normativa-accesibilidad-edificios

Normativa de accesibilidad en edificios de viviendas

En este artículo añadimos un resumen de las conclusiones más relevantes sobre la última modificación en el documento de apoyo para la adecuación efectiva de las condiciones de accesibilidad en edificios de viviendas existentes del Código Técnico de Edificación.

Normativa de referencia para arquitectos y constructores en proyectos de accesibilidad en comunidades de propietarios y edificios de uso público.

En edificios de viviendas existentes se contempla la utilización de dispositivos mecánicos alternativos como las plataformas elevadoras verticales, plataformas o sillas Salvaescaleras si se determina que la instalación de un ascensor o rampa accesible es inviable por razones técnicas, urbanísticas o económicas a fín de garantizar en el mayor grado posible, el acceso y la utilización del edificio o establecimiento por la mayor diversidad posible de situaciones personales.

Artículo 2. de  Criterio general de aplicación

Cuando el proyectista justifique que no es urbanística, técnica o económicamente viable llegar a lo que indica la Tabla 2. Tolerancias Admisibles, se pueden aplicar otras medidas que faciliten el acceso y uso del edificio el mayor grado posible y el máximo nº de personas

Asimismo este documento define las condiciones que las plataformas elevadoras verticales e inclinadas (salvaescaleras) deben cumplir en términos de seguridad, uso y accesibilidad dada su ubicación en espacios de uso comunitario.

 

INDICE:

  • Anexo A
    • Plataforma Elevadora
    • Salvaescaleras
    • Orugas y Sillas Salvaescaleras
  • Anexo B
    • Ascensores accesibles

 

Anexo A. Mejora de la accesibilidad en accesos y pequeños desniveles

Criterio general:

Cuando existe un ascensor pero no esté comunicado con la calle, se estudiará la bajada a cota 0 del mismo.

En segunda instancia se estudiará la posibilidad de definir un itinerario con Rampa cuya pendiente debe cumplir las siguientes exigencias;

  • Rampas de hasta 3m., pendiente  máxima del 12%
  • Rampas de  hasta  , pendiente máxima del 10%
  • Rampas de  hasta 15m., pendiente máxima del 8%.

Si estas soluciones no son técnica, urbanística o económicamente posibles, se admiten las siguientes alternativas:

 

1 – Plataforma Elevadora Vertical;

  • Hueco cerrado, semi-cabina o cabina completa.
  • No se permite espacio libre debajo del habitáculo donde viaja la persona.
  • Debe indicar características, carga máxima, si admite silla y nº de personas.
  • Debe tener instrucciones de uso y esquema de funcionamiento mediante pictogramas.
  • Debe disponer de dispositivo de llamada para asistencia.
  • Medidas basadas en la norma de referencia UNE EN 81-41

 

2 – Salvaescaleras:

  • Todo el recorrido realizado por el dispositivo debe ser visible desde los mandos.
  • Debe incluir señal acústica y luminosa que se activen antes de empezar el movimiento, fundamentalmente en lugares de gran afluencia de público.
  • Debe indicar características, carga máxima, instrucciones de uso y esquema de funcionamiento mediante pictogramas.
  • Debe disponer de llave y asiento, si se va a utilizar por persona sentada.
  • Aparcada no debe reducir la anchura mínima de escalera para una evacuación segura (mín. 80cms.).
  • Medidas basadas en la norma de referencia UNE EN 81-40
  • Permite su instalación si en uso no impide la utilización segura de la escalera a personas a pie. Se considera uso seguro si desplegada deja 60 cm de paso por la escalera y admite su ocupación completa en los siguientes supuestos:
    • LA CIRCULACIÓN DE PERSONAS ES REDUCIDA.
    • SI HAY RECORRIDO ALTERNATIVO.
    • SI EL TRAMO NO ES MUY PROLONGADO.

 

3 – Orugas y Sillas Salvaescaleras:

Conforme al punto 3 del artículo 2 del CTE Parte I. Aunque no se consideran una adecuación efectiva de accesibilidad, se pueden utilizar en casos muy particulares para facilitar la accesibilidad a ciertos usuarios – cuando no exista otra solución, se cuente con su conformidad, se prevea su uso por personal instruido y no se comprometa la seguridad de utilización.

 

Anexo B. Ascensor en edificios de viviendas colectivas

Detalla las características de otras configuraciones de cabina cuando por inviabilidad económica o técnica no se pueda cumplir el Doc. Básico DB SUA a fin de incorporar efectivamente ascensores en edificios de viviendas existentes.

