Noticias

Lo último en Bidea

¿Qué ayudas técnicas existen para levantarse de la cama y del sofá?

¿Buscas ayudas técnicas que ayuden a la persona con movilidad reducida a levantarse de la cama, el sofá, u otro mobiliario de su entorno? En este artículo encontrarás la información que necesitas. Para gran parte de la población, levantarse de la cama, del sofá, de una silla...no requiere ningún tipo de esfuerzo. Al contrario, suelen ser acciones casi automáticas que hacemos continuamente sin pensar. Pero, para muchísimas otras personas, una acción tan rutinaria como salir de la cama, o levantarse de la silla después de comer, es un acto muy difícil de realizar por su cuenta que, en algunas ocasiones no puede llevarse a cabo sin la ayuda de otra persona o, lo que se conoce como, ayuda técnica. ¿Qué causas hacen que a una persona le cueste levantarse de la cama o del sofá? Las causas son muchas, e incluyen desde movilidad reducida por accidentes, enfermedades, lesiones en la espina dorsal, etc... Hasta la lógica progresión en el ciclo de la vida que nos hace envejecer y provoca una disminución de la masa ósea y muscular que resulta en un cuerpo más frágil y propenso a caídas. Afortunadamente, hoy en día, existen multitud de ayudas tanto humanas como técnicas para facilitar la vida a las personas que viven con este tipo de dificultades en su día a día. Ayudas técnicas para la movilidad personal ¿Qué hacemos cuando acciones como levantarse de la cama o de una silla requieren un esfuerzo o ayuda? ¿Qué hacemos cuando uno de nuestros seres queridos deja de tener la habilidad (o bien paulatinamente o bien de repente) de hacerlo por su cuenta? Uno de los primeros pasos es adaptar el entorno en el que vive y/o trabaja la persona. En muchos casos, con tan solo implementar algunas mejoras y llevar a cabo algunas reformas, la calidad de vida de la persona con problemas de movilidad puede mejorar radicalmente. Hablamos detenidamente de las adaptaciones que se pueden hacer en un hogar para facilitar el desplazamiento y la autonomía de la persona con movilidad reducida en este artículo (Cómo acondicionar el hogar para los ancianos en tu vida: paso a paso con Bidea) Existen, además, diversas ayudas técnicas en las que la persona con discapacidad puede apoyarse para mejorar la calidad de vida en su entorno más cercano. ¡Vamos a verlas! Productos de apoyo para personas dependientes Estas son las soluciones que Bidea recomienda para ayudar a la persona con movilidad reducida a levantarse con facilidad de la cama, del sofá u otro mobiliario en su entorno. Cinturones de transferencia Se trata de un dispositivo de seguridad diseñado para facilitar la labor de los rehabilitadores o personal auxiliar para movilizar al paciente con una discapacidad y trasladarlo/a a corta distancia a su silla, silla de ruedas, etc. Consiste en una estructura de tela acolchada con asas o cintas de sujeción y se coloca en la cintura o en la zona lumbar de la persona impedida. Discos de transferencia Tal y como su nombre indica, este tipo de ayuda técnica para la movilidad personal consiste en un disco giratorio que se coloca a los pies del usuario/a en el suelo para girarlo/a hacia la dirección deseada. Una vez la persona se ha subido al disco, este se gira hasta ubicar al paciente en la posición idónea para sentarlo sobre su silla de ruedas, el inodoro, el coche, etc. Además de facilitar el movimiento de la persona con movilidad reducida, los discos de transferencia están diseñados para que el cuidador no tenga que realizar giros bruscos que le puedan ocasionar lesiones. En este caso, para poder utilizar este tipo de ayuda técnica, es necesario que el paciente tenga la capacidad de mantenerse de pie, aunque sea con ayuda. Barandillas para cama Como bien indica su nombre, este tipo de ayuda técnica consiste en una barrera que actúa como borde en las camas de personas con movilidad reducida. Las barandillas para cama presentan diseños y tamaños muy distintos según su utilidad y el entorno en el que se ubican, que suelen ser instalaciones de tipo hospitalario, residencias de ancianos, e incluso en casas particulares. ¿De qué sirven las barandillas para cama? Sirven para evitar que el paciente resbale, ruede o se caiga de la cama, y para actuar como punto de apoyo al efectuar un desplazamiento, dándole mayor seguridad y confianza en sus movimientos. Trapecio de cama El trapecio de cama es una ayuda técnica diseñada para que la persona con movilidad reducida pueda incorporarse o sentarse fácilmente en una cama. ¿En qué consisten? Consisten en un punto de anclaje que ayuda al paciente a hacer la fuerza necesaria para poder cambiar de posición o levantarse por cuenta propia. Se suelen utilizar en hospitales o centros de recuperación para personas con lesiones, postoperatorios u otra condición física compleja. Dada la variedad de trapecios de cama, es importante saber el grado de autonomía de la persona. Un trapecio fijo a pared permitirá levantarse con facilidad a la persona con cierta autonomía. En caso de que la persona no cuente con la capacidad de levantarse por sí mismo/a, resultará más útil un trapecio móvil que pueda ubicarse en cualquier punto de la habitación. Grúas móviles Conocidas también como grúas de traslados de pacientes, estas ayudas técnicas están diseñadas para trasladar a la persona que carece de movilidad. Uno de los productos de apoyo para personas dependientes de mayor demanda, las grúas móviles trasladan al paciente sin ningún esfuerzo, a la vez que cuidan la salud del cuidador/a. Soluciones salvaescaleras Aunque no están exclusivamente pensadas para ayudar a la persona con movilidad reducida a levantarse de la cama o del sofá, sí que facilitan su desplazamiento de un nivel a otro, y por tanto, mejoran su autonomía, seguridad, y confianza en sí mism@s. ¿En qué consiste una solución salvaescaleras? Existen diversos tipos, pero el objetivo general de estos dispositivos es hacer que las personas con movilidad reducida tengan acceso a todo tipo de edificios, viviendas particulares o comercios. Nuestras soluciones salvaescaleras (sillas, plataformas y elevadores de corto recorrido) no exigen grandes reformas, y pueden ser fácilmente integradas en la arquitectura de todo tipo de espacios, tanto interiores como exteriores. ¿Necesitas más información sobre cualquier tipo de solución salvaescaleras? ¿Leyes? ¿Instalaciones? ¿Costes? Estaremos encantados de resolvértelas. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si tienes preguntas o necesitas más información sobre las soluciones de accesibilidad de las que hemos hablado en este artículo!

Leer más

Consejos para la limpieza y el mantenimiento de tus soluciones salvaescaleras

¿Te preocupa que limpiar y mantener tu salvaescaleras sea difícil y costoso? En este artículo te demostramos lo contrario! ¿Estás pensando en instalar una solución salvaescaleras en tu residencia o edificio? ¿Te surgen dudas sobre cómo limpiarlas y mantenerlas? ¿No quieres dedicarle más del tiempo y el dinero necesarios al mantenimiento y la limpieza de tu salvaescaleras? Entonces, este artículo es lectura obligada. Porque, es muy posible que en internet encuentres información no siempre correcta sobre sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras, ascensores de corto recorrido, etc…, que te detraiga en tu decisión. Una decisión que tiene el potencial de cambiar tu vida y la de tus seres queridos para mejor. Por eso, hoy queremos dedicar unos minutos a demostrarte lo fácil y muy asequible que es limpiar y mantener las soluciones salvaescaleras en el catálogo Bidea. ¿No tienes claro qué es un sistema salvaescaleras y sus beneficios? Una solución salvaescaleras es un dispositivo que permite a las personas con movilidad reducida tener acceso a todo tipo de espacios y niveles. Las ventajas de instalar un salvaescaleras son muchas, desde un mayor grado de autonomía para personas mayores o con discapacidades diversas, hasta el aumento del valor de la propiedad en la que se instalan. La mayoría de las soluciones salvaescaleras no exigen reformas complicadas o costosas, y se suelen integrar fácilmente en espacios muy diversos, tanto rectos como curvos, interiores o exteriores. A continuación te explicamos cómo limpiar y mantener una silla salvaescaleras, una de las distintas soluciones de accesibilidad que ponemos a tu disposición en Bidea. ¿Qué es una silla salvaescaleras? https://www.bidea.es/soluciones/sillas-salvaescaleras/ Las sillas salvaescaleras suelen instalarse en hogares particulares o residencias de ancianos para trasladar a la persona de una planta a otra. Se adaptan a todo tipo de tramos (rector, curvos, con pendientes, etc.), y a todo tipo de entornos, tanto interiores como exteriores, provocando un impacto estructural mínimo en el espacio en el que se instalan. A diferencia de las plataformas salvaescaleras, de mayor envergadura, las sillas salvaescaleras, requieren que el usuario tenga la movilidad suficiente como para transferirse de silla a silla por sí mismo/a. ¿Cómo se limpia y se mantiene una silla salvaescaleras? Vamos por partes, pero te avanzamos, que las labores de limpieza y mantenimiento, aunque importantes, son mínimas. Limpieza de una silla salvaescaleras ¿Empezamos por los componentes de tu salvaescaleras que es mejor no tocar? Porque, como en toda maquinaria, hay ciertos mecanismos que es preferible dejar en manos de los expertos. En el caso de tu salvaescaleras, nos estamos refiriendo a las cremalleras de las guías, que suelen estar engrasadas para que las sillas se muevan correctamente. Así que, las cremalleras, y la grasa que encontraremos en estas, ¡no se tocan! ¿Y las guías propias? Sin problema. Límpialas empleando un trapo ligeramente humedecido, que no gotee, para evitar que el agua entre en contacto con los componentes mecánicos del sistema. Evita usar detergentes y/o desinfectantes que contengan disolventes o tengan propiedades corrosivas. Para limpiar el resto de los componentes del salvaescaleras, como el asiento, el panel de control, etc. seguiremos las mismas instrucciones: paño ligeramente húmedo, o simplemente un plumero para eliminar el polvo y la suciedad. Mantenimiento de una silla salvaescaleras Como puedes ver, la limpieza de tu silla salvaescaleras es un proceso de lo más sencillo que puedes hacer ¡mientras haces un poco de ejercicio semanal! Sin embargo, el mantenimiento, es mejor dejarlo en manos de técnicos profesionales. ¿Significa eso que la factura del mantenimiento de tu salvaescaleras subirá demasiado? En absoluto, si confías en Bidea. Y aunque nuestro servicio de mantenimiento es totalmente opcional, es muy recomendable. ¿Por qué? Porque la mejor manera de evitar problemas es prevenirlos. La falta de mantenimiento preventivo puede causar ciertas averías provocadas por el desgaste de alguna pieza o por la suciedad acumulada en los circuitos. Y, en caso de avería, ¡es imposible emplear la solución salvaescaleras para trasladarnos de un nivel a otro! Por eso, es importante mantener este tipo de soluciones elevadoras con la frecuencia necesaria. Nuestro departamento de Asistencia Técnica, avalado por técnicos cualificados, ofrece un servicio integral de postventa que te proporcionará una respuesta rápida 24/365, a cualquier duda o incidencia que te pueda surgir. Normalmente, el uso de las sillas es regular por lo que hay un mayor desgaste que otros dispositivos. Por ello, la visita de un técnico experto puede ayudar a alargar la vida útil de la máquina, así como evitar futuras incidencias. ¿Qué es una plataforma salvaescaleras? https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-salvaescaleras/ A diferencia de las sillas salvaescaleras de las que venimos hablando en este artículo, las plataformas salvaescaleras están diseñadas para facilitar el desplazamiento vertical de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida. Suelen estar compuestas de una plataforma de diferentes dimensiones, un asiento abatible, y los mandos de control, aunque en ocasiones vienen equipadas con brazos, bandejas e incluso asientos plegables para mayor comodidad y seguridad del usuario. Se integran discretamente a la arquitectura del edificio o a todo tipo de espacios públicos interiores, exteriores, rectos o incluso curvos, y no suelen exigir instalaciones complicadas, sin obras ni cables de conexión. El único requisito es que exista suficiente espacio para poder extenderse y para que la persona con silla de ruedas pueda acceder a esta sin problemas. ¿Mantenemos las plataformas salvaescaleras de la misma manera que las sillas salvaescaleras? Los principios son muy parecidos, desde el engrase o la lubricación de tu salvaescaleras, hasta la revisión del voltaje de sus baterías, arreglar las piezas desgastadas o estropeadas, y comprobar el funcionamiento óptimo de todos los mecanismos. Pero debemos tener en cuenta algunas diferencias. Es muy importante que las plataformas salvaescaleras estén siempre en buen estado y facilitar el movimiento a todas las personas con movilidad reducida que dependen de ellas. Sobre todo, en zonas comunes de mucho tránsito y uso frecuente. ¿Qué sucede cuando no se realiza el mantenimiento correcto de una solución salvaescaleras? Las soluciones salvaescaleras en el catálogo Bidea, tanto nuestras sillas, como nuestras plataformas, o incluso nuestros elevadores de corto recorrido, son maquinarias de primera calidad con homologación CE. Aun así, el uso continuo y el desgaste puede provocar pequeños fallos como problemas en los mandos a distancia, en las baterías, en las bases electrónicas o en los motores. Sea cual sea la incidencia con la que te encuentres, Bidea estará contigo. Para empezar, todas nuestras soluciones salvaescaleras cuentan con una garantía de tres años contra cualquier defecto de fabricación. En cualquier caso, tanto si te encuentras en el periodo de garantía, como si ya lo has superado, nuestros técnicos te visitarán para diagnosticar y solucionar el problema lo antes posible. ¿Necesitas más información sobre nuestros servicios de mantenimientos de soluciones salvaescaleras? ¿Quieres solicitar una cita con nuestros técnicos de mantenimiento? Nos encontrarás en el 943 63 01 14. Uno de nuestros atentos expertos en soluciones salvaescaleras atenderá tu llamada para responder a cualquiera de las dudas que te surjan. Y eso, para nosotros, no tiene precio. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si crees que podemos ayudarte a tomar tu decisión!

