4 razones por las que se caen los mayores

Las caídas son una de las primeras causas de atención hospitalaria grave en personas mayores de 65 años. El riesgo de caída aumenta según avanza la edad, incluso en personas completamente sanas.

Las personas jóvenes también se caen, pero las caídas en personas mayores suelen ser mucho más peligrosas. Se tarda más en recuperar los huesos rotos. Además, estas caídas pueden dejar secuelas que no se recuperan totalmente.

Listamos algunas de las razones por las que suelen caerse las personas mayores y cómo se puede reducir el riesgo de caídas.

 

Enfermedad

Hay muchas enfermedades que causan problemas de movilidad. Las personas mayores con artritis y enfermedad de Parkinson suelen tener muchos problemas de movilidad. La presión arterial baja puede hacer que se sientan mareados si sufren de hipotensión ortostática. Si bien los síntomas de algunas de estas dolencias son predecibles, un derrame cerebral o ataque al corazón puede ocurrir en cualquier momento. Es importante programar chequeos anuales con el médico de cabecera para estar al tanto de cualquier problema de salud que podrían limitar la movilidad. Si las personas mayores realizan exámenes de salud regulares pueden reducir el riego de caerse debido a las enfermedades.

 

Medicación

Las personas que están tomando medicamentos también son más proclives a caerse con mayor frecuencia. Los efectos secundarios de la medicación causan una amplia variedad de síntomas que incluyen mareos, fatiga, confusión y otros problemas de salud. Para prevenir las caídas resultantes de un medicamento, asegúrese de consultar con su médico antes de tomar cualquier medicamento para que pueda anticiparse a los problemas de movilidad.

 

No hacer suficiente ejercicio

Cuando no se ejercita regularmente, existe una menor flexibilidad, disminución de la masa ósea, falta de tonicidad muscular y todo esto trae consigo una pérdida del equilibrio. Muchas personas mayores limitan su actividad porque tienen miedo de caer. Algunas personas mayores ni siquiera se atreven a salir de la casa. Por desgracia, este miedo conduce a un estilo de vida sedentario.

La mejor solución para las personas mayores es mantener un estilo de vida activo, hacer ejercicio 30 minutos al día, y comer una dieta equilibrada para tener la fuerza y energía para mantenerse activo. Se debe utilizar calzado apropiado cuando se hace ejercicio, así como cuando se esté en casa.

 

Factores ambientales

La mayoría de las personas mayores no se suelen caer en un centro comercial o en un restaurante. Las caídas tienden a producirse en casa. Siendo el hogar un lugar familiar, la mayoría de las personas bajan la guardia aún existiendo muchos peligros que pueden causar accidentes; alfombras sueltas, escaleras empinadas, sillas de la cocina o la peligrosa y resbaladiza bañera.

Para reducir el riesgo de caer en casa se pueden realizar modificaciones en el hogar. Ya sea la instalación de barras de apoyo, salvaescaleras en la escalera o asegurando las alfombras sueltas. Reemplazar las bombillas quemadas, e instalar iluminación adicional en las zonas oscuras alrededor de la casa es otra forma de reducir riesgos. Incluso cuando está en su casa, use un bastón o un andador si el médico lo recomienda.

El riesgo de caídas aumenta con la edad, pero hay muchas medidas de seguridad que puede tomar para reducir su riesgo de caerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*