¿Qué ayudas técnicas existen para levantarse de la cama y del sofá?

¿Buscas ayudas técnicas que ayuden a la persona con movilidad reducida a levantarse de la cama, el sofá, u otro mobiliario de su entorno? En este artículo encontrarás la información que necesitas. Para gran parte de la población, levantarse de la cama, del sofá, de una silla...no requiere ningún tipo de esfuerzo. Al contrario, suelen ser acciones casi automáticas que hacemos continuamente sin pensar. Pero, para muchísimas otras personas, una acción tan rutinaria como salir de la cama, o levantarse de la silla después de comer, es un acto muy difícil de realizar por su cuenta que, en algunas ocasiones no puede llevarse a cabo sin la ayuda de otra persona o, lo que se conoce como, ayuda técnica. ¿Qué causas hacen que a una persona le cueste levantarse de la cama o del sofá? Las causas son muchas, e incluyen desde movilidad reducida por accidentes, enfermedades, lesiones en la espina dorsal, etc... Hasta la lógica progresión en el ciclo de la vida que nos hace envejecer y provoca una disminución de la masa ósea y muscular que resulta en un cuerpo más frágil y propenso a caídas. Afortunadamente, hoy en día, existen multitud de ayudas tanto humanas como técnicas para facilitar la vida a las personas que viven con este tipo de dificultades en su día a día. Ayudas técnicas para la movilidad personal ¿Qué hacemos cuando acciones como levantarse de la cama o de una silla requieren un esfuerzo o ayuda? ¿Qué hacemos cuando uno de nuestros seres queridos deja de tener la habilidad (o bien paulatinamente o bien de repente) de hacerlo por su cuenta? Uno de los primeros pasos es adaptar el entorno en el que vive y/o trabaja la persona. En muchos casos, con tan solo implementar algunas mejoras y llevar a cabo algunas reformas, la calidad de vida de la persona con problemas de movilidad puede mejorar radicalmente. Hablamos detenidamente de las adaptaciones que se pueden hacer en un hogar para facilitar el desplazamiento y la autonomía de la persona con movilidad reducida en este artículo (Cómo acondicionar el hogar para los ancianos en tu vida: paso a paso con Bidea) Existen, además, diversas ayudas técnicas en las que la persona con discapacidad puede apoyarse para mejorar la calidad de vida en su entorno más cercano. ¡Vamos a verlas! Productos de apoyo para personas dependientes Estas son las soluciones que Bidea recomienda para ayudar a la persona con movilidad reducida a levantarse con facilidad de la cama, del sofá u otro mobiliario en su entorno. Cinturones de transferencia Se trata de un dispositivo de seguridad diseñado para facilitar la labor de los rehabilitadores o personal auxiliar para movilizar al paciente con una discapacidad y trasladarlo/a a corta distancia a su silla, silla de ruedas, etc. Consiste en una estructura de tela acolchada con asas o cintas de sujeción y se coloca en la cintura o en la zona lumbar de la persona impedida. Discos de transferencia Tal y como su nombre indica, este tipo de ayuda técnica para la movilidad personal consiste en un disco giratorio que se coloca a los pies del usuario/a en el suelo para girarlo/a hacia la dirección deseada. Una vez la persona se ha subido al disco, este se gira hasta ubicar al paciente en la posición idónea para sentarlo sobre su silla de ruedas, el inodoro, el coche, etc. Además de facilitar el movimiento de la persona con movilidad reducida, los discos de transferencia están diseñados para que el cuidador no tenga que realizar giros bruscos que le puedan ocasionar lesiones. En este caso, para poder utilizar este tipo de ayuda técnica, es necesario que el paciente tenga la capacidad de mantenerse de pie, aunque sea con ayuda. Barandillas para cama Como bien indica su nombre, este tipo de ayuda técnica consiste en una barrera que actúa como borde en las camas de personas con movilidad reducida. Las barandillas para cama presentan diseños y tamaños muy distintos según su utilidad y el entorno en el que se ubican, que suelen ser instalaciones de tipo hospitalario, residencias de ancianos, e incluso en casas particulares. ¿De qué sirven las barandillas para cama? Sirven