Ayuda a tus mayores en invierno

Enero ha sido excepcionalmente frío en muchas partes del mundo. Por estos lares, por suerte, no hemos tenido esas temperaturas bajo cero tan duras (aunque sigue siendo invierno), pero si tenemos las lluvias tan características de esta época del año. Si tienes familiares mayores, puede que estés preocupado por cómo les está yendo con este clima frío, tanto en casa como fuera de ella. Cuando se trata de personas mayores, a veces puede ser difícil equilibrar el hecho de ayudarlas con el de alentarlas a mantener su independencia. Pero hay muchas cosas simples que puedes hacer para hacer su invierno un poco más fácil. En este artículo, describiremos algunos consejos para ayudar a las personas mayores a sobrellevar el clima frío y lluvioso.

 

No tengas miedo a preguntar

A veces podemos ser excesivamente cautelosos al preguntar a nuestros familiares si necesitan ayuda. Pero el clima invernal es a menudo una preocupación para las personas mayores, y lo más probable es que le den la bienvenida a la cualquier sugerencia de asistencia. Hay muchas tareas que puedes hacer para ayudar a tus seres queridos, como lavar la ropa u otras tareas que sepas que les cuesta realizar. También puedes acompañarlos a comprar algunas provisiones para el invierno, como jerseys cómodos, mantas o una típica bolsa de agua caliente. Estos pocos elementos esenciales pueden marcar una gran diferencia en su bienestar y comodidad.

 

Visítalos regularmente

El clima invernal puede llevar a sentimientos de aislamiento entre las generaciones más mayores (a todos nos afecta). Una visita a tus parientes y amigos mayores no sólo alegrará su día, sino que también es un importante control de seguridad. En estas visitas puedes asegurarte de que la calefacción esté ajustada al menos a 18°C. También debes buscar escalofríos, confusión, cansancio o piel pálida, ya que todo esto puede ser síntoma de hipotermia. Si descubres estos signos, solicita atención médica.

 

Camina con cuidado

Cualquiera puede perder el equilibrio sobre el suelo mojado o el hielo, pero las personas mayores pueden ser particularmente inestables sobre sus pies. No sólo esto, sino que puede llevarles mucho más tiempo recuperarse de las lesiones si se caen. Camina lentamente con amigos mayores, vecinos y familiares, ofreciéndoles un brazo para apoyarse en áreas particularmente peligrosas.


Cierra las persianas

Aconseja a sus familiares mayores que mantengan las cortinas cerradas y las persianas bajadas con la mayor frecuencia posible. Esto evita que el calor escape de la casa. También podría merecer la pena comprobar si la casa de tu ser querido está completamente aislada. Estas capas adicionales de aislamiento pueden marcar una gran diferencia en la retención de calor en el hogar y pueden ayudar a reducir las facturas de energía. Si puedes consigue un buen aislamiento y calefacción para su casa, esa será la mejor solución. Una persona mayor pasa muchas horas en casa y es importante también una ventana al mundo, y no permanecer aislado con todas las ventanas cerradas.

 

 

¡Este mes no pagues el IVA en tu salvaescaleras!

¿Interesado en un salvaescaleras para tu hogar o tu comunidad?

Aprovecha el mes sin IVA de BIDEA y muévete con soltura por tu hogar o comunidad.

Siempre es buen momento para hacerse la vida un poco más fácil a uno mismo, o a un familiar nuestro. Si has estado pensando en ello, este es un buen momento para dar el paso y hacerlo de una forma más económica.

Consulta con nuestros profesionales y te ofreceremos todas las facilidades para que puedas tomar una decisión totalmente informado.

Consulta con nuestros profesionales y te ofreceremos todas las facilidades para que puedas tomar una decisión totalmente informado.

Día internacional de personas con discapacidad 2018

Hoy, día 3 de Diciembre, se celebra en todo el mundo el Día Internacional de Personas con Discapacidad. Su objetivo consiste en concienciar al planeta de la existencia de estas personas, más de mil millones de personas en este momento, y de sus necesidades y particularidades. 1 de cada 7 personas en el mundo sufre algún tipo de discapacidad (casi 200 millones tienen dificultades considerables en su funcionamiento diario. ), la cual nos puede afectar a cualquiera de nosotros en cualquier momento de nuestras vidas. La verdadera inclusión viene de un mundo donde se aceptan todas diferencias humanas y se les da voz a todas ellas.

 

 

Las personas con discapacidad, la “minoría más amplia del mundo”, suelen tener menos oportunidades económicas, peor acceso a la educación y tasas de pobreza más altas. Eso se debe principalmente a la falta de servicios que les puedan facilitar la vida (como acceso a la información o al transporte) y porque tienen menos recursos para defender sus derechos. A estos obstáculos cotidianos se suman la discriminación social y la falta de legislación adecuada para proteger a los discapacitados.

Las personas con discapacidad son más a menudo víctimas de la violencia: los niños discapacitados tienen cuatro veces más posibilidades de ser víctimas de actos violentos, la misma proporción que los adultos con problemas mentales.
La ignorancia es en gran parte responsable de la estigmatización y la discriminación que padecen las personas discapacitadas.

 

Todas las personas con discapacidad tienen derecho a gozar, sin discriminación alguna, de todos sus derechos. Ello incluye el derecho a no ser víctima de discriminación por motivos de discapacidad, así como por cualquier otro motivo como la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de cualquier otra índole, el origen nacional o social, el patrimonio, el nacimiento, o cualquier otra condición.

En España se estima que viven actualmente alrededor de 3,8 millones de personas con discapacidad, ya sea de tipo físico, sensorial, intelectual o causada por enfermedad mental.

Saludamos a todos aquellos que trabajan día a día para hacer realidad el compromiso de accesibilidad universal, y alentamos a todas las personas e instituciones del país a trabajar más y mejor para alcanzar este objetivo. Es un compromiso ético que todos debemos asumir.

Seguridad de las sillas salvaescaleras

Una de las preguntas y dudas más frecuentes entre las personas que se interesan por nuestras sillas salvaescaleras es el de la seguridad. Ciertamente, una de las razones principales para adquirir una silla salvaescaleras es mejorar la seguridad de las personas con movilidad reducida a la hora de subir y bajar escaleras. Por tanto, es muy lógica que esta preocupación también se traslade a la ayuda técnica que viene a tratar de mejorar y garantizar la seguridad.

En Bidea somos muy conscientes de que la seguridad de nuestros salvaescaleras debe ser total y siempre apostamos por los materiales y sistemas que confieran a nuestros productos la mayor de las garantías.

Nuestras sillas salvaescaleras cuentan con diferentes elementos encaminados a garantizar, dentro del máximo confort de quien las utiliza, una confiabilidad máxima para hacerlos lo más seguros posibles. Los más importantes:

 

  • Inicio con velocidad incremental y una llegada suave al destino
  • Cinturón de seguridad adaptado a las características del usuario, con sistema automático de enrollado
  • En caso de encontrar algún obstáculo en el trayecto, la silla salvaescaleras se detiene suavemente gracias a los diferentes sensores de seguridad.
  • Apoyapiés antideslizamiento
  • Asiento que gira 75 grados, garantizando una salida segura y cómoda de la silla
  • Mando de utilización ubicado sobre el apoyabrazos para un control total del trayecto

 

 

La tecnología y la experiencia de Bidea están al servicio de su seguridad