Leer más

Escaleras de caracol: ventajas, desventajas y cómo hacerlas más accesibles

¿Pensando en instalar una escalera de caracol en tu hogar? Antes de hacerlo, descubre sus ventajas, desventajas, y cómo hacerlas más accesibles para personas con movilidad reducida. A muchos de nosotros nos encanta la idea de tener una escalera de caracol en nuestros hogares... Son muy divertidas y, tienen aquel aire “retro” que nos transportan a los años setenta y ochenta... Y no lo vamos a negar, una escalera de caracol es un tema de conversación fantástico en cualquier tertulia... Pero ¿son realmente prácticas? ¿Nos permiten llevar a cabo las labores diarias en nuestra vida con total facilidad? ¿Son seguras? ¿Qué sucede el día que nos resulta difícil subir escaleras? A pesar de ser un elemento de diseño muy interesante en cualquier espacio, las escaleras de caracol tienen toda una serie de desventajas que es importante sopesar antes de tomar una decisión. En este artículo compartimos sus pros y sus contras, y te ofrecemos soluciones de accesibilidad que pueden actuar como alternativas a esas escaleras de caracol tan impactantes. ¿A qué llamamos hoy “escalera de caracol”? El tipo de escalera que hoy en día se conoce como escalera de caracol o escalera helicoidal es un legado de las frecuentes batallas militares que tenían lugar en la edad media. ¿Sorprendido/a? Por aquel entonces, las escaleras de caracol no tenían un fin estético, si no todo lo contrario: fueron pensadas para proteger los castillos o fortalezas ante los frecuentes ataques e invasiones a los que las poblaciones se veían sometidas. ¿Por qué la forma de caracol? Como podrás imaginar, el objetivo era complicarle el acceso al oponente. Y, por eso, la dirección de las escaleras de caracol de aquella época era hacia la derecha, para limitar la visión y el espacio que el oponente tenía para realizar movimientos de espada con su mano derecha… Además, las escaleras eran estrechas, muy pronunciadas, con escalones muy pequeños e irregulares por los que solo podía pasar una persona a la vez, y sin ningún tipo de barandilla, para evitar que el atacante pudiese agarrarse al empujarlo escaleras abajo. Afortunadamente, esos días quedan atrás, y hoy las escaleras de caracol en nuestros espacios de residencia y trabajo son escaleras en forma de espiral que suelen subir de forma vertical de manera más o menos estética e interesante mediante un eje central. ¿En qué tipo de espacios pueden instalarse las escaleras de caracol? Una de las principales ventajas de las escaleras de caracol es que ahorran bastante más espacio que las escaleras tradicionales, y por ello, suelen instalarse en espacios pequeños o donde se quiere aprovechar el espacio. Este tipo de escalera tiene un poste en el centro que sirve de sostén (de un diámetro mínimo de 10 cm), un peralte reglamentario de 17.5 cm, y un pasamanos obligatorio a una altura mínima de 90 cm (idealmente a 110 cm). Para las personas diestras se recomienda que las escaleras vayan en el sentido de las agujas del reloj, con las huellas de la escalera de un ancho ideal de 30 cm y un mínimo de 25 cm, para garantizar la seguridad y la comodidad en la escalera. Las escaleras de caracol pueden instalarse tanto en interiores como en exteriores. ¿Qué ventajas aportan las escaleras de caracol a nuestros espacios? Como comentábamos, las escaleras de caracol no requieren demasiado espacio ya que giran alrededor de un poste central, en lugar del ascenso paulatino de las escaleras convencionales. Su montaje es sencillo, hasta el punto de que muchas personas diseñan e instalan sus propias escaleras de caracol. Existen escaleras de caracol de todo tipo de diseño y materiales, con lo cual, se adaptan a todos los estilos desde elegante, hasta contemporáneo, futurista, etc. , dando un toque original a cualquier entorno. Podemos adaptar la dirección de nuestras escaleras de caracol en función de si somos zurdos (sentido contrario a las agujas del reloj) o diestros (en sentido de las agujas del reloj). ¿Qué desventajas debemos tener en cuenta antes de su instalación? Puede que los códigos de edificación limiten el uso de las escaleras de caracol según qué circunstancias y características del entorno en el que quieras instalarlas. Las escaleras de caracol no te lo ponen fácil a la hora de transportar objetos grandes entre plantas como es el caso de muebles, electrodomésticos, etc. Subir una escalera de caracol requiere mayor esfuerzo físico ya que asciende de manera mucho más empinada. No se recomiendan en lugares con un alto tránsito de personas porque dificultan su libre circulación. Pero, sobre todo, una de las mayores desventajas de las escaleras de caracol, es el problema que representan para las personas con problemas de movilidad, e incluso para los más pequeños de la casa. Las escaleras de caracol son una imposibilidad para las personas que se desplazan en sillas de ruedas, y para muchas personas frágiles mayores. Tampoco facilitan el movimiento de personas de tercera edad, personas con lesiones, enfermos, niños, etc... Entonces, ¿qué ocurre si ya existen escaleras de caracol en tu hogar o espacio de trabajo y tú vives con problemas de movilidad? Soluciones de accesibilidad en escaleras de caracol ¿Cómo se salva una escalera de caracol ya existente en un espacio? Bidea te ofrece diversas soluciones de accesibilidad que te facilitarán el ascenso y descenso en tus escaleras helicoidales. En este artículo vamos a presentaros dos nuevas incorporaciones en la familia de productos de silla salvaescaleras cuyos detalles ampliaremos en los próximos días en la web Sillas salvaescaleras, perfectas para escaleras de caracol Silla AIA Este modelo tiene una guía doble de apenas 17 cms. que da seguridad y estabilidad en todos los trayectos. Dispone de múltiples opciones de acabado tanto en guía, asiento y silla lo que permite su adaptación total a las necesidades de la persona usuaria. Su asiento es amplio y robusto con una capacidad de carga hasta 160kg. Además, es apta tanto para escaleras de interior como de intemperie. Silla MEDAS Este otro modelo tiene un carril tubular de 8cms. capaz de subir y bajar escaleras de caracol con un ángulo de hasta 70º.  Este modelo es muy indicado en escaleras de este tipo ya que ofrece muchas soluciones para un espacio reducido como giro automático del asiento y arranques de guía reducidos para los casos en que existen puertas cercanas al primer peldaño Por muy reducido que sea el espacio, por muy serpentina que sea la distribución de tu hogar, y por muy complicadas que sean tus escaleras de caracol... el equipo Bidea encontrará la mejor solución para facilitarte la accesibilidad y la autonomía que te mereces. Así, que, ¡ponte en contacto! Nuestro personal técnico, experto en sistemas de accesibilidad te visitará y hará un estudio detallado de tu espacio y de tus necesidades. Sin ningún tipo de compromiso. En cuestión de minutos te asesorará sobre la opción y te elaborará un presupuesto muy razonable y completamente cerrado, si así lo permite tu caso. Solicita asesoramiento comercial sobre la instalación y precio de un salvaescaleras en una propiedad con escaleras caracol. Llámanos al 943 63 01 14 o escríbenos en info@bidea.es. Que nada te detenga.

