Persona mayor subiendo escaleras

Subir y bajar escaleras: ¿Qué hacer cuando nos resulta imposible?

Se dice que los beneficios de subir y bajar escaleras son muchos. Pero, para muchas personas, subir y bajar escaleras es un imposible. ¿Cómo podemos ayudarlas en esos casos? Descúbrelo en este artículo. ¿Cuántas veces lo habrás oído? “¿Quieres mejorar tus niveles de fitness? ¡Sube y baja escaleras!” “¿Quieres ganar capacidad cardiovascular? ¡Sube y baja escaleras!” ¿Mejorar la circulación? ¿Perder peso? Efectivamente... ¡Sube y baja escaleras! Innegablemente, subir y bajar escaleras te aporta un sinfín de beneficios muy importantes, pero ¿tantos? Y si es así, ¿hasta cuándo? Porque, para la gran mayoría de nosotr@s, llega un día cuando subir y bajar escaleras deja de ser una actividad factible. ¿Qué hacemos el día que nos sea imposible hacer este tipo de ejercicio? ¿Qué alternativas tienen las personas que no pueden beneficiarse de las muchas ventajas que subir y bajar escaleras aporta a nuestro organismo? ¡Sigue leyendo! En este artículo te explicamos cuáles son los beneficios de subir y bajar escaleras, cuándo es recomendable dejar de utilizarlas, y cómo podemos sustituirlas.   Subir y bajar escaleras: ¿Son tantos los beneficios?   Según el estudio de Halsey et al., para quemar alrededor de 300 calorías tendrías que subir cinco pisos a buen ritmo durante cinco días seguidos. Por otro lado, si saltas a la cuerda durante una hora quemas cerca de unas 1000 calorías. En una hora de nado moderado quemarás 423 calorías, y de nado intenso hasta 715. ¿Sorprendid@? Aun así, es cierto que si tienes la posibilidad de incorporar algo de ejercicio a tu día subiendo y bajando escaleras, ¡sigue siendo muy recomendable! ¿Por qué? Porque, seguirás gastando energía, algo importantísimo, sobre todo si tu rutina es tan sedentaria como la de la mayoría de nosotr@s. Además, subir y bajar escaleras: Contribuye a mejorar la resistencia y condición de los músculos de piernas y glúteos Favorece el flujo sanguíneo en todo tu cuerpo Libera endorfinas que te hacen sentir mejor Al bajar las escaleras fortaleces los cuádriceps, músculos estabilizadores de tus rodillas Fortaleces tu capacidad pulmonar La exigencia de subir escaleras hace que la frecuencia cardíaca se acelere, con el tiempo, esto implica mayor resistencia ¿Quieres conseguir máximos beneficios subiendo y bajando escaleras? ¡Combínalas con otro tipo de ejercicio físico como andar o correr!     Subir y bajar escaleras: un ejercicio no accesible para tod@s Para muchas personas, hacer algo tan aparentemente sencillo como subir y bajar escaleras representa un problema considerable en su día a día. Personas con lesiones en las extremidades inferiores, con fracturas óseas o musculares... Personas con discapacidades y enfermedades crónicas que debilitan su musculatura, como la fibromialgia... Personas con artritis u otras enfermedades que tienen un impacto en las articulaciones... Personas con enfermedades cardiovasculares... Con problemas pulmonares... Incluso personas con vértigo y mareos repentinos... Muchos de ellos y ellas, tienen problemas serios para subir y bajar escaleras. Sin embargo, uno de los colectivos que mayor riesgo tienen al subir o bajar escaleras, son las personas de edad avanzada. Para las personas mayores con movilidad reducida una escalera se convierte en un obstáculo importante que superar, y una posible causa de accidente en su rutina diaria. Nuestra prioridad es siempre garantizar la seguridad de nuestras personas mayores, asegurándonos de que las escaleras en su entorno sean todo lo accesible posibles.   