Dos personas mayores abrazadas

¿Cómo recuperar la independencia en un hogar con escaleras?

¿Las escaleras que antes parecían una buena idea y creaban esa sensación de espacio en tu vivienda han pasado a convertirse en tu peor enemigo? ¡No estás solo/a! Son muchísimas las personas que se enfrentan a la limitación de movilidad que provoca tener escaleras en nuestros hogares. De repente, las escaleras pasan a ser obstáculos para nuestra independencia, y eso puede ser una experiencia difícil y muy desafiante, que puede resultar en una disminución de la calidad de vida y la sensación de estar atrapados en nuestra propia vivienda. Sin embargo, existen soluciones efectivas para superar estos desafíos y recuperar la independencia y la libertad de movimiento en el hogar. En este artículo, exploraremos diversas opciones y estrategias que permiten a las personas mayores y con discapacidad desplazarse de forma segura y sin obstáculos por espacios en sus entornos limitados por las escaleras u otras barreras arquitectónicas. ¡No te lo pierdas! ¿Qué es la independencia en el hogar? El concepto de “independencia en el hogar” se refiere a la capacidad de una persona para llevar a cabo actividades diarias y vivir de forma autónoma en su propia vivienda. Esto implica tener la libertad y la habilidad para realizar tareas básicas como moverse por la casa, realizar tareas domésticas, cuidar de sí mismo y gestionar las actividades cotidianas sin depender de la ayuda constante de otros. La independencia en el hogar es especialmente importante para las personas mayores y las personas con discapacidad, ya que les permite mantener su autonomía, privacidad y calidad de vida. Al tener control sobre su entorno doméstico y ser capaces de desenvolverse sin restricciones, las personas pueden mantener su sentido de dignidad, seguridad y bienestar emocional.   ¿Cuándo se pierde la independencia en el hogar?   La pérdida de la independencia en el hogar puede ocurrir debido a diversos factores, como el envejecimiento, enfermedades, discapacidades físicas o cognitivas, lesiones o cambios en las habilidades funcionales. Algunos signos comunes de pérdida de la independencia pueden incluir dificultades para realizar actividades básicas de la vida diaria, como moverse por la casa, bañarse, vestirse o preparar alimentos, así como dificultades para realizar tareas domésticas o gestionar las actividades diarias. También puede manifestarse en la necesidad de asistencia constante de familiares, cuidadores o servicios de atención domiciliaria. La pérdida de la independencia en el hogar puede tener un impacto significativo en la calidad de vida y el bienestar emocional de una persona, ya que puede limitar su autonomía y libertad para tomar decisiones y participar en actividades cotidianas. Sin embargo, existen soluciones y recursos disponibles para ayudar a las personas a recuperar o mantener su independencia en el hogar, como adaptaciones en el entorno, dispositivos de ayuda para la movilidad, asistencia personalizada y servicios de apoyo. Perder la independencia en el hogar, en algunos casos, nos da derecho a un Certificado de Discapacidad.  ¿Cómo se consigue el Certificado de Discapacidad? Para obtener el certificado de discapacidad, se debe seguir el procedimiento establecido por el Real Decreto 366/2007, que regula el reconocimiento, declaración y calificación de discapacidad. Se trata de un proceso que puede llevar tiempo, que, en muchos casos, exige el apoyo de profesionales especializados en discapacidad o asociaciones de ayuda a personas con discapacidad para obtener orientación específica y asesoramiento. Para obtener un certificado de discapacidad en España, es necesario cumplir con un baremo de evaluación que tiene en cuenta la movilidad reducida y otras dificultades en la realización de diversas acciones. Para superar el baremo, se requiere obtener un mínimo de 7 puntos. Además de evaluar la movilidad, también se consideran las posibles deficiencias intelectuales de gravedad, en caso de que existan. Es importante destacar que este proceso de evaluación integral busca brindar un reconocimiento adecuado a las personas con discapacidad y asegurar que puedan acceder a los beneficios y derechos correspondientes.  ¿Cómo recuperar la independencia de movilidad en el hogar? Recuperar la independencia de movilidad en el hogar puede ser un proceso gradual, pero existen diversas medidas y recursos que pueden ayudar a lograrlo.   A continuación, compartimos algunas recomendaciones:     Adaptaciones en el hogar: Se pueden realizar modificaciones en el entorno doméstico para hacerlo más accesible. Esto puede incluir la instalación de rampas, barras de apoyo, sillas salvaescaleras, pasamanos, pasillos amplios y la eliminación de obstáculos.   Uso de ayudas técnicas: Utilizar dispositivos de apoyo como bastones, andadores, sillas de ruedas, scooter de movilidad u otros dispositivos diseñados para facilitar la movilidad en el hogar.     Terapia física y rehabilitación: Participar en programas de rehabilitación y terapia física que ayuden a fortalecer los músculos, mejorar el equilibrio y recuperar la movilidad.   Programas de ejercicio: Incorporar rutinas de ejercicio adaptadas a las capacidades individuales, como ejercicios de fortalecimiento, estiramientos y equilibrio, para mantener la movilidad y prevenir caídas.   Apoyo emocional y psicológico: Contar con el respaldo de profesionales de la salud mental para afrontar los desafíos emocionales que pueden surgir durante el proceso de recuperación de la independencia.     Asistencia de cuidadores y familiares: Contar con el apoyo de personas cercanas para brindar asistencia en tareas diarias y promover la seguridad en el hogar.     Es importante destacar que cada situación es única, por lo que es recomendable buscar asesoramiento médico y de profesionales especializados para determinar las mejores estrategias y recursos adaptados a las necesidades individuales.    ¿Cómo recuperar la independencia de movilidad en un hogar con escaleras? Recuperar la independencia de movilidad en un hogar con escaleras puede ser un desafío, pero existen opciones y medidas que pueden ayudar a superar esta barrera. Aquí tienes algunas sugerencias que puedes adaptar a las necesidades de la persona y las exigencias físicas del entorno: Instalar una silla salvaescaleras: Las sillas salvaescaleras son soluciones prácticas y seguras que permiten a las personas con dificultades subir y bajar escaleras y desplazarse de forma autónoma.Estas sillas se desplazan a lo largo de un riel instalado en la escalera y brindan comodidad y seguridad. Construir una rampa: Si es posible, considera la opción de construir una rampa de acceso en lugar de las escaleras. Esto facilitará el desplazamiento para aquellas personas que utilizan sillas de ruedas, andadores u otros dispositivos de movilidad para desplazarse. Utilizar un elevador vertical: Si el espacio lo permite, se puede instalar un elevador vertical para superar los desniveles de las escaleras. Estos dispositivos permiten el acceso a diferentes niveles del hogar de manera cómoda y segura. Reorganizar los espacios: Si no es posible realizar modificaciones estructurales, considera reorganizar los espacios de tu hogar para minimizar la necesidad de subir y bajar escaleras. Por ejemplo, puedes trasladar tu dormitorio a una planta baja o adaptar una habitación adicional para tus necesidades. Apoyo de cuidadores y familiares: es importante contar con el apoyo de seres queridos en el proceso de recuperar la independencia de movilidad. Ello/as pueden brindar asistencia en las tareas diarias y estar disponibles para ayudar en caso de necesidad.   ¿Cómo recuperar la independencia con las soluciones salvaescaleras Bidea? Recuperar la independencia en el hogar con las soluciones salvaescaleras de Bidea es posible y puede marcar una gran diferencia en tu calidad de vida. ¿Qué tienes que hacer para contar con el apoyo de Bidea para recuperar la independencia de movilidad en tu hogar? Es muy sencillo. Para empezar, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de asesorarte y ofrecerte las opciones que mejor se adapten a tu hogar y a tus requerimientos de movilidad. Para ello, un equipo de profesionales de Bidea visitará tu hogar y evaluará las escaleras y el entorno en el que se encuentran, realizando mediciones y analizando la configuración de las escaleras para determinar la solución salvaescaleras más adecuada. Con base en la evaluación realizada, diseñaremos una solución salvaescaleras a medida para tu hogar. Teniendo en cuenta tus necesidades, junto/as, seleccionaremos el tipo de salvaescaleras más adecuado, ya sea una silla salvaescaleras, una plataforma salvaescaleras o tal vez, un elevador domético. Nuestro equipo profesional se encargará de instalar la solución salvaescaleras en tu hogar. Contarás con personal altamente capacitado que garantizará una instalación segura y eficiente, sin causar daños ni molestias en tu vivienda. Una vez instalada la solución salvaescaleras, recibirás una capacitación detallada sobre su uso y funcionamiento. Aprenderás a manejarla de forma segura, utilizando los controles y características de seguridad. Y a partir de ese momento, contarás con el apoyo contínuo de Bidea, ya que te ofrecemos un servicio de asistencia y mantenimiento profesional que garantiza el correcto funcionamiento de tu nueva solución salvaescaleras a lo largo del tiempo. Además podrás contar con nuestro apoyo y asesoramiento en caso de cualquier duda o necesidad de servicio. Recuperar la independencia en el hogar con las soluciones salvaescaleras de Bidea te permitirá desplazarte de manera segura y cómoda por tu hogar, sin depender de la ayuda de otros. Disfrutarás de mayor autonomía y libertad para moverte en tu entorno cotidiano. ¡No dudes en contactar a Bidea para obtener más información y dar el primer paso hacia la recuperación de tu independencia en tu hogar! ¡Estamos contigo para lo que necesites!

Leer más
Señor mayor con la mano tapando la boca en señal de preocupación

Consejos para evitar caídas en el hogar y sus graves consecuencias

¿Eres propenso/a a caer? ¿Sientes que caes con mayor frecuencia que el resto de la población? ¿Te preocupa no poder encontrar la manera de evitar caídas graves cuando seas mayor? Las caídas pueden ocurrir en cualquier momento y lugar, y sus consecuencias pueden ser graves, especialmente para las personas mayores. Por eso, no importa ni tu edad ni tu condición física, la prevención de caídas es algo que todos debemos tener en cuenta para mantener una vida activa y saludable. En este artículo, exploramos los diferentes factores que pueden aumentar el riesgo de caídas y compartimos consejos prácticos para prevenirlas: desde cambios simples en el entorno hasta ejercicios de fortalecimiento y equilibrio, descubrirás estrategias efectivas para mantener tu seguridad y reducir la posibilidad de sufrir una caída. ¡No dejes que el miedo a caer te limite, toma el control y adopta medidas para evitar caídas y protegerte.   ¿Por qué solemos caer en nuestros hogares? Aunque nos pueda parecer que el hogar es el entorno más seguro para nosotros, en realidad, es el espacio en el que pasamos más tiempo, y por lo tanto, donde aumentan las probabilidades de caer.   Aquí tienes algunas de las razones más comunes por las que la mayoría de nosotro/as solemos caer en nuestro propio entorno doméstico:   Desorden y obstáculos: Los objetos dispersos por el suelo, cables sueltos, juguetes de los niños u otros obstáculos pueden ser fácilmente pasados por alto y causar tropiezos y caídas.   Superficies resbaladizas: Pisos mojados en el baño, cocina o entrada, alfombras mal colocadas o sueltas, o pisos encerados pueden convertirse en superficies resbaladizas y propensas a causar caídas.   Escaleras: Las escaleras representan un alto riesgo de caídas, especialmente si no se utilizan pasamanos, los escalones están desgastados o desiguales, o si hay mala iluminación en las áreas de escaleras.   Iluminación inadecuada: Una iluminación deficiente en el hogar puede dificultar la visibilidad y aumentar el riesgo de tropezar o perder el equilibrio.   Muebles y accesorios inestables: Muebles que no están correctamente fijados a la pared, sillas o mesas inestables, o accesorios mal colocados pueden provocar caídas si se utilizan para apoyarse o si se intenta alcanzar objetos situados en ellos.   