Leer más

Pérdida del equilibrio en personas mayores: respondemos todas tus preguntas

¿Por qué pierden el equilibrio las personas mayores? ¿Qué síntomas genera el trastorno del equilibrio? ¿Cómo se gestiona? ¿Y cómo facilitamos la movilidad de la persona con problemas de equilibrio? Las respuestas que buscas, en este artículo. ¿Has notado la pérdida de equilibrio en uno/a de tus seres queridos? ¿Te preocupa la paulatina pérdida de equilibrio de las personas mayores en tu vida? ¿O tal vez eres tú mismo/a quien siente que la tierra se tambalea a sus pies? La pérdida de equilibrio en las personas mayores es uno de los problemas más comunes del proceso de envejecimiento en los seres humanos. Conocida como “trastorno del equilibrio”, esta condición hace que la persona que lo padece tenga la sensación de que su entorno gira a su alrededor, provocando incluso la impresión de que puede caer. Normalmente la sensación que provoca el trastorno del equilibrio es de giro, pero también puede provocar la impresión de desplazamiento hacia los lados, hacia delante, atrás, arriba o abajo, aunque con menos frecuencia. Lógicamente, los síntomas del trastorno del equilibrio hacen que la persona mayor pueda sentirse insegura, lo cual, a su vez, reduce su movilidad, acondiciona las actividades diarias, y puedo incluso resultar en su aislamiento social, e incluso en problemas psicológicos y emocionales. ¿Se puede prevenir la pérdida del equilibrio en personas mayores? ¿Tiene solución? ¿Cómo se hace más llevadera para la persona que la sufre? Respondemos a todas tus preguntas a continuación. ¿Cuáles son las causas de la pérdida del equilibrio en personas mayores? Para entender las causas que provocan la pérdida de equilibrio en personas mayores, hagamos un breve repaso de la anatomía del equilibrio en los seres humanos. Nuestro cuerpo obtiene su información sobre su ubicación en el espacio a través de tres fuentes: El laberinto, en el oído interno, genera los detalles que necesitamos sobre la postura de la cabeza, y aceleraciones y movimientos súbitos. Nuestra vista, y toda la información visual que obtenemos a través de los ojos. La sensibilidad propioceptiva profunda, proveniente de unos sensores situados en articulaciones, tendones y músculos. Estas tres fuentes envían señales de manera simultánea hacia el cerebelo, donde se analizan, integran, y provocan las respuestas adecuadas. Si dos de estos tres elementos no funcionan correctamente, y la información que recibimos no es coherente, nos resultará imposible mantener nuestro equilibrio. ¿Qué ocurre al hacernos mayores? Con el paso del tiempo, los mecanismos implicados en mantener el equilibrio van perdiendo su capacidad de obtener y procesar la información, y generar una respuesta motora adaptativa. En estas edades también deben tenerse muy en cuenta otros desencadenantes del trastorno del equilibrio, que vemos a continuación: Enfermedades vasculares que afectan al sistema nervioso central (isquemias, hemorragias). Efectos secundarios de alguna medicación. Infecciones y lesiones en el oído. Presión arterial baja. La artritis o un desequilibrio de los músculos del ojo. ¿Cuáles son los síntomas del trastorno del equilibrio en personas mayores? El trastorno del equilibrio en personas mayores presenta diversos síntomas: Desorientación. Mareo: el mareo comporta un malestar general acompañado de palidez, cambio del ritmo cardíaco, sensación de náuseas y sudoración fría. Se suele decir que el vértigo va de la mano del mareo, pero no siempre que hay mareo hay vértigo. Vértigos: aparecen de manera repentina al cambiar de posición, provocando la sensación de que todo gira a nuestro alrededor, y otros desagradables síntomas como vómitos, palidez y sudoración. Visión borrosa. Inestabilidad o sensación de caída: la inestabilidad es una pérdida de equilibrio real que hace que la persona pierda la estática y vaya hacia los lados tanto si está quieto como si se camina. La inestabilidad puede ser causada por alteraciones en el oído interno, problemas articulares, musculares o visuales, e incluso por afecciones neurológicas como el Parkinson. Sensación de desmayo. ¿Se puede mejorar el equilibrio en personas mayores? Sí, se puede mejorar el equilibrio en personas mayores. Los problemas de equilibrio provocados por el envejecimiento pueden gestionarse con ejercicios moderados enfocados a mejorar el equilibrio postural. Por ejemplo, se puede diseñar un circuito de entrenamiento con diferentes estímulos y ejercicios como soporte con una sola pierna, marcha en superficie inestable, marcha en tándem, etc. Y se puede aumentar el nivel de dificultad a medida que el paciente se va familiarizando con los ejercicios. Nos interesan los ejercicios físicos que provoquen un desafío moderado o alto al sistema de equilibrio (los sistemas sensorial, cognitivo y musculoesquelético), y que aborden restricciones de equilibrio, como la orientación en el espacio, los cambios de dirección y la velocidad durante situaciones estáticas y dinámicas. Los siguientes ejercicios ayudarán a mejorar el equilibrio en personas mayores al andar: Mantener el equilibrio con un solo pie. Caminar en fila con el talón de un pie delante del otro. Caminar de la misma manera en marcha atrás intentando seguir una línea recta. Simulaciones de marcha sentados: movemos las piernas simulando que andamos levantando cada pie al menos 30 cm. del suelo. Elevaciones laterales: de pie, se eleva una pierna hacia el lateral, manteniendo la postura 10 segundos y volviendo al punto de inicio. Levantamientos simultáneos de pies y brazos sentados en una silla, y levantando el brazo izquierdo hacia el techo y la rodilla derecha doblada. Se mantiene esta posición 10 segundos y se cambia de lado. Ejercicios de Tai chi para mover el cuerpo de manera lenta, suave, y precisa, al tiempo que respiramos profundamente.  ¿Cómo creamos un entorno seguro para personas mayores con problemas de equilibrio? La misión del equipo de Bidea, desde que abrimos nuestras puertas hace más de dos décadas, ha sido, y sigue siendo, crear un entorno seguro para nuestras personas mayores. ¿Cómo lo hacemos? Lo hacemos ofreciendo soluciones salvaescaleras que facilitan su acceso a aquellas áreas en su entorno a las que les resulta difícil llegar: Sillas salvaescaleras Diseñadas para aquellas personas que tienen dificultades para caminar y subir escaleras, o se sienten inseguras al hacerlo, pero son capaces de transferirse por cuenta propia de su silla de ruedas a la silla salvaescaleras. https://www.bidea.es/soluciones/sillas-salvaescaleras// Plataformas salvaescaleras Diseñadas para aquellas personas que se desplazan en silla de ruedas o que tienen dificultades para subir escalones, agacharse, sentarse, moverse con facilidad. Una solución altamente versátil, las plataformas salvaescaleras son muy seguras e ideales para personas discapacitados, personas mayores, personas con capacidad reducida, mujeres embarazadas, familias con cochecitos para bebés, etc. https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-salvaescaleras/ Elevadores plataformas verticales de corto recorrido Pensados para superar las escaleras que encontramos en los rellanos de muchos de nuestros edificios antes del ascensor, con desniveles de hasta 3 metros. https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-verticales/ Todas estas soluciones están pensadas para facilitar la movilidad a toda persona con movilidad reducida, incluso si es por falta de seguridad provocada por problemas de equilibrio. Si crees que ha llegado el momento de instalar una de nuestras soluciones salvaescaleras en tu hogar o en el hogar de uno de tus seres queridos, no dudes en llamarnos al 943 63 01 14 o escribirnos a info@bidea.es y estaremos encantados de orientarte hacia la solución que mejor encaja con tus necesidades y presupuesto. Que nada te detenda.

Leer más

Cómo cuidar y mantener las plataformas salvaescaleras en tu comunidad

¿Tenéis una plataforma salvaescaleras en la comunidad, pero no tenéis claro cómo cuidar y manterla? ¿Estáis sopesando todos los factores a la hora de instalar una en vuestro entorno? Respondemos a todas vuestras preguntas aquí. ¿Estáis pensando en instalar una plataforma elevadora en las zonas comunes de vuestra comunidad? ¿En tu local comercial? ¿En zonas urbanas? El cuidado y mantenimiento de tu nueva plataforma son dos elementos importantes para tener en cuenta en tu decisión. ¿Ya la tenéis instalada? Entonces, sigue leyendo. Nuestros técnicos especializados en soluciones salvaescaleras comparten todo lo que necesitas saber acerca de cómo cuidar y mantener las plataformas salvaescaleras en tu comunidad. Pero ¿te parece si empezamos por el principio? ¿Qué es una plataforma elevadora?  Una plataforma salvaescaleras es un sistema de elevación que facilita el desplazamiento de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida a lo largo de la escalera. Suelen estar compuestas de una plataforma de diferentes dimensiones y los mandos de control, aunque en ocasiones vienen equipadas con brazos, bandejas e incluso asientos plegables para mayor comodidad y seguridad del usuario. Se integran discretamente a la arquitectura del edificio o a todo tipo de espacios públicos interiores, exteriores, rectos o incluso curvos, y no suelen exigir instalaciones complicadas, sin obras ni cables de conexión. Además, ocupan muy poco espacio y pueden integrarse a cualquier tipo de entorno sin apenas ninguna reforma. El único requisito es que exista suficiente espacio para poder extenderse y para que la persona con silla de ruedas pueda acceder a esta sin problemas. Además de ser útil para la persona que se desplaza en silla de ruedas y necesita subir o bajar las escaleras en un espacio, generalmente, público, las plataformas salvaescaleras están pensadas también para personas mayores que se desplazan independiente pero inestablemente (con bastón o caminadores), e incluso para mamás con cochecitos o personas que necesitan transportar bolsas o cargas ligeras.