Soluciones de accesibilidad para subir y bajar escaleras Cuando la movilidad de la persona mayor se ve drásticamente reducida hasta tal punto que le resulta difícil o imposible subir o bajar las escaleras en su hogar... O si nos ocupamos del cuidado de personas con discapacidades o lesiones que limitan su autonomía de movimiento... Tenemos que eliminar obstáculos y facilitar su independencia. ¿Cómo? Instalando soluciones de accesibilidad, como sillas o plataformas salvaescaleras en el interior de su vivienda o en el inmueble en el que viven. ¿Qué sucede al eliminar esas escaleras que ahora se han convertido en obstáculos en su propio hogar? Que sus niveles de independencia aumentan radicalmente. ¿Qué tipo de sistemas salvaescaleras podemos instalar en los hogares de las personas con movilidad reducida? Nuestra gama de soluciones salvaescaleras es extensa, pero estas son nuestras categorías principales: 1. Sillas salvaescaleras Un sistema de elevación muy versátil que solemos instalar en los hogares de las personas con movilidad reducida para ayudarla a solventar cierto tipo de barreras, normalmente escaleras. Son ideales para personas mayores y con movilidad reducida con la capacidad de acceder por cuenta propia a la silla. Se instalan rápidamente y no requieren ningún tipo de obras. 2. Plataformas salvaescaleras Estas soluciones de accesibilidad se integran en espacios públicos interiores o exteriores, como vestíbulos, zonas comunes, comercios, etc. para facilitar el desplazamiento vertical de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida. La gran mayoría son fácilmente plegables y pueden ser instaladas en interiores y exteriores. 3. Elevadores de corto recorrido Ideales para superar desniveles de hasta 3 metros como las escaleras que suelen separar los rellanos en los vestíbulos de nuestros edificios del ascensor. ¿Cómo decides cuál es la solución de accesibilidad adecuada a las necesidades de la persona con movilidad reducida? Son tantos los factores que entran en juego en esa decisión (características del inmueble, si se instala en interiores o exteriores, y sobre todo, las necesidades de la persona), que nuestra recomendación es hablar con uno de nuestros técnicos.   ¿Es costoso instalar soluciones de accesibilidad? No necesariamente. El precio de la instalación viene normalmente dictado por los elementos de guiado y fijación. Lógicamente, a mayor la distancia a recorrer, mayor el coste de la instalación. Sin embargo, es importante tener presente que los gastos de instalación de una silla o plataforma salvaescaleras en una zona común suelen correr a cargo de la comunidad, y que, en la gran mayoría de los casos, ese coste queda cubierto por subvenciones y ayudas de la comunidad.   Así que, si ha llegado el momento para uno de tus seres queridos de dejar de subir y bajar escaleras... O si buscas una opción que te permita solventar este tipo de barreras arquitectónicas en tu entorno... ¡Solicítanos más información! Estaremos encantadas de resolvértelas. El equipo de Bidea lleva casi dos décadas facilitando mayor independencia, seguridad y comodidad para personas con movilidad reducida. Porque sabemos que, aunque a todos nos gustaría poder subir y bajar escaleras indefinidamente, y disfrutar de los beneficios que este tipo de ejercicio nos aporta, no siempre puede ser posible. Para esos casos: Bidea. Hemos invertidos dos décadas de nuestras vidas a encontrar soluciones que ayudan a solventar los difíciles accesos que estas personas encuentran cada día en sus hogares y en espacios públicos. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si crees que podemos ayudarte a tomar tu decisión! ¿Necesitas más información sobre nuestras sillas, plataformas y mini elevadores salvaescaleras? Nuestro equipo estará encantado de visitarte en tu hogar y orientarte de manera totalmente gratuita hacia la silla o plataforma salvaescaleras más adecuada a tu situación o a la de tus seres queridos.

Leer más
Poste eléctrico

¿Una silla salvaescaleras consume mucha electricidad?

