy posible, que uno de los miembros de tu familia esté ya empezando a tener cada vez más problemas para disfrutar de la calidad de vida a la que está acostumbrado/a. Es normal. Con la edad, las necesidades de las personas van cambiando y, las circunstancias que las rodean también. En muchos casos, las personas mayores acaban por no poder garantizarse una buena calidad de vida por sí mismos. Por eso, es importante que recuerdes lo que te comentábamos al principio de este artículo: es muy posible que ello/se sepan cómo mejorar su calidad de vida, pero que simplemente, no puedan hacerlo solos. Pero, si tú pones tu granito de arena, tus acciones pueden tener un impacto muy importante en su vida, y marcar un cambio radical en el día a día de esa persona querida. ¿Cuál es el primero de nuestros consejos para mejorar la calidad de vida de la persona mayor en tu vida?   Cómo mejorar la calidad de vida de las personas mayores: Actividad física Todos sabemos que hacer deporte a cualquier edad es garantía de salud física y emocional. Incluso si se practica en dosis moderadas, la práctica de cualquier tipo de ejercicio se convierte siempre en una inyección de dopamina y endorfina, que genera placer y bienestar en nuestro cuerpo, y ¡en nuestra mente! Porque no podemos olvidar que la práctica de ejercicio físico también nos hace sentirnos mejor y a minimizar problemas de salud mental derivados de la soledad. Lógicamente, no todas las actividades son recomendables ¡cuando el tiempo empieza a hacer de las suyas! Más allá de los 60 años las actividades de alto impacto no son siempre recomendables, pero existen un sinfín de ejercicios de bajo impacto que no afectan directamente a las articulaciones y músculos, que se pueden practicar cómoda y fácilmente a cualquier edad. ¿Cuáles? Practicar cualquiera de las siguientes sugerencias te garantiza la mejora de la calidad de vida en las personas mayores: Natación: activa todo el cuerpo, y produce una mejora considerable en los niveles de fuerza y capacidad aeróbica de la persona. Andar: cuanto mayor sean la frecuencia, duración e intensidad de tus salidas a caminar, ¡mejor te sentirás! Y si es con amigos, ¡verás lo mucho que disfrutas de ese aspecto social! Clases de baile: ¡nunca es demasiado para disfrutar de tus ritmos preferidos! Si te gusta bailar, apúntate a una clase y ¡verás los muchos beneficios físicos y sociales que te aporta el baile! Gimnasia para personas mayores: ejercicios de bajo impacto diseñados exclusivamente para mantenerte fuerte y ágil. Flexibilidad, movilidad y fuerza: la práctica de yoga, tai chi o pilates te ayudará a mantener tu flexibilidad, fuerza, movilidad, y minimizar dolores de espalda. ¿La economía no permite apuntarse a un gimnasio o a clases de baile? Afortunadamente, los propios ayuntamientos locales organizan muchas de estas actividades, y su acceso suele estar subvencionado. ¿El ejercicio nunca ha sido lo tuyo? Existen muchísimas otras actividades que van a trabajar tu movilidad y mantenerte ocupado a lo largo de tu día a día, como ocuparte de tu huerto urbano, cocinar, pintar, etc.   Cómo mejorar la calidad de vida de las personas mayores: Salud mental y apoyo familiar El envejecimiento es un proceso delicado. Con la aparición de diversos problemas cognitivos, físicos o de salud, la persona mayor puede desarrollar cierto temor a salir de casa, e incluso a aparecer en situaciones sociales. Con la disminución progresiva de la movilidad, la persona mayor se siente insegura y temerosa ante situaciones cotidianas como la compra diaria o las actividades sociales. Eso hace que esa persona se sienta cada vez más aislada, y por eso, precisamente, es tan importante prestar atención a su estado de ánimo. Y ahí es donde entra en juego la familia y el círculo social de esa persona. Sí, es cierto, la vida nos mantiene a todos muy ocupados, pero, cuando nuestros seres queridos envejecen, ya no hay vuelta atrás, y es imposible recuperar ese tiempo perdido cuando ya no estén. El afecto y el apoyo de sus seres queridos puede marcar la diferencia entre la salud y la enfermedad. Así que, ¡haz todo lo posible por mantener contacto con tus seres queridos de cierta edad! Y si eres una persona mayor y te sientes sola, recuerda que también existen asociaciones voluntarias como “Amigos de los mayores”.   Cómo mejorar la calidad de vida de las personas mayores: Alimentación, descanso, y revisiones   Además de todo lo relacionado con la movilidad y la socialización de la persona mayor, es importante también que se establezcan unos hábitos de alimentación y cuidado personal. En esta etapa entran en juego problemas de salud potencialmente importantes, como el sobrepeso y el colesterol. Por eso, debemos cuidar los hábitos alimentarios, especialmente en personas mayores que no son muy activas o tienen tendencia a tener el colesterol alto o presión arterial. El descanso es clave también, pero no en exceso, puesto que una siesta excesivamente larga durante el día puede restar del descanso necesario durante la noche. Puedes comentar temas relacionados con la alimentación, el descanso, el ejercicio y otros hábitos en tus visitas recurrentes con tu médico. Él o ella te acompaña en tu camino para detectar y solucionar cualquier problema, dolor o anomalía que notes, tanto a nivel físico, como a nivel emocional. Y, nosotros también. Nuestra misión es siempre identificar maneras de mejorar la calidad de vida de las personas mayores, y de las personas con movilidad reducida. Así que, si podemos ayudarte a ti o a uno de tus seres queridos, a conseguir esa calidad de vida durante el máximo tiempo posible con nuestras soluciones salvaescaleras, no dudes en ponerte en contacto. ¡Te esperamos!