¿Qué tipos de plataformas elevadoras existen? https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-salvaescaleras/ Bidea cuenta con una extensa gama de plataformas elevadoras, que pueden ser instaladas tanto en interiores como en exteriores, en espacios rectos, curvos, reducidos, etc. Todas ellas cuentan con características diversas a escoger según las necesidades de cada usuari@, desde diferentes dimensiones, hasta mandos, colores, baterías adicionales para largos recorridos, asientos abatibles, funcionalidades multiplanta, e ¡incluso aplicaciones para configuración en móvil y tablet! ¿Por qué es importante el mantenimiento de una plataforma elevadora salvaescaleras? El objetivo principal de una plataforma salvaescaleras es facilitarle la vida a la persona con movilidad reducida. En España, esas personas suman más de 1,8 millones de personas, según la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE). El 74% de esas personas necesitan ayuda para poder salir de sus hogares con total autonomía. Y, el 43% de esas personas pasan muchos días encerrados en casa por las deficiencias en accesibilidad del edificio. En la mayoría de los casos, una solución salvaescaleras, como las plataformas que mencionamos en este artículo, es la única manera que ese colectivo tiene para bajar a la calle. Por eso, es tan importante que las soluciones salvaescaleras estén siempre en buen estado. Sobre todo, en zonas comunes de mucho tránsito y uso frecuente. En esos casos, la plataforma se desplaza del punto A al punto B muchas veces durante el día, y es importante que se encuentre en perfectas condiciones en todo momento. ¿Cómo se limpia una plataforma salvaescaleras? Si queremos garantizar el buen funcionamiento y una vida longeva para las plataformas salvaescaleras de nuestra comunidad, es importante empezar por elaborar sencillos protocolos de limpieza, y llevarlos a cabo con la máxima frecuencia posible. Aquí tienes algunas sugerencias: No desenchufes el salvaescaleras, incluso cuando lo limpies ya que esto podría tener un impacto negativo en la batería. Mantén el riel despejado: Asegúrate de que el riel del salvaescaleras no tenga obstrucciones que impidan su funcionamiento. Limpia el riel semanalmente: Puedes utilizar un plumero o un paño húmedo para limpiar la pista del riel, y otras partes de la plataforma, como el asiento. Evita usar demasiada agua en las partes electrónicas de la máquina. Si quieres emplear jabón, asegúrate de que sea neutro. Lubrica la guía: la grasa en la guía de la plataforma es lo que hace que esta se mueva con más facilidad. Por eso, ¡no debemos quitarla nunca! En caso de que le falte grasa, recomendamos contactar a uno de nuestros técnicos para verificarlo y aplicar la cantidad de grasa necesaria. Aspira alrededor de la plataforma elevadora: Aspira las escaleras, los raíles y la parte trasera del salvaescaleras con frecuencia para eliminar el polvo que se acumula en los componentes mecánicos. Inspecciona todas las piezas móviles, asegurándote de que todo se mueva y funcione como es debido. Comprueba que los tornillos y los pernos no se hayan aflojado. Apriételos si es necesario. Si nota una pieza suelta que no puedes arreglar, llama a un técnico especializado. Estaciona el salvaescaleras en su punto de carga, de lo contrario, puede quedarse sin baterías, y no podría usarse hasta que vuelvan a estar cargadas. Mantenimiento de plataformas salvaescaleras Si se trata de una plataforma pública, la comunidad puede ocuparse de las labores de limpieza de la plataforma salvaescaleras, pero si son muchos los vecinos con discapacidad, el uso frecuente puede provocar un desgaste de los componentes. Por eso, el mantenimiento y las revisiones mecánicas, es mejor dejarlas en manos de técnicos especializados. Aunque las revisiones no son obligatorias, sí que están muy recomendadas, ya que el mantenimiento rutinario por parte de un técnico ayuda a detectar posibles problemas futuros con el salvaescaleras y a garantizar que éste funcione correctamente. El mantenimiento de las plataformas salvaescaleras, además, puede alargar la vida útil de la instalación, y prevenir averías. ¿A quién recurres para el mantenimiento de tu plataforma salvascaleras? Bidea te ofrece un servicio 360º de mantenimiento y reparaciones de cualquier tipo de plataforma salvaescaleras. Estamos contigo siempre, desde tu proceso inicial de selección, hasta los checks rutinarios de mantenimiento. Te informamos también sobre el tipo de subvenciones que la comunidad puede solicitar al instalar una plataforma salvaescaleras, y te asesoramos acerca de la solución que mejor se adapta a las necesidades de vuestros usuarios y vuestro entorno. Así que, no dudes en llamarnos al 943 63 01 14 o escribirnos en info@bidea.es. Nuestros técnicos especializados estarán encantados de visitarte sin compromiso. ¡Te esperamos!  

Leer más

¿Qué es la accesibilidad urbana y cómo mejoramos las barreras arquitectónicas en nuestras ciudades?

¿Qué podemos hacer para convertir nuestras ciudades en entornos más accesibles? Descubre qué es la accesibilidad urbana en este artículo, y las diversas soluciones que podemos implementar para facilitar la movilidad de las personas con discapacidad. Escaleras interminables, bordillos no adaptados, aceras sin asfaltar... Para muchas personas estos elementos son una parte más del paisaje urbano que solventamos sin pensarlo dos veces. Para las personas con discapacidad, personas mayores, o incluso para padres y madres con bebés, la accesibilidad urbana se convierte en un grave obstáculo en su día a día. En un mundo ideal, en el que todos respetásemos la accesibilidad como un derecho universal, los espacios públicos y comunitarios estarían adaptados a todas las personas. En el mundo en el que vivimos, accesibilidad urbana representa un problema difícil de solventar para muchos de nuestros colectivos. ¿Qué podemos hacer como sociedad? ¿Cómo superamos la movilidad reducida en nuestras ciudades y le facilitamos la vida a tantas personas que se ven obligadas a limitar sus movimientos cada día por falta de accesibilidad en sus entornos urbanos? ¡Sigue leyendo! Movilidad urbana y barreras arquitectónicas en exteriores Vayamos por partes. ¿Qué es la movilidad urbana? La movilidad o accesibilidad urbana hace referencia, por un lado, a la facilidad con la que cualquier persona puede acceder a los diversos espacios exteriores en su entorno. Esta definición incorpora también todos los elementos que le permiten moverse por su población, y aquellos que le impiden llegar a su destino. Esos elementos se conocen como barreras arquitectónicas. Es decir, los desniveles, las escaleras, las rampas excesivamente pronunciadas, las calles más señalizadas, y otros elementos de los que te hablábamos al principio. Esos elementos que a muchas otras personas nos pueden parecer más o menos molestos pero, solventamos sin problema, a la persona con movilidad reducida o discapacidad auditiva, visual e intelectual, le impiden el uso del espacio público y la inclusión en muchas actividades en nuestra sociedad. ¿Qué tipo de barreras arquitectónicas limitan la movilidad urbana a la persona con discapacidad? La lista es casi interminable. Solo tienes que salir a la calle, fijarte un poco en tu entorno, y observar los muchos obstáculos que para la persona con movilidad reducida o discapacidad visual, auditiva o intelectual, son un verdadero problema. Aquí tienes algunos ejemplos, ¡es muy probable que algunos de ellos te sorprendan! Barreras arquitectónicas en los edificios Cualquiera de nuestros edificios, ya sean privados o públicos, cuentan con espacios comunes que dificultan la accesibilidad de muchos colectivos. Por ejemplo: Mostradores demasiado altos en recepciones, locales comerciales, etc. Puertas demasiado estrechas que no cumplen con la anchura mínima o no giratorias. Zonas de paso y acceso demasiado estrechas. Escaleras o pendientes insalvables de acceso a la entrada principal. Suelos resbaladizos, con alfombras en mal estado, cables expuestos, etc. Botones e interruptores demasiado altos. Barreras arquitectónicas en las vías urbanas Lo mismo sucede en nuestras calles y vías públicas. En las aceras o bien encontramos obstáculos continuamente, o no están adecuadamente asfaltadas, o son tan estrechas que impiden la circulación en silla de ruedas. En muchas ocasiones las calles presentan una pendiente demasiado pronunciada para que una persona con problemas de movilidad pueda circular con facilidad. Muchas de las rampas que se instalan no cumplen con la normativa. Escaleras o desniveles sin ninguna rampa para poder salvarlos. Estaciones de transporte público y medios de transporte no adaptados. Señalización inadecuada para personas con discapacidad visual, auditiva o cognitiva, como semáforos sin señales acústicas o carteles sin escritura en braille o sin texturas en el suelo. ¿Cómo mejoramos los problemas de movilidad en nuestros entornos urbanos? Tenemos muchas alternativas. Para empezar, es importante que la persona con discapacidad se identifique como tal. Esto te permitirá acceder a toda una serie de beneficios sociales y económicos importantes y necesarios, que te ayudarán a solventar algunas de las barreras urbanas que te encuentras en tu día a día. Al solicitar el Certificado de Discapacidad en la administración pública competente de tu Comunidad Autónoma, se calculará tu grado de discapacidad, y se te emitirá si superas los 7 puntos mínimos requeridos. Con este certificado podrás obtener la tarjeta de aparcamiento espacial en tu administración pública. Y ese, es tu primer paso. El resto, depende de que la administración pública y el colectivo de empresari@s, se haga cargo de la mejora de la accesibilidad en nuestros entornos. Generalmente, los problemas de accesibilidad urbana pueden resolverse realizando obras, construyendo rampas, adaptando aceras, instalando mobiliario urbano inclusivo, etc. En 2022, Luxemburgo ha ganado el premio a la ciudad más accesible de Europa, por su sistema de “diseño para todos”, que pretende facilitar el acceso a todas las personas, sin importar sus capacidades. La capital de Finlandia, Helsinki, y la ciudad de Barcelona han sido las las ganadoras del segundo y tercer lugar. De Barcelona se destaca su red de Metro, que cuenta con un 92% de estaciones accesibles, así como con plataformas y palos SOS, y su red de autobuses, 100% accesibles con rampas, información acústica e identificación del vehículo en braille. Sin embargo, muchas otras ciudades y poblaciones no cuentan con estos niveles de accesibilidad, y los problemas para la persona con discapacidad son más complicados, como es el caso de los desniveles demasiado altos para utilizar rampas. En esos casos, recurrimos a las soluciones salvaescaleras.  ¿Qué son las soluciones salvaescaleras para entornos urbanos? Las siguientes son soluciones diseñadas para solventar las muchas barreras arquitectónicas que existen en nuestros entornos urbanos, y que facilitan la movilidad de la persona con discapacidad. Plataforma salvaescaleras https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-salvaescaleras/ Una plataforma salvaescaleras es un sistema de elevación que facilita el desplazamiento vertical de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida. Normalmente consisten en una plataforma de diferentes dimensiones que se integra discretamente a la arquitectura del edificio o a todo tipo de espacios públicos interiores, exteriores, rectos o incluso curvos. Cuentan con un asiento abatible en el que puede sentarse la persona con discapacidad, y una plataforma en la que cabe perfectamente una silla de ruedas. Se suelen utilizar en las entradas de los edificios para salvar los tradicionales escalones, o en espacios donde es imposible instalar un ascensor. Las plataformas salvaescaleras no suelen exigir instalaciones complicadas, sin obras ni cables de conexión. Cuentan con múltiples opciones de aparcamiento en ángulo que permiten dejar diáfana la zona de paso en comunidades.   Elevadores de corto recorrido o plataformas verticales https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-verticales/ Normalmente, estas soluciones salvaescaleras se desplazan a lo largo de distancias reducidas de un mínimo de 3 metros de altura, y un máximo de 4. A diferencia de los ascensores tradicionales, la mayoría de los elevadores verticales o de corto recorrido se instalan a ras de suelo sin necesitar un foso profundo. Esto significa que ocupan muy poco espacio y se integran perfectamente al resto de la estructura o edificio, lo cual los convierte en las soluciones de accesibilidad perfectas para espacios históricos, museos, comercios, restaurantes u otros espacios públicos, en interiores y en exteriores. En Bidea llevamos casi dos décadas instalando soluciones salvaescaleras para entornos urbanos y residencias privadas en toda España, facilitando el desplazamiento, movilidad y autonomía de cientos de miles de personas. Porque, esa es nuestra misión. Llámanos al 943 63 01 14 o escríbenos en info@bidea.es. Nuestros técnicos especializados estarán encantados de visitarte sin compromiso para identificar las necesidades exactas de vuestra comunidad, y orientarte hacia el tipo de solución salvaescalera más adecuada. ¡Te esperamos!