Debilidad física y falta de equilibrio: A medida que envejecemos, podemos experimentar una disminución de la fuerza muscular y el equilibrio, lo que nos hace más propensos a las caídas, incluso en situaciones cotidianas.   Es importante estar consciente de estos factores y tomar medidas para evitar caídas en nuestro hogar. ¿Cómo puedes evitar caídas en tu propio hogar? Prevenir las caídas en el hogar es fundamental para garantizar la seguridad de todos los miembros de la familia, especialmente de aquellos más vulnerables, como los niños, los adultos mayores y las personas con movilidad reducida. A continuación compartimos algunas medidas y consejos para evitar caídas en el hogar: Mantén el suelo limpio y despejado: Recoge cualquier objeto o juguete que pueda representar un obstáculo en el suelo. Evita alfombras sueltas o mal colocadas, y utiliza cintas adhesivas de doble cara o almohadillas antideslizantes para asegurarlas al piso. Asegúrate de que los cables eléctricos estén bien sujetos y no atraviesen las áreas de paso.    Asegura una buena iluminación: Instala luces potentes en las áreas de mayor tránsito y en las escaleras. Utiliza interruptores de luz accesibles y considera la instalación de luces nocturnas en los pasillos y baños para facilitar la visibilidad durante la noche. Reemplaza las bombillas fundidas de inmediato.    Utiliza pasamanos y barras de apoyo: Instala pasamanos en las escaleras, tanto en el interior como en el exterior de la casa, y asegúrate de que estén firmemente sujetos a la pared. Considera la instalación de barras de apoyo en el baño, especialmente cerca de la bañera, la ducha y el inodoro, para brindar estabilidad adicional.    Mejora la seguridad en el baño: Utiliza alfombras antideslizantes en la bañera y en el suelo del baño. Coloca una silla o taburete antideslizante en la ducha para evitar tener que estar de pie durante mucho tiempo. Utiliza una alfombra absorbente en el suelo para evitar que el agua se acumule y cause resbalones. Asegura los muebles y objetos: Asegura los muebles a la pared para evitar que se vuelquen si alguien se apoya en ellos. Evita colocar objetos pesados o de uso frecuente en lugares altos o de difícil acceso. Utiliza estanterías y armarios con cerraduras para evitar que los niños pequeños tengan acceso a objetos peligrosos.    Mantén un buen equilibrio y fuerza: Realiza ejercicios de fortalecimiento muscular y equilibrio regularmente, como el yoga o el tai chi. Utiliza calzado adecuado en el hogar, evitando zapatillas o calcetines resbaladizos. Utiliza ayudas de movilidad, como bastones o andadores, si es necesario.    Mantén las áreas exteriores seguras: Asegúrate de que los escalones, las aceras y las entradas estén en buen estado, sin grietas ni superficies resbaladizas. Instala iluminación exterior para facilitar la visibilidad durante la noche.    ¡Atención a tus mascotas! Todos sabemos que las mascotas son encantadores compañeros en nuestros hogares, pero también es cierto que pueden aumentar el riesgo de caídas si no se toman las precauciones adecuadas. Los perros y los gatos pueden cruzarse por nuestro camino mientras caminamos, lo que aumenta el riesgo de tropezar y caer. Las mascotas enérgicas pueden saltar sobre nosotros o empujarnos mientras juegan, lo que puede desequilibrarnos y provocar una caída. Las mascotas pueden derramar agua de sus bebederos o tazones, creando superficies resbaladizas en el suelo. Si no se limpia de inmediato, esto puede aumentar el riesgo de resbalones y caídas. Lógicamente, cada hogar es único, por lo que es importante evaluar los posibles riesgos de caídas en tu entorno específico y tomar las medidas necesarias para prevenir accidentes y evitar caídas. ¿Qué factores de riesgo aumentan la probabilidad de caer en el hogar? Son varios los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de caer en el hogar: Debilidad y falta de equilibrio: Factores personales como la debilidad muscular, la falta de equilibrio y la disminución de la agudeza visual pueden aumentar la probabilidad de caídas, especialmente en personas mayores. Medicamentos: Algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios como mareos, somnolencia o desequilibrio, lo que aumenta el riesgo de caídas. Es importante ser consciente de los efectos de los medicamentos y seguir las indicaciones del médico. Problemas de visión: Los problemas de visión no corregidos o no detectados, como la visión borrosa o las cataratas, pueden dificultar la detección de obstáculos y aumentar el riesgo de caídas. Condiciones físicas y de salud: Enfermedades crónicas, problemas de movilidad, pérdida de fuerza muscular, deterioro cognitivo y otras condiciones físicas y de salud pueden aumentar la probabilidad de caídas. Edad avanzada: el paso del tiempo disminuye nuestra fuerza muscular y equilibrio, lo cual hace que sea más difícil mantenerse de pie y responder rápidamente a los cambios en el equilibrio. La visión también puede deteriorarse con la edad, lo que puede afectar la percepción de los obstáculos y las condiciones del entorno. ¿Cómo pueden las personas mayores evitar caídas en el hogar?  Son muchas las precauciones que las personas mayores pueden tomar para evitar caídas en el hogar o en cualquier otro lugar por el que se muevan. Aquí tienes algunas sugerencias: Mantenerse activo/a: Realizar actividad física regularmente puede fortalecer los músculos, mejorar el equilibrio y la coordinación, y aumentar la flexibilidad, lo cual, a su vez, puede reducir considerablemente el riesgo de caídas. Es muy recomendable  realizar ejercicios específicos para mejorar el equilibrio, como el tai chi o el yoga.     Mantener una buena salud: Las personas mayores deben realizar chequeos médicos regulares y tratar cualquier condición médica subyacente que pueda afectar el equilibrio o la movilidad, a la vez que mantener una dieta saludable, hidratarse adecuadamente y mantenerse activo física y mentalmente.     Revisar y mejorar la iluminación en el hogar: Es importante asegurarse de que todas las áreas de la casa estén bien iluminadas, especialmente las escaleras, pasillos y baños. Se pueden utilizar luces nocturnas en los dormitorios y baños para facilitar la visión durante la noche.     Eliminar obstáculos y desorden: Es importante mantener los pisos limpios y secos para evitar resbalones, y mantener los espacios libres de objetos sueltos, cables o alfombras mal colocadas que puedan causar tropiezos.     