Leer más

SEÑORA MAYOR APOYADA

Las sillas salvaescaleras ¿son seguras?

Una pregunta que nos hacen muchos de los apreciados clientes que llaman a las puertas de Bidea. ¿Son seguras las sillas salvaescaleras? ¿Son resistentes? ¿Se detienen a medio camino? ¿Con qué sistemas de seguridad cuentan las sillas salvaescaleras? Todas ellas, dudas y preguntas muy lógicas. Sin embargo, tenemos que pensar que las soluciones salvaescaleras, tanto si son sillas como si son plataformas, como si son ascensores de velocidad reducida, están pensadas para trasladar a personas con falta de autonomía móvil. Y eso quiere decir que la seguridad de esas personas es uno de los factores clave en su diseño. Y uno de los factores que más se tiene en cuenta a la hora de innovar. Fabricantes, diseñadores, especialistas de mantenimiento... Todos los profesionales que participan en el diseño y cuidado de estas alternativas accesibles y autónomas para la movilidad de las personas ponen su enfoque en todo momento en garantizar su seguridad máxima. Aún y así, en este artículo queremos resolver cualquier duda que tengas sobre la seguridad de las sillas y las plataformas salvaescaleras.   Soluciones salvaescaleras diseñadas según las normas de seguridad Europeas Todos los sistemas de elevación en el catálogo Bidea están diseñados y homologado sobre la base de la Directiva de Máquinas 2006/42 CE y conforme con lo dispuesto por la Directiva Europea 73/23/CEE de Baja Tensión y la Directiva Europea 89/336/CEE relativa a la Compatibilidad Electromagnética. Al seguir estas directivas, el fabricante de cualquier tipo de “máquina” se compromete a garantizar la realización de una evaluación de riesgos con el fin de determinar los requisitos de seguridad y de salud (es decir, las condiciones obligatorias cuyo propósito es conseguir que las máquinas no puedan comprometer la seguridad ni la salud de las personas) que se aplican a la máquina. Eso significa que nuestros usuario/as tienen siempre la certeza de que el sistema de elevación que utiliza es especialmente seguro y fiable. Además, las sillas y plataformas salvaescaleras Bidea cuentan con innovadores elementos de ingeniería que permiten al usuario tener máximo control sobre las mismas en todo momento. ¿Y a nivel de instalación? Bidea instala todos sus dispositivos salvaescaleras siguiendo sistemas de instalación y seguridad probados una y otra vez a lo largo del recorrido de las escaleras o barrera arquitectónica. El raíl cuenta con unos soportes que se fijan a los peldaños (suelo) con la sujeción específica para cada tipo de escalera (metal, mármol, granito, madera, etc.) de la manera más segura posible. Es decir, que la persona que sube o baja en las soluciones salvaescaleras Bidea viaja con toda seguridad y sin miedo a caer, tanto en interiores como en exteriores.   ¿Qué elementos de seguridad cuentan las sillas salvaescaleras Bidea? ¡Muchos! Y todos ellos diseñados para que el desplazamiento de la persona con discapacidad reducida sea una experiencia cómoda y segura. 1. Cinturón de seguridad. Manual o retráctil, el cinturón de seguridad de las sillas salvaescaleras Bidea, cumple la misma función que en un coche y mantiene al usuario/a firmemente sentado en posición hasta el final de su trayectoria. Si la persona necesita mayor sujeción es posible sustituir el cinturón de seguridad por un arnés. 2. Sensores de seguridad. Sucede raramente, pero puede darse el caso que la silla se encuentre con un obstáculo durante el trayecto Estos están diseñados para detener la silla salvaescaleras si se encuentra con un obstáculo durante el trayecto. 3. Velocidad mínima Todas nuestras sillas salvascaleras viajan a una velocidad extremadamente segura, entre 0.10 m/s y 0.15m/s, que es el máximo permitido por normativa. El usuario no tiene más que pulsar el botón situado en el reposabrazos para ser transportado suavemente a su destino. 4. Rotación de asientos Los asientos de las sillas salvaescaleras Bidea pueden rotarse (o bien manual o automáticamente) de manera que el usuario puede sentarse o levantarse de manera fácil y segura. 5. Funcionamiento sin corriente eléctrica La autonomía de la batería en la mayoría de nuestras sillas salvaescaleras suele depender del uso que se le dé antes de volver a cargarla, aunque normalmente suele rondar los 10 recorridos. ¿Y si se produce un corte de suministro eléctrico? La silla seguirá funcionando temporalmente sin batería hasta trasladar a la persona a su destino o volver al punto de retorno. Además, disponen también de un sistema de bajada de emergencia en caso de avería. 6. Llave de seguridad ¿Hay niños en la casa y no queremos que jueguen con la silla? Las sillas salvaescaleras Bidea pueden encenderse o apagarse con una llave de seguridad. Además, el movimiento de la silla puede accionarse desde cualquier punto gracias a su mando a distancia. 7. Elimina obstáculos Todas las sillas y plataformas salvaescaleras Bidea pueden plegarse con extrema facilidad, dejando así el espacio a su alrededor libre de obstáculos para otros habitantes de la casa o residentes del edificio. 8. Soluciones personalizadas ¡En Bidea no hay tallas únicas! El hecho de que cada silla o plataforma salvaescaleras Bidea se diseñe y fabrique a medida del espacio en el que van a utilizarse significa que esa solución va a funcionar de la manera más óptima, y, por tanto, segura posible para ese usuario/a concreto. Si quieres ver nuestras sillas en acción pincha aquí. ¿Aún te queda algunas dudas acerca de la seguridad de las sillas y plataformas salvaescaleras Bidea? No tienes más que llamarnos al 943 63 01 14. Lánzanos tus preguntas e invítanos a tu hogar para que podamos desarrollar un presupuesto personalizado a tus necesidades. Nuestros técnicos especialistas en soluciones de movilidad analizarán el espacio en el que te mueves y las barreras a las que te encuentras, y te propondrán la solución más segura y eficaz para ti. Totalmente gratis y con la ilusión de poder contribuir a mejorar radicalmente tu día a día. Así que, llámanos al 943 63 01 14 o envíanos un email a info@bidea.es con cualquier duda sobre accesibilidad que te surja. ¡El equipo de Bidea está siempre encantado y dispuesto a ayudarte! ¡Te esperamos!  