Leer más

Ascensores

¿Qué problemas puedo encontrar a la hora de instalar un ascensor?

¿Necesitas mejorar la accesibilidad de tu entorno? El ascensor es una solución genial, pero no siempre es viable. En este artículo te explicamos qué problemas te puedes encontrar a la hora de instalar un ascensor y presentamos alternativas igual de efectivas, pero mucho más asequibles y que requieren de menos obligaciones técnicas.   ¿Necesitas adaptar tu hogar para facilitar la accesibilidad de una persona mayor o con discapacidad? ¿Han cambiado tus circunstancias y te ves obligad@ a modificar el nuevo entorno en el que vives para poder acceder fácilmente a otro piso? Entonces, es muy probable que hayas pensado en instalar un ascensor en tu piso/casa. Y, ¡has hecho bien! Con un ascensor “doméstico”, toda persona con movilidad restringida puede moverse fácilmente entre plantas, incluso si se desplazan en sillas de ruedas. Entonces, ¿cuál es el problema? El problema, puede resumirse en una palabra. Y esa palabra es: espacio. Sigue leyendo y descubre las 3 alternativas que te recomendamos cuando el problema de espacio (y, consecuentemente, coste), limitan tu autonomía y movilidad.   ¿Con qué problemas te puedes encontrar al instalar un ascensor? En Bidea llevamos dos décadas ofreciendo soluciones de accesibilidad a nuestros queridos clientes. Como imaginarás, ¡esas soluciones incluyen ascensores! Y aunque el coste de instalación y mantenimiento de un ascensor de uso doméstico ha disminuido considerablemente con el tiempo, es cierto que hay ciertas limitaciones que es importante tener siempre presentes. Limitaciones, como el espacio. Pocas personas cuentan en su hogar con el espacio que requiere la instalación de un ascensor. ¿No es solo cuestión de encontrar un rinconcito estrecho que conecte los pisos? Sí y No. El ascensor va a necesitar un foso. En la mayoría de las casas particulares, o incluso en comunidades de propietarios antiguas, encontrar un hueco para el foso puede resultar imposible. Y, además, puede que en una planta nos quepa bien el ascensor, pero en la siguiente planta, ¡nos encontremos con el lavabo! A parte del obvio problema de encontrar espacio en los reducidos entornos en los que vivimos, suelen aparecer otros problemas a la hora de instalar un ascensor. Por ejemplo: Obras de construcción: a diferencia de otras soluciones de accesibilidad, la instalación del ascensor exige toda una serie de obras que permitan crear un foso y conectar los pisos.Esas obras, más los informes que la empresa tiene que elaborar previamente a su ejecución, tienen un coste alto. Gastos de mantenimiento: Tener un ascensor en casa exige un mantenimiento constante y el cumplimiento de la normativa de seguridad estos sistemas de elevación.Así que, ¡los gastos mensuales son obligatorios! Entonces, ¿qué alternativas tenemos si no queremos invertir en un ascensor doméstico?   Alternativas eficaces y asequibles al ascensor doméstico Afortunadamente, en la actualidad son muchas las soluciones de accesibilidad que puedes instalar en tu hogar sin necesidad de invertir en un ascensor. El catálogo Bidea te ofrece una amplia gama de dispositivos diseñados para superar cómoda y fácilmente los obstáculos arquitectónicos en tu hogar o en las zonas comunes de tu edificio. A continuación, compartimos tres de las alternativas más eficaces, cómodas y asequibles, ideales para viviendas unifamiliares de varios pisos, o espacios compartidos con otros miembros de tu comunidad. Tres alternativas que indudablemente mejorarán la accesibilidad de tu casa o de tu edificio, y con ellas, la calidad de vida de la persona con limitaciones de movilidad. Aquí las tienes. Alternativa 1 al ascensor: Silla salvaescaleras Una solución salvaescaleras que suele instalarse en hogares particulares o residencias de ancianos para trasladar a la persona con movilidad reducida de una planta a la otra. El único requisito es que el usuario/a tenga movilidad suficiente como para transferirse de silla a silla o para sentarse en la silla salvaescaleras, por sí sola. Si es así, esta es una alternativa muy asequible al ascensor ya que no exige ningún tipo de obra y provoca un impacto estructural mínimo en el entorno. La silla salvaescaleras se adapta a diferentes espacios y tramos: rectos, curvos, con pendientes pronunciadas, etc. Son, además, un aparato de consumo muy eficaz, comparable al del consumo energético de muchos de los aparatos eléctricos que usamos todos en casa como la TV, el microondas, una plancha, o un ventilador.       Alternativa 2 al ascensor: Plataforma salvaescaleras La segunda de las alternativas es un dispositivo de mayor amplitud que, a diferencia de las sillas salvaescaleras, no exige que la persona baje de la silla de ruedas en la que se desplaza. Las plataformas salvaescaleras disponen de una base o superficie recta para que la persona pueda subir sin tener que salir de su silla de ruedas. La característica que comparten con las sillas salvaescaleras, es que las plataformas también ocupan poco espacio, e incluso muchos de los modelos suelen ser plegables. De la misma manera que las sillas salvaescaleras, las plataformas se instalan siguiendo el recorrido de la escalera, y aunque puede que parezca una instalación aparatosa, ¡no lo es! Es solo cuestión de fijar unas guías en los peldaños o en la misma pared, sin necesidad de reformas o cambios en la arquitectura del espacio. Se adaptan a todo tipo de configuraciones y a todo tipo de espacios, tanto interiores como exteriores, públicos, privados, rectos, curvos, etc.   Alternativa 3 al ascensor: Elevadores de corto recorrido  Si el espacio que necesitas salvar tiene una altura máxima de tres metros, esta es la alternativa ideal al ascensor para ti: El elevador de corto recorrido. A diferencia del ascensor tradicional, estas soluciones se instalan fácilmente en residencias privadas, locales comerciales, geriátricos, e incluso espacios exteriores. ¿Son muy costosos? En absoluto. El coste de la instalación de este tipo de solución salvaescaleras es mucho más económico que el de los ascensores tradicionales, y su consumo también. ¿Y su instalación? Mucho más sencilla que el ascensor tradicional: algunos solo exigen un foso de pocos centímetros, y otros ni siquiera necesitan foso. Pero ¿un homelift de este tipo rompe la estética de un hogar? No tiene por qué. La mayoría de ellos tienen unos diseños contemporáneos y muy modernos, con un impacto visual mínimo. ¡Incluso pueden personalizarse para que se integren a tu ambientación y diseño, o instalar cierre perimetral!   ¿Y este tipo de solución salvaescaleras no disminuyen el valor de la propiedad? Al contrario. Por ley, las zonas comunes de los edificios de hoy tienen que ser accesibles para personas mayores y/o con discapacidad. Si los futuros propietarios no tienen que preocuparse de informarse, negociar, e instalar el modelo adecuado, ¡les estás haciendo la vida mucho más fácil! Instalar una solución salvaescaleras en las zonas comunes de un edificio es una inteligente inversión a largo plazo que le suma valor al precio del inmueble. ¿Y el valor de tu propiedad privada? Como te comentábamos, las soluciones salvaescaleras Bidea son muy discretas y apenas requieren obras. ¡Las puedes quitar con la misma facilidad con las que las instalas!   ¿Cómo escoges la alternativa al ascensor que mejor se adecuada a tus necesidades? Bidea te sugiere que empieces por un análisis del entorno en el que te mueves. ¿Vas a precisar una solución salvaescaleras en el interior de tu hogar? ¿En los peldaños de las zonas comunes? ¿Son exteriores? ¿Están expuestos a las inclemencias del tiempo? ¿Son amplios? ¿Hay tramos rectos? ¿Curvos? Y, sobre todo, dos preguntas importantes: - ¿puede el usuario/a transferir a una silla salvaescaleras por su cuenta? - ¿Cuál es mi presupuesto? El siguiente paso después de responder a todas estas preguntas, es ponerte en contacto con el equipo Bidea. Lámanos al 943 63 01 14 o escríbenos a info@bidea.es, y nuestro equipo técnico estará encantado de ayudarte a seleccionar la mejor alternativa al ascensor para tus circunstancias. ¡Te esperamos!  

Leer más

Persona mayor subiendo escaleras

Subir y bajar escaleras: ¿Qué hacer cuando nos resulta imposible?