Con el aumento desmedido actual de los precios de la electricidad ¿debes dejar de utilizar con frecuencia tu silla salvaescaleras para reducir tu factura de la luz? La respuesta, en este artículo. Llega el verano del 2022 y, ¡los precios de la electricidad se disparan! La factura de la luz, como tantas otras facturas, es cada vez más cara y dolorosa. ¿El motivo? ¡Hay tantos! Sin embargo, en líneas muy generales, tu factura de la luz está subiendo porque el precio de otras materias primas ha subido radicalmente, en el caso del gas, provocado por la guerra entre Rusia y Ucrania. Por eso, y por muchas otras razones, estamos viendo los desproporcionados precios de hoy. Y por eso, los consumidores somos cada vez más conscientes del uso y el consumo que hacemos de la electricidad. Incluido el uso de algo tan necesario como una silla salvaescaleras. ¿Debes dejar de utilizar con frecuencia tu silla salvaescaleras para reducir tu factura de la luz? ¿Puede una silla salvaescaleras influir considerablemente en la subida de tu factura eléctrica? La respuesta a todas estas preguntas es sencilla, y la compartimos en este artículo... Pero, para que respires tranquil@, recuerda lo siguiente: el gasto de tu silla salvaescaleras es mínimo y tiene una repercusión imperceptible en tu consumo de electricidad. ¿Mejor? Entonces, ¡seguimos con los detalles! Descubre a continuación cuánta luz consume la silla salvaescaleras que tienes instalada en tu casa y/o comunidad.   Los nuevos precios de la luz desde junio del 2021 ¿Sabías que tu factura de la electricidad depende desde el 1 de junio del 2021 del consumo que hagas en las nuevas tres franjas horarias? ¿Qué significa eso? Significa que, según a qué hora consumas, la luz te va a costar más o menos. Es decir: Hora valle: entre 00:00 y 8:00 de la mañana (incluidos fines de semana y festivos). Esta es la franja más asequible por ser las horas con menor demanda. Hora llana: de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00h y de 22:00 a 00.00, entre semana. Hora punta: de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 22:00, entre semana. Esta es la franja más cara, por ser las horas con mayor demanda. Tener estos horarios claros, te puede ayudar a reducir el consumo de electricidad y la cifra final en tu factura. Pero, es importante que conozcas también que la factura de la luz puede ser de dos tipos, dependiendo del contrato que tengas con tu proveedor: del mercado libre si tiene un precio fijo anual o del mercado regulado si la energía tiene un precio variable que cambia diariamente, o el conocido como “Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor” (PVPC). Se calcula que en España 11 millones de hogares están vinculados a este tipo de mercado. ¿Cómo sabes de qué tipo es tu contrato? Fíjate qué pone en la parte “Datos” de tu factura. Sin embargo, sea cual sea tu tipo de factura, siempre vas a pagar dos conceptos diferentes: Costes regulados o Peajes: los precios que regula directamente el Gobierno Precio de la energía, que dependerá del mercado de la electricidad si tu tarifa es del tipo variable o PVPC. Otra consideración importante para tener en cuenta es que no hay un único mercado eléctrico sino muchos. El más importante es el mercado diario desde el que se gestiona alrededor del 80% de la energía que consumimos. Cada día, OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Energía) organiza una subasta que establece el precio de la electricidad del día siguiente para cada una de las 24 horas del día. Por eso es difícil saber cuánto subirá tu factura de la luz, porque en gran parte depende de la subasta. Pero, lo que sí que sabemos es que, desde el nuevo cambio tarifario en junio del 2021, el precio de la luz ha subido un 41%. ¿Puedes reducir tu factura de la luz minimizando el uso que haces de tu silla salvaescaleras? Como te contamos a continuación, tu silla salvaescaleras tiene un impacto mínimo en tu factura de la luz. ¡Sigue leyendo!   