Adaptar el baño: Recomendamos instalar barras de agarre en la ducha, bañera y cerca del inodoro para proporcionar soporte al entrar y salir. También es buena idea utilizar alfombrillas antideslizantes en la bañera y ducha, y considerar la instalación de asientos de ducha para mayor seguridad.     Utilizar calzado adecuado: Es importante invertir en zapatos con suelas antideslizantes y un buen soporte para los pies, y evitar el uso de zapatos con suelas gastadas o tacones altos que puedan dificultar la estabilidad al caminar.     Revisar los medicamentos: Debemos consultar con el médico o farmacéutico para asegurarse de que los medicamentos no causen mareos, somnolencia o desequilibrio. Algunos medicamentos pueden aumentar el riesgo de caídas, por lo que es importante estar al tanto de los efectos secundarios.     Utilizar ayudas técnicas:Si es necesario, utilizaremo bastones, andadores u otras ayudas técnicas para mantener el equilibrio y facilitar el movimiento, ya que estas ayudas pueden proporcionar estabilidad adicional y reducir el riesgo de caídas.     Solicitar ayuda cuando sea necesario: Si una tarea parece peligrosa o requiere un esfuerzo físico que pueda aumentar el riesgo de caídas, es importante pedir ayuda a familiares, amigos o profesionales. ¿Cómo puede una solucion salvaescaleras ayudar a evitar caidas en el hogar? Y finalmente, recuerda que las soluciones salvaescaleras de Bidea pueden también pueden ser una excelente opción para ayudar a prevenir caídas en personas que tienen dificultades para subir y bajar escaleras. Como bien sabes, estas soluciones consisten en una silla o plataforma motorizada que se desplaza a lo largo de un riel instalado en la escalera, permitiendo a las personas moverse de forma segura y cómoda sin tener que enfrentar el desafío físico de subir o bajar escalones. Nuestras sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras, y ascensores domésticos brindan a las personas con movilidad reducida o problemas de equilibrio la posibilidad de acceder a diferentes niveles de su casa o entorno sin tener que utilizar las escaleras, y por lo tanto, eliminando el riesgo de tropezar, resbalar o caerse al intentar subir o bajar escalones. Nuestras soluciones salvaescaleras (sillas, plataformas y elevadores de corto recorrido) no exigen grandes reformas, y pueden ser fácilmente integradas en la arquitectura de todo tipo de espacios, tanto interiores como exteriores. ¿Necesitas más información sobre cualquier tipo de solución salvaescaleras? ¿Leyes? ¿Instalaciones? ¿Costes? Estaremos encantados de resolvértelas. ¡Conoce nuestros trabajos aquí o ponte en contacto si tienes preguntas o necesitas más información sobre las soluciones de accesibilidad que ayudan a evitar caídas a personas en toda España!      

Leer más
Una silla salvaescaleras instalada en la parte de arriba de la instalación

¿Cómo elijo el salvaescaleras adecuado a mis circunstancias?

Como hemos explicado en diversos artículos de este blog, el uso de una solución salvaescaleras puede marcar una gran diferencia en la calidad de vida de las personas con movilidad reducida o discapacidad. Estos dispositivos ofrecen una solución práctica y segura para superar las barreras arquitectónicas y facilitar el acceso a diferentes niveles de la vivienda. Sin embargo, entendemos que puede resultar abrumador elegir el salvaescaleras adecuado a tus circunstancias específicas. En este artículo, te ofrecemos una guía completa para ayudarte a tomar una decisión informada al elegir un salvaescaleras. Analizaremos diversos aspectos, como tus necesidades individuales, el tipo de escalera, la configuración de tu hogar y las características técnicas del dispositivo. Comprenderás la importancia de evaluar tus requisitos y considerar factores clave antes de realizar tu elección. Asegurarte de seleccionar el salvaescaleras adecuado a tus circunstancias no solo mejorará tu movilidad y autonomía, sino que también te brindará tranquilidad y comodidad en tu hogar. ¡Sigue leyendo y descubre cómo efectuar la elección correcta!   ¿Qué aspectos debes tener en cuenta al escoger una solución salvaescaleras?   Al elegir una solución salvaescaleras, es importante tener en cuenta varios aspectos clave que se adaptan a tus necesidades y circunstancias específicas. A continuación, compartimos algunos puntos importantes a considerar antes de instalar un mecanismo salvaescaleras en tu hogar, comercio o comunidad: Tipo de escalera: Evalúa el diseño y la configuración de tu escalera. ¿Es recta o curva? ¿Tiene descansillos intermedios? Esto determinará qué tipo de salvaescaleras es adecuado para ti. Espacio disponible: Analiza el espacio disponible en tu hogar, comercio o comunidad para instalar el salvaescaleras. Considera las dimensiones, el recorrido de la escalera y la posible interferencia con otros elementos. Capacidad de peso: Verifica la capacidad de carga del salvaescaleras para asegurarte de que pueda soportar tu peso y cualquier equipo adicional que necesites transportar. Seguridad: Asegúrate de que el salvaescaleras cuente con características de seguridad, como cinturones de seguridad, sensores de obstáculos y frenos de emergencia. Comodidad y accesibilidad: Considera las características que hacen que el salvaescaleras sea cómodo y fácil de usar, como un asiento ajustable, controles intuitivos y reposabrazos ergonómicos. Mantenimiento y servicio: Investiga sobre el mantenimiento necesario y la disponibilidad de servicios técnicos en tu área para garantizar un funcionamiento óptimo a largo plazo. Estética: un aspecto que no puedes descuidar es la estética del mecanismo que escoges y de cómo encaja en el entorno en el que se va a instalar. Algunas sillas salvaescaleras pueden personalizarse con tapizados y guías de diferentes colores. ¿Qué soluciones salvaescaleras existen en el mercado? Sillas Salvaescaleras Una silla salvaescaleras, también conocida como salvaescaleras con asiento, es un dispositivo de movilidad diseñado para ayudar a las personas con dificultades para subir y bajar escaleras. Consiste en una silla o asiento que se desplaza a lo largo de un riel fijado a la pared o a los escalones. La