para evitar que el paciente resbale, ruede o se caiga de la cama, y para actuar como punto de apoyo al efectuar un desplazamiento, dándole mayor seguridad y confianza en sus movimientos. Trapecio de cama El trapecio de cama es una ayuda técnica diseñada para que la persona con movilidad reducida pueda incorporarse o sentarse fácilmente en una cama. ¿En qué consisten? Consisten en un punto de anclaje que ayuda al paciente a hacer la fuerza necesaria para poder cambiar de posición o levantarse por cuenta propia. Se suelen utilizar en hospitales o centros de recuperación para personas con lesiones, postoperatorios u otra condición física compleja. Dada la variedad de trapecios de cama, es importante saber el grado de autonomía de la persona. Un trapecio fijo a pared permitirá levantarse con facilidad a la persona con cierta autonomía. En caso de que la persona no cuente con la capacidad de levantarse por sí mismo/a, resultará más útil un trapecio móvil que pueda ubicarse en cualquier punto de la habitación. Grúas móviles Conocidas también como grúas de traslados de pacientes, estas ayudas técnicas están diseñadas para trasladar a la persona que carece de movilidad. Uno de los productos de apoyo para personas dependientes de mayor demanda, las grúas móviles trasladan al paciente sin ningún esfuerzo, a la vez que cuidan la salud del cuidador/a. Soluciones salvaescaleras Aunque no están exclusivamente pensadas para ayudar a la persona con movilidad reducida a levantarse de la cama o del sofá, sí que facilitan su desplazamiento de un nivel a otro, y por tanto, mejoran su autonomía, seguridad, y confianza en sí mism@s. ¿En qué consiste una solución salvaescaleras? Existen diversos tipos, pero el objetivo general de estos dispositivos es hacer que las personas con movilidad reducida tengan acceso a todo tipo de edificios, viviendas particulares o comercios. Nuestras soluciones salvaescaleras (sillas, plataformas y elevadores de corto recorrido) no exigen grandes reformas, y pueden ser fácilmente integradas en la arquitectura de todo tipo de espacios, tanto interiores como exteriores. ¿Necesitas más información sobre cualquier tipo de solución salvaescaleras? ¿Leyes? ¿Instalaciones? ¿Costes? Estaremos encantados de resolvértelas. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si tienes preguntas o necesitas más información sobre las soluciones de accesibilidad de las que hemos hablado en este artículo!

Leer más

Pérdida del equilibrio en personas mayores: respondemos todas tus preguntas

¿Por qué pierden el equilibrio las personas mayores? ¿Qué síntomas genera el trastorno del equilibrio? ¿Cómo se gestiona? ¿Y cómo facilitamos la movilidad de la persona con problemas de equilibrio? Las respuestas que buscas, en este artículo. ¿Has notado la pérdida de equilibrio en uno/a de tus seres queridos? ¿Te preocupa la paulatina pérdida de equilibrio de las personas mayores en tu vida? ¿O tal vez eres tú mismo/a quien siente que la tierra se tambalea a sus pies? La pérdida de equilibrio en las personas mayores es uno de los problemas más comunes del proceso de envejecimiento en los seres humanos. Conocida como “trastorno del equilibrio”, esta condición hace que la persona que lo padece tenga la sensación de que su entorno gira a su alrededor, provocando incluso la impresión de que puede caer. Normalmente la sensación que provoca el trastorno del equilibrio es de giro, pero también puede provocar la impresión de desplazamiento hacia los lados, hacia delante, atrás, arriba o abajo, aunque con menos frecuencia. Lógicamente, los síntomas del trastorno del equilibrio hacen que la persona mayor pueda sentirse insegura, lo cual, a su vez, reduce su movilidad, acondiciona las actividades diarias, y puedo incluso resultar en su aislamiento social, e incluso en problemas psicológicos y emocionales. ¿Se puede prevenir la pérdida del equilibrio en personas mayores? ¿Tiene solución? ¿Cómo se hace más llevadera para la persona que la sufre? Respondemos a todas tus preguntas a continuación. ¿Cuáles son las causas de la pérdida del equilibrio en personas mayores? Para entender las causas que provocan la pérdida de