La última modificación del presente documento de apoyo incluye la mejora de los ascensores instalados y la incorporación de nuevos lo cual significa que, en ambos casos, se aproximen todo lo que sea posible a lo descrito en Anejo A y en la norma EN 81-70. En concreto habla de las siguientes dimensiones:

Puertas – Accesos Dimensiones mínimas de cabina (cm.)
A 90º 125 x 125 o 120 x 140
Una puerta o 2 a 180º 90 x 120

 

Recoge la posibilidad de instalar ascensores de dimensiones menores cuando la persona usuaria sea de movilidad reducida no usuaria de silla de ruedas.

Si la persona usuaria utiliza silla de ruedas, el paso libre de las puertas del ascensor debe ser de por lo menos 80 cm.

Recoge también la posibilidad de reducir la anchura de la escalera con el fin de aumentar las dimensiones de cabina del ascensor pero siempre respetando el ancho mínimo de 80cms. para una vía evacuación segura.

Es obligatoria la instalación de alumbrado de emergencia y extintores.

Y en cuanto a la prioridad de zona de instalación, da las siguientes recomendaciones:

  1. Zonas comunes interiores (Hueco escalera)
  2. Patios interiores
  3. En Fachada
  4. Zonas privadas

 

————————

Para la lectura del documento completo, siga el siguiente enlace:

Adecuación efectiva de las condiciones de accesibilidad en edificios existentes. Nuevo documento de apoyo DA DB-SUA/2 – Ultima versión 23/12/2.016

————————

 

 

Regain-Your-Freedom-StairLiftsNJ-1200x480

Invierte en independencia

 

En Bidea nos gusta siempre estar pendiente del grado de satisfacción de nuestros clientes. De tratar de entender bien cada problema para poder ofrecer la mejor solución. De conocer cual es la experiencia inicial cuando un cliente compra un salvaescaleras, y de sus opiniones a lo largo del tiempo. Dado que ofrecemos un servicio asistencia técnica y de mantenimiento post venta estamos en contacto permanente con nuestros clientes.

Una de las frases que suelen expresar mejor su satisfacción es la siguiente:  “¡Ojalá la hubiera comprado antes!”

Es una frase que nos hace preguntarnos la razón por la que muchas veces se pospone la decisión de adquirir el salvaescaleras, que tras realizarla tan obvio ven como necesaria y óptima.

Muchas veces tras demasiado tiempo subiendo escaleras sin respiración, entre dolores y con los peligros de caídas se decide realizar la llamada o utilizar nuestro formulario de contacto.

Pero, ¿Cuál es la razón de postergar hasta el último momento la decisión de buscar una solución?

En muchas ocasiones nuestros clientes nos comentan que antes de adquirir el salvaescaleras pensaban que era como una rendición. Como admitir que ya no podían hacer frente a unas escaleras y que por tanto estaban renunciando a su independencia en cierta forma. Pero justamente la verdad es justamente la contraria. El salvaescaleras ayuda a mantener tu independencia y permite no solo vivir en la casa que es tu hogar, sino también disfrutarla sin restricciones.

Algunas de las frases que solemos escuchar son:

 

  • Ya no soy más un prisionero en mi propia casa
  • Me ha permitido seguir viviendo en la casa de la familia
  • Puedo usarla cuando yo quiero, sin ayuda ajena, soy más independendiente
  • Un cambio enorme de un día para otro

 

Como comentábamos, una vez instalado el salvaescaleras y en funcionamiento, nuestros clientes entienden perfectamente que ganan en independencia en lugar de perderla.

Además, los beneficios van más allá de las personas que directamente usan el salva escaleras. Los familiares y amigos consiguen ganar en tranquilidad sabiendo que, sin estar ellos presentes, la persona con problemas de movilidad podrá subir y bajar escaleras de forma cómoda y sobre todo segura. De este modo, esa intranquilidad constante desaparece.

Por tanto, un salvaescaleras es una inversión para retener o incluso mejorar tu independencia, a corto y a largo plazo. Y si estás preocupado por el precio de un salvaescaleras, lo primero es consultarnos, porque seguramente es menos de lo que crees.

 

Elderly Man Walking Up a Set of Stairs

Las escaleras no son para hacer ejercicio

Hay muchas razones por las que personas que podrían beneficiarse de un salvaescaleras evitan tener uno. Una de esas razones es la que sugiere que subir escaleras es el único ejercicio que hacen.