Se dice que los beneficios de subir y bajar escaleras son muchos. Pero, para muchas personas, subir y bajar escaleras es un imposible. ¿Cómo podemos ayudarlas en esos casos? Descúbrelo en este artículo. ¿Cuántas veces lo habrás oído? “¿Quieres mejorar tus niveles de fitness? ¡Sube y baja escaleras!” “¿Quieres ganar capacidad cardiovascular? ¡Sube y baja escaleras!” ¿Mejorar la circulación? ¿Perder peso? Efectivamente... ¡Sube y baja escaleras! Innegablemente, subir y bajar escaleras te aporta un sinfín de beneficios muy importantes, pero ¿tantos? Y si es así, ¿hasta cuándo? Porque, para la gran mayoría de nosotr@s, llega un día cuando subir y bajar escaleras deja de ser una actividad factible. ¿Qué hacemos el día que nos sea imposible hacer este tipo de ejercicio? ¿Qué alternativas tienen las personas que no pueden beneficiarse de las muchas ventajas que subir y bajar escaleras aporta a nuestro organismo? ¡Sigue leyendo! En este artículo te explicamos cuáles son los beneficios de subir y bajar escaleras, cuándo es recomendable dejar de utilizarlas, y cómo podemos sustituirlas.   Subir y bajar escaleras: ¿Son tantos los beneficios?   Según el estudio de Halsey et al., para quemar alrededor de 300 calorías tendrías que subir cinco pisos a buen ritmo durante cinco días seguidos. Por otro lado, si saltas a la cuerda durante una hora quemas cerca de unas 1000 calorías. En una hora de nado moderado quemarás 423 calorías, y de nado intenso hasta 715. ¿Sorprendid@? Aun así, es cierto que si tienes la posibilidad de incorporar algo de ejercicio a tu día subiendo y bajando escaleras, ¡sigue siendo muy recomendable! ¿Por qué? Porque, seguirás gastando energía, algo importantísimo, sobre todo si tu rutina es tan sedentaria como la de la mayoría de nosotr@s. Además, subir y bajar escaleras: Contribuye a mejorar la resistencia y condición de los músculos de piernas y glúteos Favorece el flujo sanguíneo en todo tu cuerpo Libera endorfinas que te hacen sentir mejor Al bajar las escaleras fortaleces los cuádriceps, músculos estabilizadores de tus rodillas Fortaleces tu capacidad pulmonar La exigencia de subir escaleras hace que la frecuencia cardíaca se acelere, con el tiempo, esto implica mayor resistencia ¿Quieres conseguir máximos beneficios subiendo y bajando escaleras? ¡Combínalas con otro tipo de ejercicio físico como andar o correr!     Subir y bajar escaleras: un ejercicio no accesible para tod@s Para muchas personas, hacer algo tan aparentemente sencillo como subir y bajar escaleras representa un problema considerable en su día a día. Personas con lesiones en las extremidades inferiores, con fracturas óseas o musculares... Personas con discapacidades y enfermedades crónicas que debilitan su musculatura, como la fibromialgia... Personas con artritis u otras enfermedades que tienen un impacto en las articulaciones... Personas con enfermedades cardiovasculares... Con problemas pulmonares... Incluso personas con vértigo y mareos repentinos... Muchos de ellos y ellas, tienen problemas serios para subir y bajar escaleras. Sin embargo, uno de los colectivos que mayor riesgo tienen al subir o bajar escaleras, son las personas de edad avanzada. Para las personas mayores con movilidad reducida una escalera se convierte en un obstáculo importante que superar, y una posible causa de accidente en su rutina diaria. Nuestra prioridad es siempre garantizar la seguridad de nuestras personas mayores, asegurándonos de que las escaleras en su entorno sean todo lo accesible posibles.   Soluciones de accesibilidad para subir y bajar escaleras Cuando la movilidad de la persona mayor se ve drásticamente reducida hasta tal punto que le resulta difícil o imposible subir o bajar las escaleras en su hogar... O si nos ocupamos del cuidado de personas con discapacidades o lesiones que limitan su autonomía de movimiento... Tenemos que eliminar obstáculos y facilitar su independencia. ¿Cómo? Instalando soluciones de accesibilidad, como sillas o plataformas salvaescaleras en el interior de su vivienda o en el inmueble en el que viven. ¿Qué sucede al eliminar esas escaleras que ahora se han convertido en obstáculos en su propio hogar? Que sus niveles de independencia aumentan radicalmente. ¿Qué tipo de sistemas salvaescaleras podemos instalar en los hogares de las personas con movilidad reducida? Nuestra gama de soluciones salvaescaleras es extensa, pero estas son nuestras categorías principales: 1. Sillas salvaescaleras Un sistema de elevación muy versátil que solemos instalar en los hogares de las personas con movilidad reducida para ayudarla a solventar cierto tipo de barreras, normalmente escaleras. Son ideales para personas mayores y con movilidad reducida con la capacidad de acceder por cuenta propia a la silla. Se instalan rápidamente y no requieren ningún tipo de obras. 2. Plataformas salvaescaleras Estas soluciones de accesibilidad se integran en espacios públicos interiores o exteriores, como vestíbulos, zonas comunes, comercios, etc. para facilitar el desplazamiento vertical de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida. La gran mayoría son fácilmente plegables y pueden ser instaladas en interiores y exteriores. 3. Elevadores de corto recorrido Ideales para superar desniveles de hasta 3 metros como las escaleras que suelen separar los rellanos en los vestíbulos de nuestros edificios del ascensor. ¿Cómo decides cuál es la solución de accesibilidad adecuada a las necesidades de la persona con movilidad reducida? Son tantos los factores que entran en juego en esa decisión (características del inmueble, si se instala en interiores o exteriores, y sobre todo, las necesidades de la persona), que nuestra recomendación es hablar con uno de nuestros técnicos.   ¿Es costoso instalar soluciones de accesibilidad? No necesariamente. El precio de la instalación viene normalmente dictado por los elementos de guiado y fijación. Lógicamente, a mayor la distancia a recorrer, mayor el coste de la instalación. Sin embargo, es importante tener presente que los gastos de instalación de una silla o plataforma salvaescaleras en una zona común suelen correr a cargo de la comunidad, y que, en la gran mayoría de los casos, ese coste queda cubierto por subvenciones y ayudas de la comunidad.   Así que, si ha llegado el momento para uno de tus seres queridos de dejar de subir y bajar escaleras... O si buscas una opción que te permita solventar este tipo de barreras arquitectónicas en tu entorno... ¡Solicítanos más información! Estaremos encantadas de resolvértelas. El equipo de Bidea lleva casi dos décadas facilitando mayor independencia, seguridad y comodidad para personas con movilidad reducida. Porque sabemos que, aunque a todos nos gustaría poder subir y bajar escaleras indefinidamente, y disfrutar de los beneficios que este tipo de ejercicio nos aporta, no siempre puede ser posible. Para esos casos: Bidea. Hemos invertidos dos décadas de nuestras vidas a encontrar soluciones que ayudan a solventar los difíciles accesos que estas personas encuentran cada día en sus hogares y en espacios públicos. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si crees que podemos ayudarte a tomar tu decisión! ¿Necesitas más información sobre nuestras sillas, plataformas y mini elevadores salvaescaleras? Nuestro equipo estará encantado de visitarte en tu hogar y orientarte de manera totalmente gratuita hacia la silla o plataforma salvaescaleras más adecuada a tu situación o a la de tus seres queridos.

Leer más

Ascensor en movimiento

¿Estás pensando en instalar un ascensor en tu hogar? Estas alternativas te interesan

¿Necesitáis una solución eficaz para la mejora de la accesibilidad en vuestra comunidad, pero el ascensor no encaja con vuestro espacio ni presupuesto? ¡Seguro que estas tres alternativas sí!   Todo el mundo está de acuerdo. Es necesario instalar una solución que mejore la accesibilidad a las zonas comunes para todos los miembros de la comunidad. Y, parece ser, que el ascensor, es la solución más obvia. Un ascensor permitiría a toda persona con movilidad reducida desplazarse con toda comodidad, seguridad y confianza por todas las plantas. Pero ¿tenemos espacio suficiente en el hueco de la escalera? ¿Podemos utilizar el patio de luces? ¿Se podría instalar en otra ubicación como la fachada? ¿Haría falta permisos? ¿Se dispararían los costes? Si os están surgiendo este tipo de preguntas ante la posibilidad de instalar un ascensor en vuestra comunidad, no estáis sol@s. Muchísimos de nuestros clientes se plantean las mismas preguntas y lidian con las mismas dudas. En este artículo te presentamos tres alternativas prácticas y muy asequibles al ascensor que estáis pensando en instalar en vuestro edificio.   3 Alternativas prácticas y asequibles al ascensor ¿Cuál es el problema principal que las comunidades se encuentran a la hora de instalar un ascensor en sus zonas comunes? El problema principal es que muchos de los edificios en nuestro país carecen de un elemento muy importante: espacio. Precisamente, ¡el elemento que más falta hace a la hora de instalar un ascensor! Porque, además del espacio que se necesita para el foso, el ascensor tiene que caber en todas las plantas. ¡Algo muchísimo más complicado aún, en casas particulares! Y luego están las obras. ¿Qué tipo de obras son necesarias para instalar un ascensor? En primer lugar, se necesita un foso, ¡que no puede salir de la nada! Además, es muy probable que aparezcan tuberías de saneamiento, conducciones de gas, o instalaciones eléctricas que compliquen el proceso. Muchos edificios antiguos no suelen tener planos de instalaciones y hasta no abrir el foso, ¡no se puede estar seguros de lo que pueda aparecer! Si la tipología del edificio también lo requiere, será necesario reconstruir también las escaleras del edificio. Como imaginarás, hacer un estudio detallado del proyecto lleva su tiempo y sus costes. En otras palabras, que el coste de instalar un no incluye solo el precio del ascensor propio y su instalación, sino también la ejecución de obras complejas y sus correspondientes permisos. Entonces, ¿Cuáles son las alternativas? Aquí las tienes: 1.      Alternativa al ascensor 1: Sillas salvaescaleras Es cierto, las sillas salvaescaleras suelen asociarse a la accesibilidad en casas particulares. Sin embargo, estas soluciones también son muy útiles en comunidades de vecinos. De hecho, en la mayoría de los edificios antiguos de nuestro país, las sillas salvaescaleras son la mejor, y en muchas ocasiones, la única opción. ¿Qué es una silla salvaescaleras? Como su nombre bien indica, una silla salvaescaleras es una silla móvil que salva tramos de escalera de todo tipo: rectos, curvos, en espiral, etc. El objetivo de estas soluciones es facilitar la segura subida y bajada de escalones para las personas de movilidad reducida, que tengan la capacidad de transferirse por sí solas de su silla de ruedas a la silla salvaescaleras. ¿Las sillas salvaescaleras requieren muchas obras? En absoluto. La instalación de una silla salvaescaleras es muy rápida ya que no se precisa ningún tipo de obras. Simplemente es cuestión de seleccionar el modelo de silla que mejor se alinee con el espacio, las dimensiones, el recorrido,  la ubicación (exterior o interior), etc., y nuestros técnicos la instalan en muy poco tiempo y sin ninguna complicación.   2: Plataformas salvaescaleras Si el usuario se desplaza en silla de ruedas y no tiene capacidad propia para trasladarse de esta a la silla salvaescaleras, esta es tu opción ideal. A diferencia de las sillas salvaescaleras, las plataformas disponen de una base o superficie recta para que la persona con movilidad limitada pueda subir a este sin tener que salir de su silla de ruedas. Con una capacidad aproximada de hasta 250 kg, la mayoría de las plataformas salvaescaleras incluso se utilizan para transportar pequeñas cargas, como paquetes pesados,  pequeños muebles, bombonas de gas, etc. Las plataformas salvaescaleras se instalan siguiendo el recorrido de la escalera o el desnivel en el edificio o espacio exterior. Y aunque puede parecer una instalación aparatosa, en realidad no es más que una serie de guías fijadas en los peldaños y en la misma pared, sin apenas necesidad de reformas o cambios en la arquitectura del espacio. Algunas de las plataformas elevadoras que ponemos a tu disposición en Bidea, incluso pueden plegarse fácilmente al no ser utilizadas, maximizando la reducción de espacio para la comunidad. Y si se trata de escaleras estrechas, muchos de los modelos en el catálogo Bidea incluso cuentan con versiones en tamaño reducido.     3: Elevadores de corto recorrido Un elevador vertical o un elevador de corto recorrido es un sistema salvaescaleras diseñado para salvar espacios de hasta 3 metros. ¿Qué tipos de problemas de accesibilidad resuelve el elevador de corto recorrido? Desde el desnivel de entrada que encontramos en tantas comunidades de vecinos, hasta todo tipo de escalones y desniveles en edificios públicos, espacios exteriores, residencias de ancianos, locales comerciales, y muchas otras ubicaciones. ¿Son difíciles de instalar? A diferencia del ascensor tradicional, el elevador de corto recorrido se instala fácilmente ya que tan solo necesitan un foso de pocos centímetros. Algunos incluso tienen la opción de instalación sin foso. Otro punto a su favor es que, afortunadamente, el precio de esta alternativa es mucho más económica que el de los ascensores tradicionales. El coste de un elevador vertical depende de muchos factores como la distancia a recorrer, la altura, las dificultades del espacio y las dimensiones y acabados del elevador. Pero, piensa que en Euskadi tienes toda una serie de subvenciones y prestaciones a tu disposición que han sido destinadas para la eliminación de las barreras arquitectónicas del entorno. Dependiendo de la localidad, existen una serie de ayudas distintas, por ello, es importante que solicites información a tu ayuntamiento. Además, los elevadores verticales en el catálogo Bidea consumen poco e incurren muy pocos gastos de mantenimiento. La mayoría de los modelos permiten personalizarse para integrarse al diseño y formato del espacio en el que se instalan. ¿Quieres más información sobre estas alternativas al ascensor? El equipo Bidea estará encantado de resolverte cualquier duda adicional que no hayamos resuelto en este artículo. Y si necesitas que un miembro de nuestro equipo técnico te visite personalmente y te oriente de manera totalmente gratuita hacia la alternativa al ascensor más adecuada a tu situación o a la de vuestra comunidad, ¡no tienes más que decírnoslo! Concierta cita con uno de nuestros técnicos en soluciones de accesibilidad llamándonos al 943 63 01 14 o escribiéndonos en info@bidea.es. Estamos para ayudar.