Pero ¿Cuánta luz gasta una silla salvaescaleras? Como bien sabes, una silla salvaescaleras es un sistema de transporte de muy fácil uso que facilita la subida y bajada de escaleras a personas con movilidad reducida. El equipo de Bidea lleva más de dos décadas instalando sillas salvaescaleras y otra gama de soluciones prácticas de accesibilidad en los hogares de toda España, y tanto nuestra experiencia como la de nuestros clientes confirma que las sillas salvaescaleras es uno de los aparatos que menos electricidad consume en un hogar. ¿Necesitas cifras exactas? Estas son las medias de consumo anuales de los electrodomésticos más comunes en los hogares españoles: Lavavajillas: 246kwh anuales (0.028kw cada hora) Secadora: 255kwh anuales (0.029kw cada hora) Lavadora: 255kwh anuales (0.029kw cada hora) Televisor: 263kwh anuales (0.03kw cada hora) Nevera: 662kwh anuales (0.07kw cada hora) ¿Y tu silla salvaescaleras? ¿Cuál es el consumo de tu silla salvaescaleras? En funcionamiento, tu silla salvaescaleras consume 24 vatios por hora o 0.024kw. En el improbable caso de que empleases la silla durante una hora para subir y bajar escaleras, estarías consumiendo durante ese tiempo 0.005€ (si tomamos como precio medio el 0.222€ el kW, el precio en España de un día entre semana). En otras palabras: todos esos electrodomésticos que estás usando cada día en tu hogar consumen mucho más que tu silla salvaescaleras. ¿La nevera? ¡Todo el día encendida! ¿La TV? ¡Un montón de horas! ¿La lavadora? ¿El lavaplatos? ¡Ciclos de hora, hora y media! ¿Tu silla salvaescaleras? La ocasional subida y bajada. ¿Conclusión? ¡Tu factura de la electricidad apenas va a reflejar el consumo de tu silla salvaescaleras Bidea! ¿Sigues teniendo alguna duda sobre el consumo eléctrico de tu silla salvaescaleras o sobre cualquiera de las soluciones salvaescaleras en la gama Bidea? No dudes en llamarnos al 943 63 01 14 o escribirnos a info@bidea.es y estaremos encantados de resolvértelas. Estamos para ayudar.  

Leer más
¿Silla o plataforma salvaescaleras?

¿Silla o plataforma salvaescaleras? ¡No puedo decidir!

¿Estás pensando en instalar una solución salvaescaleras en casa o en vuestra comunidad y no sabes en qué se diferencian las diversas opciones en el mercado? Te entendemos perfectamente. Identificar e instalar el sistema salvaescaleras que mejor encaja con las necesidades de cada persona y comunidad no es sencillo, pero lo será al informarte acerca de las diferencias y los beneficios que cada tipo de solución puede aportar a tu vida. En este artículo compartimos toda la información que necesitas para selecciones la solución salvaescaleras ideal para ti y las personas de tu círculo social. Sillas salvaescaleras: ¿qué son y para quién están pensadas?  Las sillas salvaescaleras son un sistema de elevación muy versátil que se suele instalar en las casas particulares de personas con movilidad reducida para ayudarles a solventar algún tipo de barrera, normalmente escaleras. Este tipo de solución salvaescaleras está diseñado para trasladar a una persona única, y son ideales para hogares de personas mayores y con movilidad reducida. Requieren muy poco espacio, tanto para subirse o bajarse de ellas. Se instalan rápidamente sin necesidad de hacer obras, lo cual las convierte en una de las soluciones salvaescaleras más populares del mercado para espacios privados reducidos. Además, es importante recordar que las sillas salvaescaleras se adaptan a todo tipo de necesidades y espacios, tanto si son ¡en forma de curva, de espiral o de caracol! Y, ¿a nivel de consumo?   ¿Consume mucho una silla salvaescaleras? No. Consume tanto como cualquier otro electrodoméstico casero. Y sus gastos de mantenimiento son mínimos.   ¿Son seguras las sillas salvaescaleras? ¿Con qué sistemas de seguridad cuentan las sillas salvaescaleras? Todos los sistemas de elevación en el catálogo Bidea están diseñados y homologados sobre la base de la Directiva de Máquinas 2006/42 CE y conforme con lo dispuesto por la Directiva Europea 73/23/CEE de Baja Tensión y la Directiva Europea 89/336/CEE relativa a la Compatibilidad Electromagnética. ¿Qué significa esto para ti? Significa que tú, nuestro usuario/a siempre tienes la certeza de que la silla salvaescaleras que utilizas es especialmente segura y fiable. Además, nuestras sillas salvaescaleras cuentan con innovadores elementos de ingeniería que te permiten tener máximo control en todo momento: El raíl cuenta con unos soportes que se fijan a los peldaños (suelo) con la sujeción específica para cada tipo de escalera (metal, mármol, granito, madera, etc.) de la manera más segura posible... Cinturón de seguridad, manual o retráctil, mantiene al usuario/a firmemente sentado en posición hasta el final de su trayectoria. Los sensores de seguridad están diseñados para detener la silla salvaescaleras en el raro evento de que se encontrase con un obstáculo durante el trayecto. Todas nuestras sillas salvascaleras viajan a una velocidad extremadamente segura, entre 0.10 m/s y 0.15m/s, que es el máximo permitido por normativa. Los asientos de las sillas salvaescaleras Bidea pueden rotarse (o bien manual o automáticamente) de manera que el usuario puede sentarse o levantarse de manera fácil y segura. La autonomía de la batería depende del uso que se le dé antes de volver a cargarla, aunque normalmente suele rondar los 10 recorridos.Si se produce un corte de suministro eléctrico la silla seguirá funcionando temporalmente sin batería hasta trasladar a la persona a su destino o volver al punto de retorno.Además, disponen también de un sistema de bajada de emergencia en caso de avería.   Las sillas salvaescaleras Bidea pueden encenderse o apagarse con una llave de seguridad para evitar que los peques de la casa jueguen con el dispositivo.   ¿Qué ocurre cuando la persona no es capaz de subirse por su cuenta o trasladarse desde su silla de ruedas a la silla salvaescaleras? En esos casos necesitamos otra solución salvaescaleras. Plataformas salvaescaleras De mayor tamaño que las sillas salvaescaleras, estos sistemas salvaescaleras facilitan el desplazamiento de personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida en espacios públicos interiores o exteriores. Normalmente consisten en una plataforma de diferentes dimensiones y características, que se integra discretamente a la arquitectura del edificio o espacio público, sin instalaciones complicadas, obras ni cables de conexión. Todos los modelos que encontrarás en Bidea son fácilmente plegables.   ¿Para quién están pensadas las plataformas salvaescaleras? El objetivo de las plataformas salvaescaleras es ofrecer autonomía de movimiento a la persona que se desplaza en silla de ruedas y/o la persona que no puede trasladarse a una silla salvaescaleras como las que hemos descrito en el apartado anterior por cuenta propia. La mayoría de ellas cuenta con un asiento abatible, lo cual las hace idóneas para personas mayores que se desplazan independiente pero inestablemente (con bastón o caminadores), y quieren sentarse durante el trayecto de subida o bajada. Es decir, las plataformas salvaescaleras están pensadas para la persona que necesita subir o bajar las escaleras en un espacio, generalmente, público como la comunidad en la que vive, instituciones públicas, cines, estadios, transporte público, etc. con la mayor facilidad y seguridad posible.   ¿Dónde se instalan las plataformas salvaescaleras? Las plataformas salvaescaleras pueden integrarse a cualquier tipo de entorno interior y exterior, sin apenas ninguna reforma, con la única condición de que exista suficiente espacio para poder extenderse la plataforma, y esta sea fácilmente accesible para la persona en silla de ruedas. Además, y gracias a las múltiples opciones de aparcamiento en ángulo de la mayoría de las plataformas salvaescaleras, apenas ocupan espacio en la zona de paso en comunidades. ¿Pueden instalarse en espacios curvos? Desde luego, siempre que exista suficiente espacio para que la persona en silla de ruedas pueda acceder fácilmente a la plataforma.   ¿Son seguras las plataformas salvaescaleras? Hace casi dos décadas que te ofrecemos plataformas fabricadas con materiales de primera calidad que cumplen todas las normativas europeas vigentes. Antes de desplazarse por primera vez, el usuario tiene la opción de leer detenidamente acerca de los mecanismos de seguridad de nuestras plataformas: desde la manipulación a las rampas de acceso, hasta su plegado y desplegado, y, sobre todo, ¿Cómo evitar el riesgo de caída? Los movimientos de nuestras plataformas salvaescaleras son muy suaves y pausados. A efectos de velocidad, las plataformas registran velocidades muy similares a las de las sillas salvaescaleras. Y, aunque la capacidad de carga de las plataformas es mayor al de las sillas, según tanto el consumo eléctrico como el precio de estas dos soluciones son muy similares. ¿Y en caso de corte de corriente? Como comentábamos en el caso de las sillas salvaescaleras, las plataformas Bidea funcionan con batería de una autonomía de normalmente 10 recorridos. Al producirse un corte de suministro eléctrico la plataforma salvaescaleras continúa funcionando sin batería hasta trasladar a la persona a su destino o volver al punto de retorno. Además, todos los sistemas de accesibilidad Bidea disponen de un sistema de bajada de emergencia en caso de avería. ¿Las plataformas salvaescaleras son difíciles de usar? En absoluto. La mayoría de los dispositivos en el mercado cuentan con un sistema sencillo y automatizado de uso muy intuitivo. ¿Aún te queda algunas dudas acerca de nuestras sillas y plataformas salvaescaleras? Estaremos encantados de resolvértelas en el 943 63 01 14. Cuéntanos tus dudas y concertaremos una cita para que nuestros técnicos especialistas en soluciones de movilidad analicen tu espacio y las barreras a las que te enfrentas. En breve, te propondrán la solución más segura y eficaz en un presupuesto gratis totalmente personalizado a tus necesidades. Nuestra misión es poder contribuir a mejorar radicalmente tu día a día. Así que, llámanos al 943 63 01 14 o envíanos un email a info@bidea.es con cualquier duda sobre soluciones salvaescaleras que te surja. ¡El equipo de Bidea está siempre encantado y dispuesto a ayudarte! ¡Te esperamos!  

Leer más
prevenir accidentes domésticos

Cómo prevenir accidentes domésticos de personas mayores

No estás sol@. Son muchas las personas que se preocupan por la salud y el bienestar de las personas mayores en su vida y les gustaría prevenir accidentes. De hecho, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, a fecha 1 de enero de 2021, la población mayor de 64 años en España ascendía a 9,38 millones de personas, cifra que representa un incremento entre 2002 y 2021 de más de dos millones de habitantes. Es decir, más del 20% de nuestra población está expuesta a diario a accidentes que son consecuencia del proceso inevitable de envejecimiento, la pérdida de agilidad y capacidad motriz. Afortunadamente, muchos de esos accidentes domésticos pueden evitarse, y con ellos las lesiones provocadas, y la ansiedad que provocan en las personas mayores, y en los que nos preocupamos por ellos. ¿Cuáles son los accidentes domésticos más comunes en las personas mayores? 1. Caídas en la tercera edad Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente el 28-35% de las personas mayores de 65 y más caen cada año en todo el mundo. Esta cifra aumenta al 32-42% para los mayores de 70 años. La frecuencia de las caídas aumenta con la edad y con el nivel de fragilidad de la persona mayor. En España, el estudio publicado por la Junta de Andalucía sobre la Prevención de Caídas en Personas Mayores, confirma un dato verdaderamente impactante: las caídas causan el 70% de las muertes en personas mayores de 75 años. Las caídas en personas de la tercera edad no solo dejan graves y obvias consecuencias físicas, sino también psicológicas, ya que un anciano que ha tenido un accidente grave de