Es fácil entender lo que se quiere decir con ello. Que subir escaleras, aún siendo cansado e incómodo, por lo menos obliga a realizar cierto ejercicio físico al cabo del día. Instalar un salvaescaleras supondría renunciar al pequeño ejercicio y ceder un poco más al sedentarismo. Pero no tiene por qué ser así.

Para empezar, si hay un lugar en tu casa donde realmente no debes ejercitarte con movilidad limitada o reducida, es tu escalera. Un resbalón en algún otro lugar del hogar puede tener ciertas consecuencias, pero siempre serán mucho más peligrosas si suceden en las escaleras. Del mismo modo, que un esfuerzo físico excesivo subiendo escaleras resulte en un mareo o vahído, puede ser resultar muy peligroso.

Una mejor opción es utilizar un cómodo y seguro salvaescaleras y realizar el ejercicio físico lejos de las escaleras, en un lugar más adecuado.
Realizar ejercicios regulares durante toda la vida es muy importante y se obtienen muchos beneficios en muchas áreas, no sólo bienestar físico, también mejora tu estado de ánimo, alivia la depresión, el estrés, mejora tu autoestima…
La movilidad reducida no tiene por qué detener el ejercicio físico, es sólo cuestión de encontrar el ejercicio adecuado, tanto en términos de los beneficios para la salud cómo el disfrute del mismo. Es importante que disfrutes del ejercicio que elijas, ya que, si no lo tratas como una tarea. es más probable que lo sigas realizando con regularidad.
Pero recuerda, las escaleras nunca son un buen lugar, o un lugar seguro, para hacer ejercicio.

comprar-salvaescaleras

¿Cúando comprar un salvaescaleras?

Para algunas personas, la decisión de invertir en un salvaescaleras es rápida, provocada por la necesidad.

Por ejemplo, para las personas que han sufrido algún accidente, o han sido dados de alta del hospital después de una operación, de repente pueden necesitar ayuda para subir y bajar las escaleras.

En estos casos de urgencia en Bidea tenemos experiencia en conseguir tener un salvaescaleras instalado y funcionando en sólo unos pocos días.

Pero para la gran mayoría de nuestros clientes decidir instalar un salvaescaleras, y elegir el correcto, es un proceso más gradual, ya que lo que suele suceder es que cada día que pasa se hace más difícil utilizar las escaleras. Para estas personas, realmente la cuestión no es si invertir o no en un salvaescaleras, sino cuando dar el paso a comprarlo. Algunos lo podrían ver como último recurso, mientras que otros consideran que un salvaescaleras es un “electrodoméstico que ahorra trabajo” diseñado para mejorar la calidad de vida, al igual que un lavavajillas u otro tipo de electrodoméstico.

En última instancia, sólo tu sabrás cuándo es el momento adecuado, pero para tratar de ayudarte listamos a continuación cinco puntos que puedes tener en cuenta si estás considerando comprar un salvaescaleras y preguntándote cuando hacerlo:

 

¿Usas las escaleras sin pensar antes de empezar en lo que te costará subirlas?

Cuando somos más jóvenes subimos y bajamos sin pensar en ello, pero a medida que envejecemos se convierte cada vez más en un desafío. ¿Has empezado a hacer una pausa al pie de las escaleras? ¿Tienes que pensar en colocar los pies con seguridad en cada paso y usar la barandilla para levantarte o mantenerte firme? Si tienes que pensarlo tanto para hacer uso de las escaleras, podría ser el momento de pensar en comprar un salvaescaleras.

 

¿Todavía subes las escaleras de una sola vez?

Muchas enfermedades, especialmente aquellas que afectan el corazón y los pulmones, pueden dejarle sentirse cansado y sin aliento después de un esfuerzo relativamente pequeño. Las condiciones que afectan la movilidad, como la artritis, también pueden limitar los esfuerzos que puedes hacer sin tomar un descanso. Si te encuentras parado a medio camino en las escaleras para recuperar el aliento, podría ser tiempo para adquirir un salvaescaleras.

 

¿Estás limitando la frecuencia con la que usa las escaleras?

Cuando las escaleras se convierten en un reto, muchas personas comienzan a planificar su día alrededor de la frecuencia con la que tendrán que usarlos. En vez de subirlas cuando surge la necesidad, esperan . Otros admiten esperar hasta que otra persona suba para pedirles algo de la parte superior y así evitar subirlas.

 

¿Estás desperdiciando energía en las escaleras?