silla salvaescaleras está equipada con un sistema de motorización y control que permite su movimiento suave y seguro. El usuario se sienta en la silla, se asegura con un cinturón de seguridad y, a través de un panel de control o un control remoto, puede activar el movimiento ascendente o descendente de la silla a lo largo del riel. Algunos modelos también cuentan con reposabrazos y reposapiés ajustables para mayor comodidad. Puede ser instalada en escaleras rectas o curvas, tanto en espacios interiores como exteriores, adaptándose a diferentes configuraciones. Las sillas salvaescaleras son una solución eficaz que permiten a las personas con movilidad reducida o discapacidad física acceder a diferentes niveles de una vivienda, garantizando su seguridad y autonomía. Estas sillas son una alternativa práctica y cómoda a las rampas o a la instalación de un elevador, y pueden ser instaladas sin necesidad de obras o de causar grandes modificaciones en la estructura de la escalera.

     Plataformas Salvaescaleras Las plataformas salvaescaleras también son dispositivos de movilidad diseñados para ayudar a las personas con discapacidad o movilidad reducida a superar barreras arquitectónicas, especialmente escaleras. Sin embargo, a diferencia de las sillas salvaescaleras que transportan a una persona sentada, las plataformas salvaescaleras están diseñadas para transportar a una persona en su silla de ruedas, scooter de movilidad u otro dispositivo de asistencia. Estas plataformas consisten en una plataforma elevadora que se desplaza a lo largo de un riel, siguiendo la pendiente de la escalera. La plataforma está equipada con barreras de seguridad, como pasamanos y bordes antideslizantes, para garantizar la seguridad del usuario durante el ascenso o descenso. Las plataformas salvaescaleras pueden ser instaladas tanto en escaleras rectas como curvas, y se adaptan a diferentes configuraciones arquitectónicas. Algunos modelos son adecuados para uso en interiores, mientras que otros están diseñados para ser instalados en exteriores, resistiendo las condiciones climáticas adversas. Estas plataformas proporcionan una solución accesible y conveniente para superar las barreras de las escaleras, permitiendo a las personas con movilidad reducida desplazarse de manera segura y autónoma en su entorno. Son muy fáciles de usar y solo requieren pulsar un botón para indicar la dirección a la que el usuario/a quiere dirigirse. Son una opción popular tanto en hogares particulares como en edificios públicos, proporcionando una mayor inclusión y accesibilidad para todas las personas. Además, las plataformas salvaescaleras se pliegan automáticamente, ocupando menos espacios cuando no se utilizan y facilitando el cómodo acceso a zonas comunitarias de todas las personas que transitan por el edificio.     Plataforma vertical Una plataforma vertical o elevador de corto recorrido, es un dispositivo de transporte vertical utilizado para desplazar personas a través de distintos niveles de un edificio con una altura limitada. A diferencia de los ascensores convencionales que se utilizan en edificios altos, los elevadores de corto recorrido están diseñados para distancias más cortas de hasta 3 metros de altura. Estos elevadores son especialmente útiles en edificios residenciales, comerciales o institucionales donde las necesidades de accesibilidad son más modestas y no se requiere un equipo de transporte de gran capacidad. Por lo general, los elevadores de corto recorrido tienen una capacidad de carga más baja y una velocidad más reducida en comparación con los ascensores estándar. Los elevadores de corto recorrido se instalan comúnmente en lugares como casas particulares, oficinas pequeñas, clínicas médicas, tiendas y otros entornos donde se busca facilitar el desplazamiento vertical de personas con movilidad reducida, personas mayores o personas que necesitan transportar cargas ligeras. Existen diferences configuraciones y su diseño se adapta a las necesidades y características del espacio disponible. Su instalación requiere el cumplimiento de las normativas y regulaciones locales de seguridad y accesibilidad para garantizar un funcionamiento seguro y confiable.   Elevador de velocidad reducida El elevador de velocidad reducida,  es un tipo de elevador diseñado específicamente para su uso en viviendas particulares, al que se conoce también como elevador residencial o ascensor doméstico. A diferencia de los elevadores convencionales que se encuentran en edificios comerciales o residenciales de gran altura, los elevadores de velocidad reducida están diseñados para cubrir distancias más cortas y están pensados para proporcionar accesibilidad y comodidad dentro del hogar. Los ascensores domésticos ofrecen una solución conveniente y segura para las personas con movilidad reducida, personas mayores o aquellas que necesitan ayuda para subir y bajar las escaleras. Estos elevadores son especialmente útiles en casas de varios pisos, permitiendo el desplazamiento vertical de manera fácil y cómoda.  Además, sólo necesitan una pared de guías y un foso reducido, así que pasan a ser muy buena opción en chalés o casas particulares. Estos elevadores se caracterizan por su diseño compacto y estético, adaptándose a la estética y el estilo de la vivienda. Pueden ser instalados en diferentes ubicaciones de la casa, como el pasillo, el salón o incluso en el exterior de la vivienda. Estos elevadores residenciales ofrecen varias ventajas, como la mejora de la accesibilidad y la independencia de las personas con dificultades de movilidad, la comodidad de moverse dentro del hogar sin tener que subir escaleras, y la posibilidad de transportar objetos pesados o voluminosos de manera más sencilla. Además, ¡son muy fáciles de usar! El usuario/a no tiene más que pulsar un botón para llamar a la plataforma cuando no se encuentra en el mismo piso y, una vez en su interior, pulsar el botón para llegar a la planta a la que se quiere acceder. Es importante tener en cuenta que la instalación de un homelift debe cumplir con las regulaciones y normativas locales de seguridad y accesibilidad, y es recomendable contar con profesionales especializados en su instalación y mantenimiento para garantizar su funcionamiento óptimo y seguro.