este tipo desarrolle miedo a llevar a cabo las actividades más sencillas de su día a día, limitando su independencia y confianza en sí mismo. ¿Qué podemos hacer para evitar caídas en personas de la tercera edad? Asegúrate de que: No se desplacen en suelos mojados No haya objetos o cables en el suelo que puedan provocar tropiezos Las escaleras en sus hogares cumplen con todos los requisitos necesarios para poder bajar y subirlas con tranquilidad Quemaduras en la tercera edad Uno de los problemas más comunes y graves de la tercera edad: la quemadura provocada por un sencillo descuido en casa. Son muchos los casos de quemaduras en personas mayores que hierven agua, cocinan, planchan, caen sobre una estufa o intentan utilizar el horno. ¿Qué podemos hacer para evitar quemaduras en las personas de la tercera edad? Intentaremos evitar el uso de braseros, chimeneas y estufas de butano. Haremos lo posible para que esa persona no fume nunca en la cama o en el sofá. De hecho, nuestra prioridad será hacer todo lo posible para que deje de fumar. Intentaremos evitar calentar líquidos en el microondas, ya que suelen estar más calientes que el recipiente que los contiene. Recordaremos la importancia de nunca dejar cazos o sartenes en el fuego ni aparatos eléctricos encendidos al salir de casa, incluso pondremos recordatorios escritos en lugares estratégicos si fuese necesario. Instala detectores de humo y gas en casa, y nos aseguraremos de que un técnico revise estas instalaciones periódicamente.   1.      El baño: una zona de alto riesgo para las personas de la tercera edad   No hace falta que recalquemos que el baño es uno de los espacios más peligrosos de la casa para nuestros mayores. Los suelos suelen estar mojados... Hay poco espacio para moverse libremente... Hay muchos objetos, y algunos peligrosos, en un espacio reducido... Las siguientes medidas de seguridad protegerán a las personas mayores en tu vida, y evitarán males mayores: Coloca esteras de succión antideslizantes o de caucho o silicona en el fondo del baño y/o ducha, y al lado de estos, para evitar caídas. Asegúrate de que el grifo tiene una única llave monomando para mezclar el agua caliente y la fría. Gradúa la temperatura en su calentador de agua a 49°C para prevenir quemaduras. Prepara un asiento o banco donde sentarse cuando tomen su ducha. Eleva la altura del asiento del retrete para prevenir caídas. Nunca se deben usar los toalleros como barras para agarrarse ya que no están diseñados para aguantar el peso de una persona mayor. Si es necesario, instala barras, siempre en forma vertical u horizontal a la pared, no diagonal. Y, sobre todo, es importante que el suelo no esté húmedo y asegurarse de que no haya alfombras que entorpezcan el camino.   Intoxicaciones en personas mayores Un riesgo que no se suele tener en cuenta, las intoxicaciones en el hogar son uno de los motivos más frecuentes de accidentes de nuestros mayores. Se han identificado dos problemas principales: el consumo de medicamentos y la inhalación de gas. ¿Cómo evitamos este tipo de accidentes en personas mayores? Evita que guarden medicamentos no prescritos por el médico. Es importante que la persona mayor sepa para qué sirve cada medicamento que toma, la dosis y el número de veces que tiene que tomarlo. Es recomendable hacerles una lista, e incluso programarles las correspondientes alarmas, con los medicamentos y los horarios de tomas, y colgarlo en un lugar visible. Revisa siempre las fechas de caducidad, y descarta los que hayan vencido. Las instalaciones del gas deben ser revisadas periódicamente por un técnico autorizado. No se deben cubrir ni obstruir las rejillas de ventilación con ropa u otros objetos. Es importante ventilar a diario las habitaciones donde la persona mayor tenga estufas o braseros. Es muy recomendable instalar un detector de gas en casa de la persona mayor en nuestras vidas. Los productos de limpieza deben almacenarse siempre separados de los alimentos, y se deben respetar