equilibrio en personas mayores, hagamos un breve repaso de la anatomía del equilibrio en los seres humanos. Nuestro cuerpo obtiene su información sobre su ubicación en el espacio a través de tres fuentes: El laberinto, en el oído interno, genera los detalles que necesitamos sobre la postura de la cabeza, y aceleraciones y movimientos súbitos. Nuestra vista, y toda la información visual que obtenemos a través de los ojos. La sensibilidad propioceptiva profunda, proveniente de unos sensores situados en articulaciones, tendones y músculos. Estas tres fuentes envían señales de manera simultánea hacia el cerebelo, donde se analizan, integran, y provocan las respuestas adecuadas. Si dos de estos tres elementos no funcionan correctamente, y la información que recibimos no es coherente, nos resultará imposible mantener nuestro equilibrio. ¿Qué ocurre al hacernos mayores? Con el paso del tiempo, los mecanismos implicados en mantener el equilibrio van perdiendo su capacidad de obtener y procesar la información, y generar una respuesta motora adaptativa. En estas edades también deben tenerse muy en cuenta otros desencadenantes del trastorno del equilibrio, que vemos a continuación: Enfermedades vasculares que afectan al sistema nervioso central (isquemias, hemorragias). Efectos secundarios de alguna medicación. Infecciones y lesiones en el oído. Presión arterial baja. La artritis o un desequilibrio de los músculos del ojo. ¿Cuáles son los síntomas del trastorno del equilibrio en personas mayores? El trastorno del equilibrio en personas mayores presenta diversos síntomas: Desorientación. Mareo: el mareo comporta un malestar general acompañado de palidez, cambio del ritmo cardíaco, sensación de náuseas y sudoración fría. Se suele decir que el vértigo va de la mano del mareo, pero no siempre que hay mareo hay vértigo. Vértigos: aparecen de manera repentina al cambiar de posición, provocando la sensación de que todo gira a nuestro alrededor, y otros desagradables síntomas como vómitos, palidez y sudoración. Visión borrosa. Inestabilidad o sensación de caída: la inestabilidad es una pérdida de equilibrio real que hace que la persona pierda la estática y vaya hacia los lados tanto si está quieto como si se camina. La inestabilidad puede ser causada por alteraciones en el oído interno, problemas articulares, musculares o visuales, e incluso por afecciones neurológicas como el Parkinson. Sensación de desmayo. ¿Se puede mejorar el equilibrio en personas mayores? Sí, se puede mejorar el equilibrio en personas mayores. Los problemas de equilibrio provocados por el envejecimiento pueden gestionarse con ejercicios moderados enfocados a mejorar el equilibrio postural. Por ejemplo, se puede diseñar un circuito de entrenamiento con diferentes estímulos y ejercicios como soporte con una sola pierna, marcha en superficie inestable, marcha en tándem, etc. Y se puede aumentar el nivel de dificultad a medida que el paciente se va familiarizando con los ejercicios. Nos interesan los ejercicios físicos que provoquen un desafío moderado o alto al sistema de equilibrio (los sistemas sensorial, cognitivo y musculoesquelético), y que aborden restricciones de equilibrio, como la orientación en el espacio, los cambios de dirección y la velocidad durante situaciones estáticas y dinámicas. Los siguientes ejercicios ayudarán a mejorar el equilibrio en personas mayores al andar: Mantener el equilibrio con un solo pie. Caminar en fila con el talón de un pie delante del otro. Caminar de la misma manera en marcha atrás intentando seguir una línea recta. Simulaciones de marcha sentados: movemos las piernas simulando que andamos levantando cada pie al menos 30 cm. del suelo. Elevaciones laterales: de pie, se eleva una pierna hacia el lateral, manteniendo la postura 10 segundos y volviendo al punto de inicio. Levantamientos simultáneos de pies y brazos sentados en una silla, y levantando el brazo izquierdo hacia el techo y la rodilla derecha doblada. Se mantiene esta posición 10 segundos y se cambia de lado. Ejercicios de Tai chi para mover el cuerpo de manera lenta, suave, y precisa, al tiempo que respiramos profundamente.  ¿Cómo creamos un entorno seguro para personas mayores con problemas de equilibrio? La misión del equipo de Bidea, desde que abrimos nuestras puertas hace más de dos décadas, ha sido, y sigue siendo, crear un entorno seguro para nuestras personas mayores. ¿Cómo lo hacemos? Lo hacemos ofreciendo soluciones salvaescaleras que facilitan su acceso a aquellas áreas en su entorno a las que les resulta difícil llegar: Sillas salvaescaleras Diseñadas para aquellas personas que tienen dificultades para caminar y subir escaleras, o se sienten inseguras al hacerlo, pero son capaces de transferirse por cuenta propia de su silla de ruedas a la silla salvaescaleras. https://www.bidea.es/soluciones/sillas-salvaescaleras// Plataformas salvaescaleras Diseñadas para aquellas personas que se desplazan en silla de ruedas o que tienen dificultades para subir escalones, agacharse, sentarse, moverse con facilidad. Una solución altamente versátil, las plataformas salvaescaleras son muy seguras e ideales para personas discapacitados, personas mayores, personas con capacidad reducida, mujeres embarazadas, familias con cochecitos para bebés, etc. https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-salvaescaleras/ Elevadores plataformas verticales de corto recorrido Pensados para superar las escaleras que encontramos en los rellanos de muchos de nuestros edificios antes del ascensor, con desniveles de hasta 3 metros. https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-verticales/ Todas estas soluciones están pensadas para facilitar la movilidad a toda persona con movilidad reducida, incluso si es por falta de seguridad provocada por problemas de equilibrio. Si crees que ha llegado el momento de instalar una de nuestras soluciones salvaescaleras en tu hogar o en el hogar de uno de tus seres queridos, no dudes en llamarnos al 943 63 01 14 o escribirnos a info@bidea.es y estaremos encantados de orientarte hacia la solución que mejor encaja con tus necesidades y presupuesto. Que nada te detenda.

Leer más

Cómo cuidar y mantener las plataformas salvaescaleras en tu comunidad

¿Tenéis una plataforma salvaescaleras en la comunidad, pero no tenéis claro cómo cuidar y manterla? ¿Estáis sopesando todos los factores a la hora de instalar una en vuestro entorno? Respondemos a todas vuestras preguntas aquí. ¿Estáis pensando en instalar una plataforma elevadora en las zonas comunes de vuestra comunidad? ¿En tu local comercial? ¿En zonas urbanas? El cuidado y mantenimiento de tu nueva plataforma son dos elementos importantes para tener en cuenta en tu decisión. ¿Ya la tenéis instalada? Entonces, sigue leyendo. Nuestros técnicos especializados en soluciones salvaescaleras comparten todo lo que necesitas saber acerca de cómo cuidar y mantener las plataformas salvaescaleras en tu comunidad. Pero ¿te parece si empezamos por el principio? ¿Qué es una plataforma elevadora?  Una plataforma salvaescaleras es un sistema de elevación que facilita el desplazamiento de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida a lo largo de la escalera. Suelen estar compuestas de una plataforma de diferentes dimensiones y los mandos de control, aunque en ocasiones vienen equipadas con brazos, bandejas e incluso asientos plegables para mayor comodidad y seguridad del usuario. Se integran discretamente a la arquitectura del edificio o a todo tipo de espacios públicos interiores, exteriores, rectos o incluso curvos, y no suelen exigir instalaciones complicadas, sin obras ni cables de conexión. Además, ocupan muy poco espacio y pueden integrarse a cualquier tipo de entorno sin apenas ninguna reforma. El único requisito es que exista suficiente espacio para poder extenderse y para que la persona con silla de ruedas pueda acceder a esta sin problemas. Además de ser útil para la persona que se desplaza en silla de ruedas y necesita subir o bajar las escaleras en un espacio, generalmente, público, las plataformas salvaescaleras están pensadas también para personas mayores que se desplazan independiente pero inestablemente (con bastón o caminadores), e incluso para mamás con cochecitos o personas que necesitan transportar bolsas o cargas ligeras.

