Ascensor en movimiento

¿Estás pensando en instalar un ascensor en tu hogar? Estas alternativas te interesan

¿Necesitáis una solución eficaz para la mejora de la accesibilidad en vuestra comunidad, pero el ascensor no encaja con vuestro espacio ni presupuesto? ¡Seguro que estas tres alternativas sí!   Todo el mundo está de acuerdo. Es necesario instalar una solución que mejore la accesibilidad a las zonas comunes para todos los miembros de la comunidad. Y, parece ser, que el ascensor, es la solución más obvia. Un ascensor permitiría a toda persona con movilidad reducida desplazarse con toda comodidad, seguridad y confianza por todas las plantas. Pero ¿tenemos espacio suficiente en el hueco de la escalera? ¿Podemos utilizar el patio de luces? ¿Se podría instalar en otra ubicación como la fachada? ¿Haría falta permisos? ¿Se dispararían los costes? Si os están surgiendo este tipo de preguntas ante la posibilidad de instalar un ascensor en vuestra comunidad, no estáis sol@s. Muchísimos de nuestros clientes se plantean las mismas preguntas y lidian con las mismas dudas. En este artículo te presentamos tres alternativas prácticas y muy asequibles al ascensor que estáis pensando en instalar en vuestro edificio.   3 Alternativas prácticas y asequibles al ascensor ¿Cuál es el problema principal que las comunidades se encuentran a la hora de instalar un ascensor en sus zonas comunes? El problema principal es que muchos de los edificios en nuestro país carecen de un elemento muy importante: espacio. Precisamente, ¡el elemento que más falta hace a la hora de instalar un ascensor! Porque, además del espacio que se necesita para el foso, el ascensor tiene que caber en todas las plantas. ¡Algo muchísimo más complicado aún, en casas particulares! Y luego están las obras. ¿Qué tipo de obras son necesarias para instalar un ascensor? En primer lugar, se necesita un foso, ¡que no puede salir de la nada! Además, es muy probable que aparezcan tuberías de saneamiento, conducciones de gas, o instalaciones eléctricas que compliquen el proceso. Muchos edificios antiguos no suelen tener planos de instalaciones y hasta no abrir el foso, ¡no se puede estar seguros de lo que pueda aparecer! Si la tipología del edificio también lo requiere, será necesario reconstruir también las escaleras del edificio. Como imaginarás, hacer un estudio detallado del proyecto lleva su tiempo y sus costes. En otras palabras, que el coste de instalar un no incluye solo el precio del ascensor propio y su instalación, sino también la ejecución de obras complejas y sus correspondientes permisos. Entonces, ¿Cuáles son las alternativas? Aquí las tienes: 1.      Alternativa al ascensor 1: Sillas salvaescaleras Es cierto, las sillas salvaescaleras suelen asociarse a la accesibilidad en casas particulares. Sin embargo, estas soluciones también son muy útiles en comunidades de vecinos. De hecho, en la mayoría de los edificios antiguos de nuestro país, las sillas salvaescaleras son la mejor, y en muchas ocasiones, la única opción. ¿Qué es una silla salvaescaleras? Como su nombre bien indica, una silla salvaescaleras es una silla móvil que salva tramos de escalera de todo tipo: rectos, curvos, en espiral, etc. El objetivo de estas soluciones es facilitar la segura subida y bajada de escalones para las personas de movilidad reducida, que tengan la capacidad de transferirse por sí solas de su silla de ruedas a la silla salvaescaleras. ¿Las sillas salvaescaleras requieren muchas obras? En absoluto. La instalación de una silla salvaescaleras es muy rápida ya que no se precisa ningún tipo de obras. Simplemente es cuestión de seleccionar el modelo de silla que mejor se alinee con el espacio, las dimensiones, el recorrido,  la ubicación (exterior o interior), etc., y nuestros técnicos la instalan en muy poco tiempo y sin ninguna complicación.   