¿Cómo seleccionas el mejor proveedor de soluciones salvaescaleras para ti? Estupendo. Conocemos las diferentes soluciones salvaescaleras disponibles en el mercado, pero... ¿Cómo seleccionas al proveedor de soluciones salvaescaleras que mejor va a responder a tus necesidades a corto y a largo plazo? Porque, seleccionar el proveedor adecuado de soluciones salvaescaleras es crucial para garantizar la calidad, seguridad y satisfacción del producto y servicio. Desde Bidea, y respaldados por nuestra experiencia de casi dos décadas, compartimos algunos aspectos importantes que debes considerar al elegir un proveedor de soluciones salvaescaleras: Experiencia y reputación: Investiga la trayectoria del proveedor en el mercado. Busca reseñas, testimonios de clientes anteriores y verifica su reputación en cuanto a la calidad de sus productos y servicios.     Certificaciones y cumplimiento normativo: Asegúrate de que el proveedor cumple con las normativas y estándares de seguridad aplicables a los salvaescaleras. Verifica si cuentan con certificaciones relevantes que respalden la calidad y fiabilidad de sus productos.     Asesoramiento y evaluación personalizada: Un proveedor confiable debe ofrecer un servicio de asesoramiento y evaluación personalizada. Lo ideal es que visiten tu hogar o establecimiento, evalúen tus necesidades específicas y te proporcionen recomendaciones adecuadas a tu situación.     Variedad de productos y opciones: Busca un proveedor que ofrezca una amplia gama de soluciones salvaescaleras, como sillas salvaescaleras, plataformas salvaescaleras o elevadores de corto recorrido. Esto te permitirá elegir la opción más adecuada para tus requerimientos y espacio disponible.     Servicio de instalación y mantenimiento: Asegúrate de que el proveedor ofrezca servicios de instalación profesional y mantenimiento posterior. Un proveedor confiable debe contar con técnicos capacitados para instalar y mantener adecuadamente los salvaescaleras, garantizando su funcionamiento seguro y óptimo a largo plazo.     Presupuesto y financiamiento: Solicita presupuestos detallados a diferentes proveedores y compáralos. También verifica si el proveedor ofrece opciones de financiamiento o ayuda para acceder a ayudas o subvenciones disponibles para la instalación de soluciones salvaescaleras.   Recuerda que es importante tomarse el tiempo necesario para investigar, comparar y tomar una decisión informada. El equipo Bidea está encantado ayudarte en tu proceso de selección y en tu toma final de decisión. Y si necesitas que un miembro de nuestro equipo técnico te visite personalmente y te oriente de manera totalmente gratuita hacia la solución salvaescaleras más adecuada a tu situación o a la de vuestra comunidad, ¡no tienes más que decírnoslo! Concierta cita con uno de nuestros técnicos en soluciones de accesibilidad llamándonos al 943 63 01 14 o escribiéndonos en info@bidea.es. Estamos para ayudar.

Leer más
Ejemplo de estimulación cognitiva: Dos hombres mayores jugando al ajedrez

Estimulación cognitiva: ¿cómo estimular las capacidades mentales en nuestros mayores?