Leer más

Paraguas lluvia

Salvaescaleras resistentes a la lluvia y de exterior: ¡facilita el movimiento más allá de la rampa!

Un simple peldaño. Algo tan sencillo y cotidiano como el peldaño de una escalera puede representar una barrera infranqueable para una persona con movilidad reducida de camino al trabajo... O al ir de compras... O incluso en caso de emergencia. ¿Imaginas lo complicado que puede ser acceder a espacios con barreras arquitectónicas y urbanísticas considerables en todas nuestras poblaciones? Afortunadamente, lo que antes era una imposibilidad, ahora deja de serlo gracias a los salvaescaleras resistentes a la lluvia y de exterior. ¿Qué salvaescaleras son resistentes a la lluvia? Compartimos toda la información que necesitas en este artículo, ¡sigue leyendo!   ¿Qué es un salvaescaleras para exteriores? Vayamos por partes, por si llegas a Bidea por primera vez (si es así, ¡bienvenido/a!). ¿Qué es un salvaescaleras, te estarás preguntando? Como hemos comentado ya en muchos de los artículos anteriores que puedes encontrar en este blog, los salvaescaleras son dispositivos mecanizados que facilitan el desplazamiento de las personas con movilidad reducida, ayudándoles a “salvar” escaleras y otras barreras propias de los edificios, el paisaje, las construcciones urbanas, etc... En Bidea te ofrecemos cuatro tipos de dispositivos salvaescaleras: sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras, plataformas verticales y ascensores de velocidad reducida, aunque los más utilizados son las sillas salvaescaleras y las plataformas salvaescaleras. ¿Son muy complicados de instalar? ¡En absoluto! ¡Y menos si lo dejas en manos de profesionales como Bidea! Tanto las sillas como las plataformas salvaescaleras se instalan a la pared empleando una fuerte guía que sigue todo el recorrido de la escalera u obstáculo. Ambos se doblan fácilmente para no obstruir el paso de otros usuarios. ¿Están limitados por la forma del espacio en el que deben instalarse? ¡Para nada! Las sillas y plataformas salvaescaleras se adaptan a tramos rectos, curvos, en espiral… De hecho, la gama de Bidea cuenta con distintos modelos salva escaleras que permiten su adaptación en cualquier barrera arquitectónica y urbanística, por insalvable que parezca. Incluso, y aquí llegamos al tema que queríamos subrayar en este artículo, existen sillas y plataformas salvaescaleras diseñadas para resistir las inclemencias meteorológicas en cualquier tipo de ubicación exterior y facilitar el movimiento a personas con movilidad reducida o de edad avanzada.   ¿Qué son los salvaescaleras resistentes a la lluvia y de exterior? Son soluciones pensadas para adaptarse a la “verticalidad” y desniveles del entorno físico. Porque, al contrario de lo que muchos piensan, las barreras exteriores no solo pueden solventarse con una rampa o ascensor. Bidea instala salvaescaleras resistentes a la lluvia y de exterior desde hace casi 20 años. De hecho, es muy probable que los salvaescaleras exteriores que veas por las calles de Irún e incluso otras poblaciones en el País Vasco, sean instalaciones nuestras. Nuestras sillas y plataformas salvaescaleras exteriores están fabricadas con materiales y componentes capaces de resistir el temperamento de la Madre Naturaleza. Fabricados con materiales impermeables resistentes a la lluvia y a la nieve y con tapicerías protegidas de los rayos UV, los salvaescaleras exteriores Bidea resistirán los caprichos de la Madre Naturaleza ¡tanto si las temperaturas se disparan como si nieva!   ¿Qué modelos de salvaescaleras de exterior ofrece Bidea? Línea SR Intemperie Una silla salvaescaleras para tramos rectos exteriores diseñada y homologada sobre la base de la Directiva de Máquinas 2006/42 CE (conforme con lo dispuesto por la Directiva Europea 73/23/CEE de Baja Tensión y la Directiva Europea 89/336/CEE relativa a la Compatibilidad Electromagnética). La SR Intemperia ha sido fabricada con materiales resistentes a los rayos UVA para evitar el deterioro y la pérdida de color de la silla. El equipo Bidea la instala en cualquier espacio fácilmente y sin necesidad de obras ni cables de conexión. Tiene un recorrido de hasta 7 metros y cuenta con mandos de pulsación permanente a bordo y en los pisos. ¿Necesitas más información sobre la silla salvaescaleras para exteriores SR Intemperie? No tienes más que dirigirte aquí.   Plataformas Salvaescaleras Línea V64 ¡La más fuerte del mercado y capaz de resistir lo que le eche la Madre Naturaleza! Equipada con brazos, bandejas e incluso asiento plegable, la Línea V64 se instala sin obras en una sola mañana. Cuenta con brazos de protección y bandejas laterales automáticas con bloqueo mecánico para proteger la silla de ruedas durante el recorrido. Además, ¡el equipo Bidea se ocupa de que la Plataformas Salvaescaleras Línea V64 esté en buena forma en todo momento! Nuestro servicio integral de mantenimiento incluye desde el asesoramiento comercial hasta el mantenimiento post venta que alarga la vida útil de esta plataforma para exteriores y mejora el rendimiento de las piezas de desgaste. Infórmate sobre la Plataformas Salvaescaleras Línea V64 aquí.   Plataformas verticales para exteriores De cuidada estética y diseño, las plataformas verticales Bidea pueden instalarse en todo tipo de ambientes privados o en espacios públicos como locales comerciales, portales o accesos a viviendas.   ¿Estas soluciones salvaescaleras para exteriores no encajan en tu espacio? ¡Ponte en contacto! Bidea te ofrece una gama de soluciones salvaescaleras mucho más extensa de lo que compartimos en esta pequeña muestra. Pregúntanos acerca de las sillas y plataformas para interiores y exteriores y te enseñaremos cómo puedes adaptarlas a cualquier tipo de necesidad y localización. Al fin y al cabo, nuestra misión es facilitar la independencia de movimiento para todas las personas, y ¡estamos dispuestos a mover cielo y tierra para conseguirlo! ¿Tienes dudas sobre el coste de este tipo de sillas y/o plataformas salvaescaleras para exteriores? Estaremos encantadísimos de resolvértelas y de prepararte un presupuesto gratis y sin compromiso. ¿Cómo consigues un presupuesto personalizado para tu salvaescaleras exterior? ¡Llámanos al teléfono gratuito 943 63 01 14!   Un miembro del equipo Bidea especializado en soluciones de movilidad te orientará y preparará tu presupuesto gratis lo antes posible. ¡Te esperamos con la ilusión y las ganas de facilitar tu movimiento y ayudarte a descubrir nuevas oportunidades y experiencias!

Leer más

Have a question? We are here to help.
Escríbenos
Agenda una videollamada
¿Alguna duda? Contacta aquí
¡Hola! 👋
Elige una opción para ponerte en contacto.
¡Te responderemos muy rápido!
Bidea trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.