Un salvaescaleras no es solo para personas mayores

Cuando pensamos en las sillas salvaescaleras, muchos de nosotros sin duda pensaremos en un dispositivo diseñado específicamente para que personas mayores puedan subir y bajar escaleras. De hecho, la primera vez que la mayoría de nosotros nos encontramos con uno es cuando visitamos a un pariente mayor que ha perdido movilidad en sus últimos años. Para estos clientes, la instalación de un salvaescaleras es invariablemente una solución transformadora que de repente hace su vida hogareña mucho más fácil. Las empresas también suelen instalar sillas elevadoras principalmente para asegurarse que los visitantes mayores puedan acceder fácilmente a sus instalaciones cuando lo necesiten.

Sin embargo, a pesar de sus obvios beneficios para los ancianos, las sillas salvaescaleras no son sólo para personas mayores. Cualquier persona que tenga un problema de movilidad puede beneficiarse de la instalación de una silla salvaescaleras. Podría haber varias razones por las que subir las escaleras puede convertirse repentinamente en un problema. Por ejemplo aquellos que sufren enfermedades crónicas como distrofia muscular o artritis severa bien podrían necesitar la ayuda y la facilidad de uso que ofrece una silla elevadora de buena calidad. Asimismo, si has tenido un accidente que te ha provocado una discapacidad a largo plazo, un salvaescaleras podría ser la solución perfecta para ti. Muchas personas se encuentran luchando con problemas de movilidad, sin saber que la ayuda podría ser más accesible de lo que creen.

Una silla elevadora puede hacer la vida en casa más fácil

Acceso a todas las áreas de su casa

Ya sea que hayas vivido en una casa toda tu vida o estés disfrutando del espacio de un nuevo hogar, no hay nada más frustrante que quedarse encerrado de repente en una parte de tu propia casa. La instalación de una silla elevadora puede garantizar que siempre puedas acceder a todas las partes de tu casa y que no tengas que preocuparte por obtener ayuda para subir unos cuantos escalones.

 

Mantener la independencia

Para muchas personas con problemas de movilidad, mantener la independencia es un gran problema. Cuanto más pueda alguien manejarse sin depender de los demás, mejor y más seguro se siente. Una silla salvaescaleras permite esa independencia, lo que significa que puedes subir al siguiente piso sin tener que esperar a alguien más.

 

Mantenerse seguro en el hogar

Tener un salvaescaleras en casa también asegura que permanezcas seguro en el hogar y puedas bajar las escaleras de manera segura si surge algún situación desafortunada como pudiera ser un incendio.

Aunque hay muchas personas mayores que se benefician de tener una silla salvaescaleras en su casa, en Bidea también atendemos y ayudamos a las personas con una amplia gama de problemas de movilidad a recuperar su independencia y a experimentar una mejor calidad de vida, sin importar su edad.

 

Empresas – asegurando el acceso para todos

Para las empresas, facilitar el acceso a sus instalaciones es importante no sólo para su propia reputación sino también para garantizar que cumplen con la legislación vigente. Con una amplia gama de productos disponibles, las sillas salvaescaleras (también plataformas salvasecaleras, plataformas verticales y ascensores de velocidad reducida) se pueden adaptar a tus necesidades y características de tu empresa/negocio.

Para obtener más información sobre cómo podemos ayudarle a hacer que su negocio sea accesible a todo el mundo, ponte en contacto con nosotros hoy mismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*