siempre las indicaciones de seguridad de la etiqueta. Estas son las principales causas de accidentes en nuestros mayores. Existen otros instrumentos que solemos tener en casa, y que pueden representar un peligro para ellos, como los cuchillos afilados, electrodomésticos antiguos que pueden provocar cortocircuitos, etc. Como medidas generales de seguridad y prevención de accidentes en las personas mayores, recuerda las siguientes pautas. Pautas generales para evitar accidentes de personas mayores Iluminación: emplea bombillas que iluminen adecuadamente sus espacios, y recordarles que no deben andar a oscuras. Suelos: procura que el suelo esté bien anivelado y no haya superficies resbaladizas. Alfombras: mejor evitarlas, pero si son necesarias, procura que estén bien fijadas. Calzado: evita el uso de zapatos de tacón alto, y recomiéndales siempre zapatos cómodos, bien ajustados a su pie, con suela de goma. Pasillos: se debe eliminar cualquier obstáculo, y asegurarse de que estén suficientemente iluminados. Baño: muy recomendable eliminar cualquier bañera de acceso alto por un plato de ducha a nivel de suelo y antideslizante, e instalar barras de sujeción dentro de la ducha y al lado del lavabo. Cocina: debemos prestar atención a los objetos afilados y calientes, manteniéndolos guardados adecuadamente cuando no se usen. Estufas y calentadores: evitar poner ropa muy cerca que provoque un incendio. Aparatos eléctricos: evitar enchufar muchos aparatos en el mismo interruptor, y utilizar aparatos con cables en mal estado. Fumar: el mejor consejo para personas mayores es que dejen de fumar, pero si se niegan, hay que asegurarse de que no fumen en interiores, sobre todo en la cama o en el sofá. Medicamentos: hay que tener su medicación controlada, bien documentada, y en su envase original, siguiendo siempre las indicaciones de un profesional sanitario. Alimentación y comidas: prestaremos especial atención a la fecha de caducidad de los alimentos, frescos, precocinados, y abandonados en la nevera durante varios días. Si a nuestros mayores les cuesta tragar, encontraremos una dieta adecuada. Avisador: un dispositivo ideal para personas mayores o con movilidad reducida que viven solas. Si la persona cae y se encuentra sola, no tiene más que apretar el botón del avisador para comunicarse con el servicio de emergencias. Escaleras: toda escalera deberá tener las dimensiones adecuadas y un pasamanos de ayuda.Si la persona no pudiese acceder a otro piso por su cuenta, se puede estudiar la posibilidad de instalar una solución salvaescaleras que les permita desplazarse cómodamente de una planta a la otra. Para que te hagas una idea, estos son algunos de los modelos en la gama de salvaescaleras Bidea: Salvaescaleras V59 de Bidea con asientos de cuero sintético giratorios manuales en la llegada al piso superior. La Plataforma Salvaescaleras V65, la plataforma más robusta del mercado, equipada con brazos, bandejas y asiento plegable. Puede instalarse en cualquier tipo de escalera, tanto de tramo recto con o sin cambios de pendiente como con curvas en el interior o en intemperie. Plataforma Vertical A28 instalada en interiores y exteriores por todo San Sebastián. Se adapta a escaleras estrechas y ocupa poco más de 1m. Ascensores de velocidad reducida: una solución perfecta para viviendas unifamiliares. Tenemos muchas otras opciones a tu disposición. Llámanos al 943 63 01 14 o escríbenos en info@bidea.es y solicítanos presupuesto gratis y sin compromiso. Nuestro equipo estará encantadísimo de escuchar tus necesidades y compartir sus sugerencias y conocimiento en tema de instalaciones de salvaescaleras. ¿Necesitas más información sobre uno de los modelos en nuestra web? Estamos para ayudar.

Leer más
Have a question? We are here to help.
Escríbenos
Agenda una videollamada
¿Alguna duda? Contacta aquí
¡Hola! 👋
Elige una opción para ponerte en contacto.
¡Te responderemos muy rápido!
Bidea trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.