Leer más

Poste eléctrico

¿Una silla salvaescaleras consume mucha electricidad?

Con el aumento desmedido actual de los precios de la electricidad ¿debes dejar de utilizar con frecuencia tu silla salvaescaleras para reducir tu factura de la luz? La respuesta, en este artículo. Llega el verano del 2022 y, ¡los precios de la electricidad se disparan! La factura de la luz, como tantas otras facturas, es cada vez más cara y dolorosa. ¿El motivo? ¡Hay tantos! Sin embargo, en líneas muy generales, tu factura de la luz está subiendo porque el precio de otras materias primas ha subido radicalmente, en el caso del gas, provocado por la guerra entre Rusia y Ucrania. Por eso, y por muchas otras razones, estamos viendo los desproporcionados precios de hoy. Y por eso, los consumidores somos cada vez más conscientes del uso y el consumo que hacemos de la electricidad. Incluido el uso de algo tan necesario como una silla salvaescaleras. ¿Debes dejar de utilizar con frecuencia tu silla salvaescaleras para reducir tu factura de la luz? ¿Puede una silla salvaescaleras influir considerablemente en la subida de tu factura eléctrica? La respuesta a todas estas preguntas es sencilla, y la compartimos en este artículo... Pero, para que respires tranquil@, recuerda lo siguiente: el gasto de tu silla salvaescaleras es mínimo y tiene una repercusión imperceptible en tu consumo de electricidad. ¿Mejor? Entonces, ¡seguimos con los detalles! Descubre a continuación cuánta luz consume la silla salvaescaleras que tienes instalada en tu casa y/o comunidad.   Los nuevos precios de la luz desde junio del 2021 ¿Sabías que tu factura de la electricidad depende desde el 1 de junio del 2021 del consumo que hagas en las nuevas tres franjas horarias? ¿Qué significa eso? Significa que, según a qué hora consumas, la luz te va a costar más o menos. Es decir: Hora valle: entre 00:00 y 8:00 de la mañana (incluidos fines de semana y festivos). Esta es la franja más asequible por ser las horas con menor demanda. Hora llana: de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00h y de 22:00 a 00.00, entre semana. Hora punta: de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00, entre semana. Esta es la franja más cara, por ser las horas con mayor demanda. Tener estos horarios claros, te puede ayudar a reducir el consumo de electricidad y la cifra final en tu factura. Pero, es importante que conozcas también que la factura de la luz puede ser de dos tipos, dependiendo del contrato que tengas con tu proveedor: del mercado libre si tiene un precio fijo anual o del mercado regulado si la energía tiene un precio variable que cambia diariamente, o el conocido como “Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor” (PVPC). Se calcula que en España 11 millones de hogares están vinculados a este tipo de mercado. ¿Cómo sabes de qué tipo es tu contrato? Fíjate qué pone en la parte “Datos” de tu factura. Sin embargo, sea cual sea tu tipo de factura, siempre vas a pagar dos conceptos diferentes: Costes regulados o Peajes: los precios que regula directamente el Gobierno Precio de la energía, que dependerá del mercado de la electricidad si tu tarifa es del tipo variable o PVPC. Otra consideración importante para tener en cuenta es que no hay un único mercado eléctrico sino muchos. El más importante es el mercado diario desde el que se gestiona alrededor del 80% de la energía que consumimos. Cada día, OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Energía) organiza una subasta que establece el precio de la electricidad del día siguiente para cada una de las 24 horas del día. Por eso es difícil saber cuánto subirá tu factura de la luz, porque en gran parte depende de la subasta. Pero, lo que sí que sabemos es que, desde el nuevo cambio tarifario en junio del 2021, el precio de la luz ha subido un 41%. ¿Puedes reducir tu factura de la luz minimizando el uso que haces de tu silla salvaescaleras? Como te contamos a continuación, tu silla salvaescaleras tiene un impacto mínimo en tu factura de la luz. ¡Sigue leyendo!   Pero ¿Cuánta luz gasta una silla salvaescaleras? Como bien sabes, una silla salvaescaleras es un sistema de transporte de muy fácil uso que facilita la subida y bajada de escaleras a personas con movilidad reducida. El equipo de Bidea lleva más de dos décadas instalando sillas salvaescaleras y otra gama de soluciones prácticas de accesibilidad en los hogares de toda España, y tanto nuestra experiencia como la de nuestros clientes confirma que las sillas salvaescaleras es uno de los aparatos que menos electricidad consume en un hogar. ¿Necesitas cifras exactas? Estas son las medias de consumo anuales de los electrodomésticos más comunes en los hogares españoles: Lavavajillas: 246kwh anuales (0.028kw cada hora) Secadora: 255kwh anuales (0.029kw cada hora) Lavadora: 255kwh anuales (0.029kw cada hora) Televisor: 263kwh anuales (0.03kw cada hora) Nevera: 662kwh anuales (0.07kw cada hora) ¿Y tu silla salvaescaleras? ¿Cuál es el consumo de tu silla salvaescaleras? En funcionamiento, tu silla salvaescaleras consume 24 vatios por hora o 0.024kw. En el improbable caso de que empleases la silla durante una hora para subir y bajar escaleras, estarías consumiendo durante ese tiempo 0.005€ (si tomamos como precio medio el 0.222€ el kW, el precio en España de un día entre semana). En otras palabras: todos esos electrodomésticos que estás usando cada día en tu hogar consumen mucho más que tu silla salvaescaleras. ¿La nevera? ¡Todo el día encendida! ¿La TV? ¡Un montón de horas! ¿La lavadora? ¿El lavaplatos? ¡Ciclos de hora, hora y media! ¿Tu silla salvaescaleras? La ocasional subida y bajada. ¿Conclusión? ¡Tu factura de la electricidad apenas va a reflejar el consumo de tu silla salvaescaleras Bidea! ¿Sigues teniendo alguna duda sobre el consumo eléctrico de tu silla salvaescaleras o sobre cualquiera de las soluciones salvaescaleras en la gama Bidea? No dudes en llamarnos al 943 63 01 14 o escribirnos a info@bidea.es y estaremos encantados de resolvértelas. Estamos para ayudar.  

Leer más

¿Silla o plataforma salvaescaleras?

¿Silla o plataforma salvaescaleras? ¡No puedo decidir!