2: Plataformas salvaescaleras Si el usuario se desplaza en silla de ruedas y no tiene capacidad propia para trasladarse de esta a la silla salvaescaleras, esta es tu opción ideal. A diferencia de las sillas salvaescaleras, las plataformas disponen de una base o superficie recta para que la persona con movilidad limitada pueda subir a este sin tener que salir de su silla de ruedas. Con una capacidad aproximada de hasta 250 kg, la mayoría de las plataformas salvaescaleras incluso se utilizan para transportar pequeñas cargas, como paquetes pesados,  pequeños muebles, bombonas de gas, etc. Las plataformas salvaescaleras se instalan siguiendo el recorrido de la escalera o el desnivel en el edificio o espacio exterior. Y aunque puede parecer una instalación aparatosa, en realidad no es más que una serie de guías fijadas en los peldaños y en la misma pared, sin apenas necesidad de reformas o cambios en la arquitectura del espacio. Algunas de las plataformas elevadoras que ponemos a tu disposición en Bidea, incluso pueden plegarse fácilmente al no ser utilizadas, maximizando la reducción de espacio para la comunidad. Y si se trata de escaleras estrechas, muchos de los modelos en el catálogo Bidea incluso cuentan con versiones en tamaño reducido.     3: Elevadores de corto recorrido Un elevador vertical o un elevador de corto recorrido es un sistema salvaescaleras diseñado para salvar espacios de hasta 3 metros. ¿Qué tipos de problemas de accesibilidad resuelve el elevador de corto recorrido? Desde el desnivel de entrada que encontramos en tantas comunidades de vecinos, hasta todo tipo de escalones y desniveles en edificios públicos, espacios exteriores, residencias de ancianos, locales comerciales, y muchas otras ubicaciones. ¿Son difíciles de instalar? A diferencia del ascensor tradicional, el elevador de corto recorrido se instala fácilmente ya que tan solo necesitan un foso de pocos centímetros. Algunos incluso tienen la opción de instalación sin foso. Otro punto a su favor es que, afortunadamente, el precio de esta alternativa es mucho más económica que el de los ascensores tradicionales. El coste de un elevador vertical depende de muchos factores como la distancia a recorrer, la altura, las dificultades del espacio y las dimensiones y acabados del elevador. Pero, piensa que en Euskadi tienes toda una serie de subvenciones y prestaciones a tu disposición que han sido destinadas para la eliminación de las barreras arquitectónicas del entorno. Dependiendo de la localidad, existen una serie de ayudas distintas, por ello, es importante que solicites información a tu ayuntamiento. Además, los elevadores verticales en el catálogo Bidea consumen poco e incurren muy pocos gastos de mantenimiento. La mayoría de los modelos permiten personalizarse para integrarse al diseño y formato del espacio en el que se instalan. ¿Quieres más información sobre estas alternativas al ascensor? El equipo Bidea estará encantado de resolverte cualquier duda adicional que no hayamos resuelto en este artículo. Y si necesitas que un miembro de nuestro equipo técnico te visite personalmente y te oriente de manera totalmente gratuita hacia la alternativa al ascensor más adecuada a tu situación o a la de vuestra comunidad, ¡no tienes más que decírnoslo! Concierta cita con uno de nuestros técnicos en soluciones de accesibilidad llamándonos al 943 63 01 14 o escribiéndonos en info@bidea.es. Estamos para ayudar.