¿Qué tipos de plataformas elevadoras existen? https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-salvaescaleras/ Bidea cuenta con una extensa gama de plataformas elevadoras, que pueden ser instaladas tanto en interiores como en exteriores, en espacios rectos, curvos, reducidos, etc. Todas ellas cuentan con características diversas a escoger según las necesidades de cada usuari@, desde diferentes dimensiones, hasta mandos, colores, baterías adicionales para largos recorridos, asientos abatibles, funcionalidades multiplanta, e ¡incluso aplicaciones para configuración en móvil y tablet! ¿Por qué es importante el mantenimiento de una plataforma elevadora salvaescaleras? El objetivo principal de una plataforma salvaescaleras es facilitarle la vida a la persona con movilidad reducida. En España, esas personas suman más de 1,8 millones de personas, según la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE). El 74% de esas personas necesitan ayuda para poder salir de sus hogares con total autonomía. Y, el 43% de esas personas pasan muchos días encerrados en casa por las deficiencias en accesibilidad del edificio. En la mayoría de los casos, una solución salvaescaleras, como las plataformas que mencionamos en este artículo, es la única manera que ese colectivo tiene para bajar a la calle. Por eso, es tan importante que las soluciones salvaescaleras estén siempre en buen estado. Sobre todo, en zonas comunes de mucho tránsito y uso frecuente. En esos casos, la plataforma se desplaza del punto A al punto B muchas veces durante el día, y es importante que se encuentre en perfectas condiciones en todo momento. ¿Cómo se limpia una plataforma salvaescaleras? Si queremos garantizar el buen funcionamiento y una vida longeva para las plataformas salvaescaleras de nuestra comunidad, es importante empezar por elaborar sencillos protocolos de limpieza, y llevarlos a cabo con la máxima frecuencia posible. Aquí tienes algunas sugerencias: No desenchufes el salvaescaleras, incluso cuando lo limpies ya que esto podría tener un impacto negativo en la batería. Mantén el riel despejado: Asegúrate de que el riel del salvaescaleras no tenga obstrucciones que impidan su funcionamiento. Limpia el riel semanalmente: Puedes utilizar un plumero o un paño húmedo para limpiar la pista del riel, y otras partes de la plataforma, como el asiento. Evita usar demasiada agua en las partes electrónicas de la máquina. Si quieres emplear jabón, asegúrate de que sea neutro. Lubrica la guía: la grasa en la guía de la plataforma es lo que hace que esta se mueva con más facilidad. Por eso, ¡no debemos quitarla nunca! En caso de que le falte grasa, recomendamos contactar a uno de nuestros técnicos para verificarlo y aplicar la cantidad de grasa necesaria. Aspira alrededor de la plataforma elevadora: Aspira las escaleras, los raíles y la parte trasera del salvaescaleras con frecuencia para eliminar el polvo que se acumula en los componentes mecánicos. Inspecciona todas las piezas móviles, asegurándote de que todo se mueva y funcione como es debido. Comprueba que los tornillos y los pernos no se hayan aflojado. Apriételos si es necesario. Si nota una pieza suelta que no puedes arreglar, llama a un técnico especializado. Estaciona el salvaescaleras en su punto de carga, de lo contrario, puede quedarse sin baterías, y no podría usarse hasta que vuelvan a estar cargadas. Mantenimiento de plataformas salvaescaleras Si se trata de una plataforma pública, la comunidad puede ocuparse de las labores de limpieza de la plataforma salvaescaleras, pero si son muchos los vecinos con discapacidad, el uso frecuente puede provocar un desgaste de los componentes. Por eso, el mantenimiento y las revisiones mecánicas, es mejor dejarlas en manos de técnicos especializados. Aunque las revisiones no son obligatorias, sí que están muy recomendadas, ya que el mantenimiento rutinario por parte de un técnico ayuda a detectar posibles problemas futuros con el salvaescaleras y a garantizar que éste funcione correctamente. El mantenimiento de las plataformas salvaescaleras, además, puede alargar la vida útil de la instalación, y prevenir averías. ¿A quién recurres para el mantenimiento de tu plataforma salvascaleras? Bidea te ofrece un servicio 360º de mantenimiento y reparaciones de cualquier tipo de plataforma salvaescaleras. Estamos contigo siempre, desde tu proceso inicial de selección, hasta los checks rutinarios de mantenimiento. Te informamos también sobre el tipo de subvenciones que la comunidad puede solicitar al instalar una plataforma salvaescaleras, y te asesoramos acerca de la solución que mejor se adapta a las necesidades de vuestros usuarios y vuestro entorno. Así que, no dudes en llamarnos al 943 63 01 14 o escribirnos en info@bidea.es. Nuestros técnicos especializados estarán encantados de visitarte sin compromiso. ¡Te esperamos!  