¿Estás pensando en instalar una solución salvaescaleras en casa o en vuestra comunidad y no sabes en qué se diferencian las diversas opciones en el mercado? Te entendemos perfectamente. Identificar e instalar el sistema salvaescaleras que mejor encaja con las necesidades de cada persona y comunidad no es sencillo, pero lo será al informarte acerca de las diferencias y los beneficios que cada tipo de solución puede aportar a tu vida. En este artículo compartimos toda la información que necesitas para selecciones la solución salvaescaleras ideal para ti y las personas de tu círculo social. Sillas salvaescaleras: ¿qué son y para quién están pensadas?  Las sillas salvaescaleras son un sistema de elevación muy versátil que se suele instalar en las casas particulares de personas con movilidad reducida para ayudarles a solventar algún tipo de barrera, normalmente escaleras. Este tipo de solución salvaescaleras está diseñado para trasladar a una persona única, y son ideales para hogares de personas mayores y con movilidad reducida. Requieren muy poco espacio, tanto para subirse o bajarse de ellas. Se instalan rápidamente sin necesidad de hacer obras, lo cual las convierte en una de las soluciones salvaescaleras más populares del mercado para espacios privados reducidos. Además, es importante recordar que las sillas salvaescaleras se adaptan a todo tipo de necesidades y espacios, tanto si son ¡en forma de curva, de espiral o de caracol! Y, ¿a nivel de consumo?   ¿Consume mucho una silla salvaescaleras? No. Consume tanto como cualquier otro electrodoméstico casero. Y sus gastos de mantenimiento son mínimos.   ¿Son seguras las sillas salvaescaleras? ¿Con qué sistemas de seguridad cuentan las sillas salvaescaleras? Todos los sistemas de elevación en el catálogo Bidea están diseñados y homologados sobre la base de la Directiva de Máquinas 2006/42 CE y conforme con lo dispuesto por la Directiva Europea 73/23/CEE de Baja Tensión y la Directiva Europea 89/336/CEE relativa a la Compatibilidad Electromagnética. ¿Qué significa esto para ti? Significa que tú, nuestro usuario/a siempre tienes la certeza de que la silla salvaescaleras que utilizas es especialmente segura y fiable. Además, nuestras sillas salvaescaleras cuentan con innovadores elementos de ingeniería que te permiten tener máximo control en todo momento: El raíl cuenta con unos soportes que se fijan a los peldaños (suelo) con la sujeción específica para cada tipo de escalera (metal, mármol, granito, madera, etc.) de la manera más segura posible... Cinturón de seguridad, manual o retráctil, mantiene al usuario/a firmemente sentado en posición hasta el final de su trayectoria. Los sensores de seguridad están diseñados para detener la silla salvaescaleras en el raro evento de que se encontrase con un obstáculo durante el trayecto. Todas nuestras sillas salvascaleras viajan a una velocidad extremadamente segura, entre 0.10 m/s y 0.15m/s, que es el máximo permitido por normativa. Los asientos de las sillas salvaescaleras Bidea pueden rotarse (o bien manual o automáticamente) de manera que el usuario puede sentarse o levantarse de manera fácil y segura. La autonomía de la batería depende del uso que se le dé antes de volver a cargarla, aunque normalmente suele rondar los 10 recorridos.Si se produce un corte de suministro eléctrico la silla seguirá funcionando temporalmente sin batería hasta trasladar a la persona a su destino o volver al punto de retorno.Además, disponen también de un sistema de bajada de emergencia en caso de avería.   Las sillas salvaescaleras Bidea pueden encenderse o apagarse con una llave de seguridad para evitar que los peques de la casa jueguen con el dispositivo.   ¿Qué ocurre cuando la persona no es capaz de subirse por su cuenta o trasladarse desde su silla de ruedas a la silla salvaescaleras? En esos casos necesitamos otra solución salvaescaleras. Plataformas salvaescaleras De mayor tamaño que las sillas salvaescaleras, estos sistemas salvaescaleras facilitan el desplazamiento de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida en espacios públicos interiores o exteriores. Normalmente consisten en una plataforma de diferentes dimensiones y características, que se integra discretamente a la arquitectura del edificio o espacio público, sin instalaciones complicadas, obras ni cables de conexión. Todos los modelos que encontrarás en Bidea son fácilmente plegables.   ¿Para quién están pensadas las plataformas salvaescaleras? El objetivo de las plataformas salvaescaleras es ofrecer autonomía de movimiento a la persona que se desplaza en silla de ruedas y/o la persona que no puede trasladarse a una silla salvaescaleras como las que hemos descrito en el apartado anterior por cuenta propia. La mayoría de ellas cuenta con un asiento abatible, lo cual las hace idóneas para personas mayores que se desplazan independiente pero inestablemente (con bastón o caminadores), y quieren sentarse durante el trayecto de subida o bajada. Es decir, las plataformas salvaescaleras están pensadas para la persona que necesita subir o bajar las escaleras en un espacio, generalmente, público como la comunidad en la que vive, instituciones públicas, cines, estadios, transporte público, etc. con la mayor facilidad y seguridad posible.   ¿Dónde se instalan las plataformas salvaescaleras? Las plataformas salvaescaleras pueden integrarse a cualquier tipo de entorno interior y exterior, sin apenas ninguna reforma, con la única condición de que exista suficiente espacio para poder extenderse la plataforma, y esta sea fácilmente accesible para la persona en silla de ruedas. Además, y gracias a las múltiples opciones de aparcamiento en ángulo de la mayoría de las plataformas salvaescaleras, apenas ocupan espacio en la zona de paso en comunidades. ¿Pueden instalarse en espacios curvos? Desde luego, siempre que exista suficiente espacio para que la persona en silla de ruedas pueda acceder fácilmente a la plataforma.   ¿Son seguras las plataformas salvaescaleras? Hace casi dos décadas que te ofrecemos plataformas fabricadas con materiales de primera calidad que cumplen todas las normativas europeas vigentes. Antes de desplazarse por primera vez, el usuario tiene la opción de leer detenidamente acerca de los mecanismos de seguridad de nuestras plataformas: desde la manipulación a las rampas de acceso, hasta su plegado y desplegado, y, sobre todo, ¿Cómo evitar el riesgo de caída? Los movimientos de nuestras plataformas salvaescaleras son muy suaves y pausados. A efectos de velocidad, las plataformas registran velocidades muy similares a las de las sillas salvaescaleras. Y, aunque la capacidad de carga de las plataformas es mayor al de las sillas, según tanto el consumo eléctrico como el precio de estas dos soluciones son muy similares. ¿Y en caso de corte de corriente? Como comentábamos en el caso de las sillas salvaescaleras, las plataformas Bidea funcionan con batería de una autonomía de normalmente 10 recorridos. Al producirse un corte de suministro eléctrico la plataforma salvaescaleras continúa funcionando sin batería hasta trasladar a la persona a su destino o volver al punto de retorno. Además, todos los sistemas de accesibilidad Bidea disponen de un sistema de bajada de emergencia en caso de avería. ¿Las plataformas salvaescaleras son difíciles de usar? En absoluto. La mayoría de los dispositivos en el mercado cuentan con un sistema sencillo y automatizado de uso muy intuitivo. ¿Aún te queda algunas dudas acerca de nuestras sillas y plataformas salvaescaleras? Estaremos encantados de resolvértelas en el 943 63 01 14. Cuéntanos tus dudas y concertaremos una cita para que nuestros técnicos especialistas en soluciones de movilidad analicen tu espacio y las barreras a las que te enfrentas. En breve, te propondrán la solución más segura y eficaz en un presupuesto gratis totalmente personalizado a tus necesidades. Nuestra misión es poder contribuir a mejorar radicalmente tu día a día. Así que, llámanos al 943 63 01 14 o envíanos un email a info@bidea.es con cualquier duda sobre soluciones salvaescaleras que te surja. ¡El equipo de Bidea está siempre encantado y dispuesto a ayudarte! ¡Te esperamos!  

Leer más

Mando silla salvaescaleras Curve

Por qué son importantes los mandos y dispositivos de accionamiento de sillas salvaescaleras

¿Mandos a distancia para soluciones salvaescaleras? Es muy probable que nunca se te hubiese ocurrido que el sistema salvaescaleras que estás pensando instalar en la vivienda de tu familiar, viene acompañado de mandos y dispositivos de accionamiento. Y que estos, pudiesen ser importantes. Y, efectivamente, lo son. Porque sin el mando a distancia de los sistemas salvaescaleras tu ser querido no podría desplazarse de forma remota desde cualquier nivel de su hogar. Tiene lógica, ¿verdad? Si la persona está arriba y el sistema salvaescaleras se encuentra abajo, por el motivo que sea, ¿cómo va a bajar esas escaleras? En este artículo te explicamos el importante papel que este humilde dispositivo juega en la movilidad de las personas mayores, qué tipo de mandos a distancias para salvaescaleras existen, y mucho más. ¿Qué son las soluciones salvaescaleras? La gama de soluciones salvaescaleras en Bidea es extensa, pero todos nuestros sistemas están diseñados para facilitar el desplazamiento entre niveles diversos de personas con movilidad reducida y personas mayores. Las características de cada sistema dependen principalmente del tipo de inmueble, de las necesidades de la persona y de si el dispositivo debe instalarse en interiores o exteriores. Sin embargo, hoy queremos dejar de lado las soluciones que solemos instalar en espacios públicos, para centrarnos en las sillas salvaescaleras que ubicamos mayoritariamente en las residencias privadas de nuestros clientes. Las sillas salvaescaleras son un sistema de elevación muy versátil que se suele instalar en los hogares de las personas con movilidad reducida para ayudarla a solventar cierto tipo de barreras, normalmente escaleras. Son ideales para personas mayores y con movilidad reducida, y se instalan tanto en tramos rectos como tramos curvos, rápidamente y sin necesidad de hacer obras.   ¿Por qué las sillas salvaescaleras necesitan mandos a distancia?  Los mandos a distancia son necesarios para poder accionar el sistema salvaescaleras desde cualquier nivel. Normalmente, se coloca un mando en el nivel superior y otro en el nivel inferior para que la persona puede acceder a este en caso de que se encuentre en el nivel opuesto. Si la silla está en la planta baja y la persona se encuentra en el primer nivel, no tiene más que pulsar el mando a distancia para hacer que la silla se traslade automáticamente al piso donde se espera. ¿Cómo es el mando a distancia de una silla salvaescaleras? Como imaginarás, los mandos a distancia de las sillas salvaescaleras han sido diseñados para que la persona mayor o la persona con discapacidad pueda emplearlo con máxima comodidad y facilidad. Normalmente tienen un diseño muy práctico que incorpora botones de gran tamaño que hace que las personas con problemas de vista o de movilidad en las manos puedan identificar y pulsar fácilmente. El mando a distancia se ubica en un soporte que se instala en un punto de la pared cercano a la silla, de esta manera, nos aseguramos de que esté siempre a la vista y no pueda perderse. ¿Que prefieres dejarlo sobre la cajonera que tienes junto a las escaleras? Donde tú prefieras. Lógicamente, tienes la opción de posicionar el mando a distancia de tu silla salvaescaleras donde a ti o a tu ser querido, os resulte más cómodo. Además de los dos botones de subida y bajada, las sillas que disponen de un “aparcamiento” superior a la zona de parada, presentan un tercer botón que permite al usuario enviar la silla al espacio donde más allá de la zona de paso donde no moleste a nadie. ¿Qué son los accionamientos en la silla salvaescaleras? El accionamiento en la silla salvaescaleras es el dispositivo en el reposabrazos de la propia silla que complementa al mando a distancia en su labor de desplazar la silla hacia la dirección que el usuario indica. Los dispositivos de accionamiento en el reposabrazos son de uso muy fácil e intuitivo: con tan solo mover el interruptor hacia la dirección queremos desplazar la silla hay suficiente. Cuando la silla salvaescaleras tiene la opción de desembarque automático, el dispositivo de accionamiento también incluye la posibilidad de giro automático. La gran mayoría de los modelos en el catálogo de sillas salvaescaleras Bidea te permiten seleccionar el lado en el que prefieres colocar el interruptor de accionamiento, siempre facilitando la vida de las personas mayores y/o con discapacidad. Botón en reposabrazos para accionar la silla salvaescaleras ¿Qué ventajas tienen los mandos inalámbricos para sillas salvaescaleras? ¡Imagina! Los mandos a distancia de las sillas salvaescaleras ofrecen muchas ventajas a los usuarios: Es posible aparcar la silla en zonas superiores donde no represente una molestia para otros usuarios de las escaleras. Gracias a los mandos a distancia, pueden utilizar la silla salvaescaleras varios usuarios en una misma vivienda, independientemente de en qué nivel se encuentre aparcada la silla en ese momento. Si la silla se usa en comunidades de vecinos, no hay más que llamar al piso donde se necesita con el control remoto. Mandos a distancia Bidea: soluciones salvaescaleras con más control y seguridad   Como has podido comprobar en este artículo, todas nuestras soluciones salvaescaleras incorporar la última tecnología con el único objetivo de mejorar la experiencia de nuestros usuario/as. Queremos eliminar los problemas de accesibilidad en los hogares de tantas personas, y queremos que todas las personas mayores y/o con discapacidad que empleen nuestros sistemas salvaescaleras se sientas cómodos y seguros en todo momento. Por eso, te invitamos a que explores el catálogo de soluciones salvaescaleras Bidea. Llevamos casi dos décadas facilitando mayor independencia, seguridad y comodidad para personas con movilidad reducida. Dos décadas ayudándoles a solventar los difíciles accesos que estas personas encuentran cada día en sus hogares y en espacios públicos. Llevamos casi dos décadas haciéndoles felices. Y eso, para nosotros, no tiene precio. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si crees que podemos ayudarte a tomar tu decisión!

Leer más

Have a question? We are here to help.
Escríbenos
Agenda una videollamada
¿Alguna duda? Contacta aquí
¡Hola! 👋
Elige una opción para ponerte en contacto.
¡Te responderemos muy rápido!
Bidea trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.