Si sientes que sólo tienes una cantidad limitada de energía para pasar el día, ¿por qué desperdiciarlo en las escaleras? Subir y bajar unas cuantas veces al día podría dejarte cansado y sin energía para otras cosas que prefieres hacer.

 

¿Estás empezando a sentirte inseguro en las escaleras?

Para algunas personas el esfuerzo de usar las escaleras puede conducir a sensación de aturdimiento, mareos, o preocuparse de que las articulaciones o los músculos de las piernas podrían ceder y caerse, especialmente al bajar. Si hay un lugar en la casa donde realmente no quieres sufrir una caída, está es las escaleras. Si es una de estas personas, la instalación de un salvaescaleras no es sólo una buena idea, es medicina preventiva.

 

Si te has sentido identificado con alguno o con varios de estos cinco puntos, entonces es el momento de considerar la compra de un salvaescaleras, sobre todo si la seguridad personal es una preocupación

 

 

salvaescaleras-funcionamiento

Consejos de funcionamiento de salvaescaleras

Los salvaescaleras modernos son aparatos domésticos seguros y confiables cuando se usan correctamente. Todos los modelos de salvaescaleras están equipados con diferentes sistemas para funcionar de forma totalmente segura, pero también debe tener cierta precaución y sentido común cada vez que los utilice.

Hemos realizado un pequeño listado de algunos consejos básicos para el correcto funcionamiento de un salvaescaleras, pero en todo caso ante cualquier problema nos puede consultar sus dudas.

 

ANTES de poner en funcionamiento el salvaescaleras:

  • No utilice el salvaescaleras mientras la escalera está en uso por otras personas.
  •  Asegúrese de que la escalera está libre de obstrucciones antes de su uso.
  • Asegúrese de que sus mascotas (perros, gatos…) están fuera de peligro antes de poner en funcionamiento el salvaescaleras. Merece la pena tratar de adiestrarlos para mantenerse alejado de las escaleras cuando el salvaescaleras está en uso.
  • Cuando utilice el salvaescaleras, siéntese en el asiento con los brazos apoyados sobre los apoyabrazos y los pies bien apoyados en el reposapiés.
  • Abróchese el cinturón de seguridad antes poner en marcha el salvaescaleras. La sensación de seguridad en el funcionamiento hace que en ocasiones lo olvidemos.
  •  Asegúrese de que la ropa suelta no obstaculice el mecanismo del salvaescaleras antes de su uso. Artículos como bufandas, faldas largas o mantas podrían quedar atrapados y evitar un correcto funcionamiento del salvaescaleras.

 

DURANTE el funcionamiento del salavaescaleras:

  • No permita que ningún líquido entre en contacto con los componentes del salvaescaleras. Si tiene que transportar líquidos, debe hacerlo con cuidado, preferiblemente usando un contenedor con tapa. Debe tenerse especial precaución con líquidos calientes como café o sopas.
  • Los salvaescaleras están diseñados para transportar a una persona cada vez. Nunca trate de llevar a más de una persona en el salvaescaleras, a niños tampoco.
  • No exceda el límite de peso máximo de su salvaescaleras. Este límite se especificará en el manual del usuario.
  • No utilice el salvaescaleras para transportar objetos pesados ​​o voluminosos como grandes paquetes o muebles por las escaleras. Estos elementos pueden caerse fácilmente del salvaescaleras y causar daños o lesiones.

 

CONSEJOS GENERALES DE SEGURIDAD

  • No permita que los niños jueguen con o en el salvaescaleras.
  • Retire la llave del inmovilizador cuando el salvaescaleras no esté en uso si existe el riesgo de que los niños jueguen o lo manipulen.
  • Asegurese de que se realiza un mantenimiento adecuado (en Bidea lo proporcionamos) del salvaescaleras para garantizar su uso prolongado.
  • Deje de usar el salvaescaleras si alguna de las características de seguridad deja de funcionar, si comienza a comportarse extrañamente, o si nota cualquier signo de desgaste. En caso de suceder, llámenos y le solucionaremos el problema.
  • Si el salvaescaleras no funciona correctamente, no intente arreglarlo usted mismo. Siempre debe obtener asistencia cualificada para realizar el mantenimiento y las reparaciones.
  • Aunque es muy improbable que el salvaescaleras se quede parado mientras está en uso, es posible que resulte útil llevar un teléfono móvil (o colgante de llamada de alarma) con usted para llamar a la asistencia.
  • Bidea suministra e instala salvaescaleras de alta calidad. Póngase en contacto para obtener más información sobre cualquiera de nuestros salvaescaleras y servicios de asistencia.