Leer más

¿Qué es la accesibilidad urbana y cómo mejoramos las barreras arquitectónicas en nuestras ciudades?

¿Qué podemos hacer para convertir nuestras ciudades en entornos más accesibles? Descubre qué es la accesibilidad urbana en este artículo, y las diversas soluciones que podemos implementar para facilitar la movilidad de las personas con discapacidad. Escaleras interminables, bordillos no adaptados, aceras sin asfaltar... Para muchas personas estos elementos son una parte más del paisaje urbano que solventamos sin pensarlo dos veces. Para las personas con discapacidad, personas mayores, o incluso para padres y madres con bebés, la accesibilidad urbana se convierte en un grave obstáculo en su día a día. En un mundo ideal, en el que todos respetásemos la accesibilidad como un derecho universal, los espacios públicos y comunitarios estarían adaptados a todas las personas. En el mundo en el que vivimos, accesibilidad urbana representa un problema difícil de solventar para muchos de nuestros colectivos. ¿Qué podemos hacer como sociedad? ¿Cómo superamos la movilidad reducida en nuestras ciudades y le facilitamos la vida a tantas personas que se ven obligadas a limitar sus movimientos cada día por falta de accesibilidad en sus entornos urbanos? ¡Sigue leyendo! Movilidad urbana y barreras arquitectónicas en exteriores Vayamos por partes. ¿Qué es la movilidad urbana? La movilidad o accesibilidad urbana hace referencia, por un lado, a la facilidad con la que cualquier persona puede acceder a los diversos espacios exteriores en su entorno. Esta definición incorpora también todos los elementos que le permiten moverse por su población, y aquellos que le impiden llegar a su destino. Esos elementos se conocen como barreras arquitectónicas. Es decir, los desniveles, las escaleras, las rampas excesivamente pronunciadas, las calles más señalizadas, y otros elementos de los que te hablábamos al principio. Esos elementos que a muchas otras personas nos pueden parecer más o menos molestos pero, solventamos sin problema, a la persona con movilidad reducida o discapacidad auditiva, visual e intelectual, le impiden el uso del espacio público y la inclusión en muchas actividades en nuestra sociedad. ¿Qué tipo de barreras arquitectónicas limitan la movilidad urbana a la persona con discapacidad? La lista es casi interminable. Solo tienes que salir a la calle, fijarte un poco en tu entorno, y observar los muchos obstáculos que para la persona con movilidad reducida o discapacidad visual, auditiva o intelectual, son un verdadero problema. Aquí tienes algunos ejemplos, ¡es muy probable que algunos de ellos te sorprendan! Barreras arquitectónicas en los edificios Cualquiera de nuestros edificios, ya sean privados o públicos, cuentan con espacios comunes que dificultan la accesibilidad de muchos colectivos. Por ejemplo: Mostradores demasiado altos en recepciones, locales comerciales, etc. Puertas demasiado estrechas que no cumplen con la anchura mínima o no giratorias. Zonas de paso y acceso demasiado estrechas. Escaleras o pendientes insalvables de acceso a la entrada principal. Suelos resbaladizos, con alfombras en mal estado, cables expuestos, etc. Botones e interruptores demasiado altos. Barreras arquitectónicas en las vías urbanas Lo mismo sucede en nuestras calles y vías públicas. En las aceras o bien encontramos obstáculos continuamente, o no están adecuadamente asfaltadas, o son tan estrechas que impiden la circulación en silla de ruedas. En muchas ocasiones las calles presentan una pendiente demasiado pronunciada para que una persona con problemas de movilidad pueda circular con facilidad. Muchas de las rampas que se instalan no cumplen con la normativa. Escaleras o desniveles sin ninguna rampa para poder salvarlos. Estaciones de transporte público y medios de transporte no adaptados. Señalización inadecuada para personas con discapacidad visual, auditiva o cognitiva, como semáforos sin señales acústicas o carteles sin escritura en braille o sin texturas en el suelo. ¿Cómo mejoramos los problemas de movilidad en nuestros entornos urbanos? Tenemos muchas alternativas. Para empezar, es importante que la persona con discapacidad se identifique como tal. Esto te permitirá acceder a toda una serie de beneficios sociales y económicos importantes y necesarios, que te ayudarán a