Leer más
Plataforma vertical A28 EXTERIOR

¿Pensando en elegir un elevador vertical? Sigue estos consejos

¿Merece la pena? ¿Es muy costoso?  ¿Tendré espacio en casa?  ¿Será difícil de mantener? Y, sobre todo, ¿Cuándo es el momento adecuado para elegir un elevador vertical? Imaginamos que son tantas las preguntas que te debes estar haciendo si te planteas la instalación de un elevador vertical... ¡En este artículo te las resolvemos todas!: Qué es un elevador vertical, qué tipo de elevadores existen, qué ventajas te aportan y mucho más. ¡Sigue leyendo!   ¿Qué es un elevador vertical? Un elevador vertical o un elevador de corto recorrido es un sistema salvaescaleras diseñado para salvar espacios de hasta 3 metros. Los elevadores de corto recorrido se instalan fácilmente en viviendas privadas, locales comerciales, residencias de ancianos, e incluso espacios exteriores, proporcionando accesibilidad a personas con niveles muy diferentes de movilidad. ¿Qué tipos de problemas de accesibilidad resuelve un elevador vertical? Desde el típico desnivel de entrada en tantas comunidades de vecinos, hasta la infinidad de desniveles en edificios públicos, espacios exteriores, y mucho más. Afortunadamente, el precio de este tipo de solución salvaescaleras ha dejado de ser lo costosa que era antes, siendo hoy mucho más económica que los ascensores tradicionales. Además, los elevadores verticales en el catálogo Bidea consumen poco e incurren muy pocos gastos de mantenimiento.   ¿Por qué un elevador vertical en lugar de otra solución salvaescaleras?   ¿Cómo sabes si un elevador vertical o de corto recorrido es la solución que necesitas en casa o en tu comunidad de vecinos? La primera pregunta que debes hacerte es esta: ¿puede el usuario transferir a una silla salvaescaleras por su cuenta? Si la respuesta es afirmativa, la solución lógica son las sillas salvaescaleras ya que estas están diseñadas para personas que no tienen problema en efectuar la transición de silla a silla por su cuenta. ¿Que el usuario no puede transferirse por su propia cuenta a una solución salvaescaleras? En tal caso, apostamos por una plataforma salvaescaleras o un elevador. ¿Otros elementos para tener en cuenta a la hora de elegir tu solución salvaescaleras adecuada? El presupuesto, la ubicación del sistema (interior, exterior), su forma (curva, recta, etc..).   ¿Qué tipos de elevadores verticales puedes encontrar en el mercado? A continuación, enumeramos los distintos tipos de elevadores verticales en nuestro catálogo y algunas de las características que te ayudarán a valorar cuál sería el sistema indicado para ti.   Elevadores de corto recorrido Como bien indica su nombre, la mayoría de estos elevadores se desplazan a lo largo de distancias reducidas de un máximo de 3 metros de altura. A diferencia de los ascensores tradicionales, la mayoría de los elevadores verticales o de corto recorrido se instalan fácilmente a ras de suelo sin necesitar un foso profundo. ¿Qué significa esto? Significa que los elevadores de corto recorrido ocupan muy poco espacio y se integran perfectamente al resto de la estructura, sin suponer ningún problema de impacto visual. Esto los convierte en las soluciones de accesibilidad perfectas para espacios históricos, museos, comercios, restaurantes u otros espacios públicos. ¿Y en nuestro hogar? ¿Podemos instalar elevadores verticales de corto recorrido en nuestro hogar? Sin lugar a duda.  Otro ejemplo en el catálogo Bidea es la Plataforma vertical SILVER. Se trata de un elevador de corto recorrido de pulsación permanente sin foso, pensado para recorridos pequeños hasta 1 metro, tanto en interiores como a la intemperie.   Como muchas de nuestras soluciones salvaescaleras, la plataforma Silver se instala en 1 día sin necesidad de obras.   Ascensores de velocidad reducida ¿Te lo creerías si dijésemos que el consumo eléctrico de nuestros ascensores de velocidad reducida es similar al de un electrodoméstico común? Parece increíble, pero gracias a los avances de la tecnología, ahora tienes a tu disposición ascensores como el elevador DHM diseñados para facilitarte la accesibilidad en casa por un coste muy económico inicial y de mantenimiento, ya que solo precisa 3 revisiones anuales, en lugar de las 12 mensualidades del ascensor convencional. Con foso y huida reducida y accesos a 90º, a 180º o incluso triple embarque, el Elevador DHM se puede instalar en casi cualquier hueco. Ascensores elevadores tradicionales Y, cómo no, tienes también la opción de siempre: los ascensores convencionales. Sin embargo, es innegable que estos representan un coste inaccesible para la mayoría de los hogares. Y, como hemos visto, también, un coste innecesario, que puede ser sustituido por cualquiera de los otros elevadores de corto recorrido que hemos presentado en este artículo. Si no necesitas cubrir muchas plantas ni tienes espacio suficiente, ¿para qué someterte a las obras de instalación, las inspecciones periódicas, y los costes de mantenimiento? Afortunadamente, en la actualidad tienes muchas otras opciones a tu disposición. Y, hablando de costes... ¿Cuánto cuesta instalar un elevador de recorrido corto? El coste de un elevador vertical depende de muchos factores como la distancia a recorrer, la altura, las dificultades del espacio y las dimensiones y acabados del elevador... Pero, por lo general, su coste oscila entre los 6.500€ y los 10.000€. En Bidea, lo que queremos que tengas muy en cuenta es que, en España tienes toda una serie de subvenciones y prestaciones a tu disposición que han sido destinadas para la eliminación de las barreras arquitectónicas del entorno. Dependiendo de la localidad, existen una serie de ayudas distintas, por ello, es importante que solicites información a tu ayuntamiento. Así que, ¡pídenos presupuesto! Nuestro equipo estará encantado de visitarte en tu hogar y orientarte de manera totalmente gratuita hacia el elevador de corto recorrido más adecuado a tu situación o a la de vuestra comunidad, e informaros acerca de todas las ayudas a las que podéis acceder. Concierta cita con uno de nuestros técnicos en soluciones de accesibilidad llamándonos al 943 63 01 14 o escribiéndonos en info@bidea.es. Estamos para ayudar.  

Leer más
Have a question? We are here to help.
Escríbenos
Agenda una videollamada
¿Alguna duda? Contacta aquí
¡Hola! 👋
Elige una opción para ponerte en contacto.
¡Te responderemos muy rápido!
Bidea trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.