¿Notas cambios en tus capacidades mentales con el paso del tiempo? ¿Te preocupa el obvio declive cognitivo de tus seres queridos de edad más avanzada? ¿Quieres hacer todo lo posible por ralentizar la pérdida de tus facultades mentales? Te entendemos perfectamente. La pérdida de facultades cognitivas es preocupante, y desde luego un estado muy difícil para la persona que lo vive y sus familiares, pero no tiene por qué ser una realidad para todo/as. Si bien es cierto que algunas personas pueden experimentar cambios en su capacidad cognitiva a medida que envejecen, no se puede afirmar de manera generalizada que la pérdida de facultades cognitivas sea inevitable para todas las personas. Y, en muchos casos, ciertas actividades de estimulación cognitiva y ciertos cambios en el estilo de vida de la persona pueden mejorar las capacidades mentales de las personas sanas y retardar los efectos degenerativos propios de la edad. Así que, esperamos que este artículo te aporte la esperanza y la información que necesitas para afrontar el inevitable proceso del envejecimiento con mayor ilusión.   ¿Es la pérdida de facultades cognitivas inevitable con la edad? La pérdida de facultades cognitivas con la edad es un tema ampliamente discutido en el campo de la neurociencia y la psicología. Si bien es cierto que algunas personas pueden experimentar cambios en su capacidad cognitiva a medida que envejecen, las buenas noticias es que no se puede afirmar de manera generalizada que la pérdida de facultades cognitivas sea inevitable para todas las personas. Es importante tener en cuenta que el envejecimiento afecta de manera diferente a cada uno de nosotro/as. Mientras que algunas personas pueden experimentar cambios cognitivos mínimos, otras pueden mantener un alto nivel de funcionamiento cognitivo incluso en edades avanzadas. Además, diversos factores pueden influir en el rendimiento cognitivo, como el estilo de vida, la salud general, la genética, la educación y el entorno social. Es cierto que algunos procesos cognitivos pueden verse afectados con el envejecimiento, como la velocidad de procesamiento de la información o la memoria episódica. Sin embargo, existen estrategias y prácticas que pueden ayudar a mantener un buen funcionamiento cognitivo a lo largo de los años, desde mantener una dieta saludable, hasta mantenerse físicamente activo, participar en actividades intelectualmente estimulantes, mantener relaciones sociales activas y buscar apoyo profesional en caso de ser necesario. Es importante destacar que el envejecimiento puede traer consigo experiencias y conocimientos valiosos, y nunca olvidar que son muchas las personas mayores que continúan siendo activas y productivas en diversos campos, demostrando que la edad no es necesariamente un factor limitante para el rendimiento cognitivo. ¿Qué es la estimulación cognitiva y qué beneficios tiene para nuestros mayores? La estimulación cognitiva es un conjunto de actividades y ejercicios diseñados para mantener y mejorar las habilidades cognitivas en las personas mayores. Estas actividades se centran en estimular diferentes áreas cognitivas, como la memoria, la atención, el lenguaje, el razonamiento y la capacidad de resolución de problemas. La estimulación cognitiva es especialmente importante en las personas mayores, ya que puede ayudar a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo que se suele asociar con el envejecimiento, así como reducir el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer. El buen funcionamiento cognitivo para las personas mayores repercute mucho más allá de sus capacidades mentales, contribuyendo a: Su independencia y calidad de vida: Un buen funcionamiento cognitivo permite a las personas mayores realizar las actividades diarias de forma autónoma y satisfactoria. Esto incluye tareas como gestionar sus propias finanzas, tomar decisiones informadas, recordar citas o eventos importantes, seguir instrucciones médicas y realizar actividades de la vida diaria sin dificultad.     Mejorar su seguridad y prevención de accidentes: Un adecuado funcionamiento cognitivo es crucial para mantener la seguridad personal y evitar accidentes. Esto implica estar alerta y consciente de los peligros potenciales en el entorno, tomar decisiones adecuadas en situaciones de emergencia y seguir correctamente las instrucciones de seguridad.     Mejorar sus relaciones sociales y bienestar emocional: El buen funcionamiento cognitivo facilita las interacciones sociales y las relaciones personales satisfactorias. Permite comunicarse de manera efectiva, recordar nombres y detalles importantes sobre las personas, mantener conversaciones significativas y participar en actividades sociales. Esto promueve el bienestar emocional y reduce el riesgo de aislamiento social y depresión.     Prevenir enfermedades neurodegenerativas: Mantener un buen funcionamiento cognitivo puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer y el deterioro cognitivo leve. Si bien no hay una garantía absoluta, mantener una mente activa y comprometida con actividades cognitivas puede ayudar a preservar la salud cerebral. ¿En qué consisten los ejercicios de estimulación cognitiva? Los ejercicios de estimulación cognitiva son actividades diseñadas para mantener y mejorar el funcionamiento de las capacidades cognitivas, como la memoria, la atención, la concentración, el lenguaje, la percepción, el razonamiento y las habilidades visoespaciales. Estos ejercicios están diseñados para desafiar y ejercitar el cerebro, promoviendo la plasticidad neuronal y fortaleciendo las conexiones sinápticas. Los siguientes son solo algunos de los ejercicios de estimulación cognitiva que pueden adaptarse a las necesidades y preferencias de cada persona: 1.      Juegos de memoria: Estos juegos se enfocan en la mejora de la memoria de trabajo, la memoria a corto plazo y la memoria episódica, e incluyen actividades como recordar listas de palabras, números o imágenes, juegos de emparejamiento y rompecabezas de memoria.   La memoria de trabajo es la que nos permite mantener y manipular información activa en nuestra mente durante un corto periodo de tiempo, y la que empleamos para realizar tareas cognitivas, como seguir instrucciones, resolver problemas y hacer cálculos mentales (por ejemplo, recordar un número de teléfono mientras lo marcamos).   La memoria a corto plazo es la que nos ayuda a retener información durante un breve periodo de tiempo, generalmente de unos segundos a varios minutos, por ejemplo al recordar un número de teléfono que nos acaban de decir o retener el nombre de una persona que se nos acaba de presentar. Y, la memoria episódica es aquella que se encarga de almacenar y recuperar eventos o experiencias personales específicas a largo plazo, y la que nos ayuda a recordar sucesos autobiográficos, como momentos importantes de nuestra vida, acontecimientos significativos o experiencias vividas (por ejemplo, la graduación de la universidad, un viaje memorable o una celebración especial). 2.      