solventar algunas de las barreras urbanas que te encuentras en tu día a día. Al solicitar el Certificado de Discapacidad en la administración pública competente de tu Comunidad Autónoma, se calculará tu grado de discapacidad, y se te emitirá si superas los 7 puntos mínimos requeridos. Con este certificado podrás obtener la tarjeta de aparcamiento espacial en tu administración pública. Y ese, es tu primer paso. El resto, depende de que la administración pública y el colectivo de empresari@s, se haga cargo de la mejora de la accesibilidad en nuestros entornos. Generalmente, los problemas de accesibilidad urbana pueden resolverse realizando obras, construyendo rampas, adaptando aceras, instalando mobiliario urbano inclusivo, etc. En 2022, Luxemburgo ha ganado el premio a la ciudad más accesible de Europa, por su sistema de “diseño para todos”, que pretende facilitar el acceso a todas las personas, sin importar sus capacidades. La capital de Finlandia, Helsinki, y la ciudad de Barcelona han sido las las ganadoras del segundo y tercer lugar. De Barcelona se destaca su red de Metro, que cuenta con un 92% de estaciones accesibles, así como con plataformas y palos SOS, y su red de autobuses, 100% accesibles con rampas, información acústica e identificación del vehículo en braille. Sin embargo, muchas otras ciudades y poblaciones no cuentan con estos niveles de accesibilidad, y los problemas para la persona con discapacidad son más complicados, como es el caso de los desniveles demasiado altos para utilizar rampas. En esos casos, recurrimos a las soluciones salvaescaleras.  ¿Qué son las soluciones salvaescaleras para entornos urbanos? Las siguientes son soluciones diseñadas para solventar las muchas barreras arquitectónicas que existen en nuestros entornos urbanos, y que facilitan la movilidad de la persona con discapacidad. Plataforma salvaescaleras https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-salvaescaleras/ Una plataforma salvaescaleras es un sistema de elevación que facilita el desplazamiento vertical de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida. Normalmente consisten en una plataforma de diferentes dimensiones que se integra discretamente a la arquitectura del edificio o a todo tipo de espacios públicos interiores, exteriores, rectos o incluso curvos. Cuentan con un asiento abatible en el que puede sentarse la persona con discapacidad, y una plataforma en la que cabe perfectamente una silla de ruedas. Se suelen utilizar en las entradas de los edificios para salvar los tradicionales escalones, o en espacios donde es imposible instalar un ascensor. Las plataformas salvaescaleras no suelen exigir instalaciones complicadas, sin obras ni cables de conexión. Cuentan con múltiples opciones de aparcamiento en ángulo que permiten dejar diáfana la zona de paso en comunidades.   Elevadores de corto recorrido o plataformas verticales https://www.bidea.es/soluciones/plataformas-verticales/ Normalmente, estas soluciones salvaescaleras se desplazan a lo largo de distancias reducidas de un mínimo de 3 metros de altura, y un máximo de 4. A diferencia de los ascensores tradicionales, la mayoría de los elevadores verticales o de corto recorrido se instalan a ras de suelo sin necesitar un foso profundo. Esto significa que ocupan muy poco espacio y se integran perfectamente al resto de la estructura o edificio, lo cual los convierte en las soluciones de accesibilidad perfectas para espacios históricos, museos, comercios, restaurantes u otros espacios públicos, en interiores y en exteriores. En Bidea llevamos casi dos décadas instalando soluciones salvaescaleras para entornos urbanos y residencias privadas en toda España, facilitando el desplazamiento, movilidad y autonomía de cientos de miles de personas. Porque, esa es nuestra misión. Llámanos al 943 63 01 14 o escríbenos en info@bidea.es. Nuestros técnicos especializados estarán encantados de visitarte sin compromiso para identificar las necesidades exactas de vuestra comunidad, y orientarte hacia el tipo de solución salvaescalera más adecuada. ¡Te esperamos!

Leer más
Have a question? We are here to help.
Escríbenos
Agenda una videollamada
¿Alguna duda? Contacta aquí
¡Hola! 👋
Elige una opción para ponerte en contacto.
¡Te responderemos muy rápido!
Bidea trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.