Actividades de atención y concentración: Estos ejercicios están diseñados para mejorar la capacidad de atención y concentración, y suelen incluir actividades como buscar diferencias en imágenes, resolver acertijos visuales, seguir instrucciones detalladas o realizar tareas de división de atención.     3.      Ejercicios de lenguaje: Estos ejercicios se centran en fortalecer las habilidades lingüísticas, como la comprensión verbal, la fluidez verbal y la expresión oral. Pueden incluir actividades como crucigramas, juegos de palabras, lectura en voz alta, escritura creativa y conversaciones estimulantes.     4.      Actividades de razonamiento y resolución de problemas: Estos ejercicios implican desafiar el pensamiento lógico, el razonamiento abstracto y la resolución de problemas. Pueden incluir actividades como sudokus, crucigramas de lógica, rompecabezas matemáticos y juegos de estrategia.     5.      Estimulación sensorial: Estas actividades se centran en estimular los sentidos para mejorar la percepción y la integración sensorial, e incluyen actividades como escuchar música, practicar ejercicios de relajación, trabajar con texturas diferentes o realizar ejercicios de estimulación visual. Es importante destacar que los ejercicios de estimulación cognitiva deben adaptarse a las capacidades y necesidades individuales. Se recomienda realizarlos de manera regular, preferiblemente bajo la supervisión de un profesional de la salud o un terapeuta ocupacional especializado en estimulación cognitiva. Además, este tipo de ejercicios cognitivos se deben combinar con un estilo de vida saludable que incluya una alimentación balanceada, ejercicio físico regular y un buen descanso.   ¿Para quién están diseñados los ejercicios cognitivos?     Los ejercicios de estimulación cognitiva están diseñados para personas de todas las edades que deseen mejorar y mantener su funcionamiento cognitivo. Sin embargo, como hemos comentado, estos ejercicios pueden ser especialmente beneficiosos para: ·         Personas mayores: Los ejercicios cognitivos pueden ayudar a mantener y fortalecer la agudeza mental, la memoria, la atención y otras funciones cognitivas en los adultos mayores. También pueden ayudar a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo relacionado con la edad, como el deterioro cognitivo leve o la demencia.     ·         Personas con trastornos cognitivos: Los ejercicios cognitivos son útiles para personas que experimentan trastornos cognitivos, como el Alzheimer, el deterioro cognitivo vascular u otras condiciones que afectan la función cerebral. Estos ejercicios pueden ayudar a mantener y mejorar la capacidad cognitiva, así como a ralentizar el avance de los síntomas en algunos casos.     ·         Personas que desean mejorar su rendimiento cognitivo: Los ejercicios cognitivos no solo están destinados a personas con problemas cognitivos, sino que también pueden ser utilizados por cualquier persona que desee mejorar su rendimiento cognitivo en general: desde estudiantes que buscan mejorar su memoria y concentración, hasta profesionales que desean optimizar su capacidad de atención y toma de decisiones, o cualquier persona interesada en mantener su mente activa y saludable. Es decir, los ejercicios cognitivos están diseñados para personas de diferentes edades y condiciones, desde adultos mayores que desean mantener su agudeza mental hasta aquellos con trastornos cognitivos que buscan mejorar su función cerebral. Este tipo de ejercicios pueden adaptarse a las necesidades individuales y pueden ser realizados en diferentes entornos, como en casa, en centros de cuidado o bajo la supervisión de profesionales de la salud. Cómo y quién debe escoger los ejercicios para la estimulación cognitiva de personas mayores La elección de los ejercicios para la estimulación cognitiva en personas mayores debe ser realizada por profesionales capacitados en el campo de la salud cognitiva, como neuropsicólogos, terapeutas ocupacionales o especialistas en gerontología, ya que son ello/as quienes tienen conocimientos especializados sobre las capacidades cognitivas y las necesidades específicas de las personas mayores. Al seleccionar los ejercicios de estimulación cognitiva, los profesionales considerarán varios factores, como: ·         Evaluación inicial: Una evaluación inicial de las habilidades cognitivas de la persona mayor les ayuda a identificar las áreas que necesitan ser trabajadas y las fortalezas que pueden ser aprovechadas. ·         Objetivos individuales: Asimismo, tendrán en cuenta los objetivos individuales de la persona mayor. Por ejemplo, si el objetivo es mejorar la memoria, se seleccionarán ejercicios específicos diseñados para trabajar esa capacidad. ·         Nivel de dificultad: El profesional adaptará los ejercicios al nivel de capacidad cognitiva de la persona mayor, ya que es importante asegurarse de que los ejercicios sean desafiantes pero alcanzables, para que puedan proporcionar beneficios sin causar frustración.   ·         Intereses y preferencias: Considerarán también los intereses y las preferencias de la persona mayor. La motivación y el compromiso son clave para el éxito de los ejercicios cognitivos, por lo que es importante seleccionar actividades que sean relevantes y atractivas para la persona. ·         Variedad y diversidad: Buscarán incorporar una variedad de ejercicios que trabajen diferentes aspectos cognitivos, como memoria, atención, lenguaje, razonamiento y habilidades visoespaciales. Esto ayudará a estimular diversas áreas del cerebro y promover un funcionamiento cognitivo integral. Siempre es recomendable contar con la orientación y supervisión de profesionales capacitados para garantizar una intervención adecuada y segura. Y, sobre todo, es importante recordar que hay que tener paciencia. Es fundamental tener paciencia y comprensión hacia la persona con deterioro cognitivo.   Mostrar empatía y adaptarse a su ritmo puede ayudar a reducir la frustración y aumentar la confianza. Crear un entorno seguro y estructurado también puede ayudar a la persona con deterioro cognitivo a sentirse más cómoda y segura. Esto implica mantener una rutina regular, minimizar las distracciones, proporcionar orientación clara y asegurarse de que el entorno esté libre de peligros. Y, para eso estamos el equipo de Bidea. Si podemos ayudarte a crear un espacio seguro y cómodo, en el que la persona a tu cuidado puede seguir sintiéndose independiente y feliz, ¡no dudes en ponerte en contacto! Llámanos al 943 63 01 14 o escríbenos a info@bidea.es y estaremos encantados de orientarte hacia la solución salvaescaleras que mejor encaje con las necesidades de tu ser querido y de su hogar. Estamos para ayudar.  

Leer más
Have a question? We are here to help.
Escríbenos
Agenda una videollamada
¿Alguna duda? Contacta aquí
¡Hola! 👋
Elige una opción para ponerte en contacto.
¡Te responderemos muy rápido!
Bidea trata tus datos para responder tu consulta. Si aceptas, recibirás comunicaciones comerciales sobre nuestros servicios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.