¿Qué necesito: Plataforma elevadora o salvaescaleras?

Si vives con un ser querido que ha comenzado a tener problemas de movilidad, probablemente has considerado adquirir alguna ayuda técnica a la movilidad para su hogar.

Cuidar a un pariente con movilidad reducida es un reto, pero hay muchas soluciones disponibles que pueden ayudarte con ello y además les permitirá disfrutar de una mayor independencia.

Dos de las ayudas a la movilidad más populares para las personas mayores o con problemas de movilidad son las plataformas elevadoras y las sillas salvaescaleras (salvaescaleras).

Si estás comenzando a buscar información acerca de ellas, tratamos de ayudarte a conocer sus características y diferencias.

 

Salvaescaleras

Las sillas elevadoras, también conocidas como sillas salvaescaleras o salvaescaleras, son ideales para personas que todavía pueden caminar con cierta facilidad, pero que tienen dificultad para subir escaleras. También es una buena opción para aquellos que pueden trasladarse fácilmente de una silla de ruedas al asiento del elevador de escaleras por su cuenta.

El salvaescaleras es un simple aparato que se instala fácilmente en las escaleras. Sube y baja las escaleras por un riel, permitiendo que aquellos con problemas de movilidad se transporten cómodamente.

Los salvaescaleras pueden instalarse tanto en escaleras rectas como curvas. Está motorizado y funciona con baterías, por lo que se puede utilizar incluso durante los apagones. Las baterías son recargables en cada parada.

Si tienes un ser querido que es relativamente ágil para su edad, pero que ves que necesita ayuda para subir escaleras con comodidad y seguridad, el salvaescaleras es la mejor opción. Pueden mantener su independencia en el hogar pero obtienen la asistencia cuando la necesitan.

 

 

Plataformas elevadoras

Mientras tanto, las plataformas elevadoras son similares a los ascensores. Sin embargo, las plataformas elevadoras son mucho más fáciles de añadir en los hogares ya que no suelen requerir trabajos de remodelación para ser instalados.

Las plataformas elevadoras en el hogar están destinados a personas que ya no pueden salir de su silla de ruedas y deben subir o bajar las escaleras sobre la silla de ruedas.

Existen las plataformas verticales y plataformas salvaescaleras. Estas plataformas lleva a un individuo en su silla de ruedas, scooter, u otras ayudas de movilidad a través de una plataforma, directamente de un piso a otro o de una altura a otra.

Normalmente, las plataformas verticales se suelen usar para salvar pequeñas alturas o para portales de edificios. Por el contrario, las plataformas salvaescaleras tienen ambos usos. Tanto dentro del hogar como en portales o entradas a edificios.

A diferencia de las sillas salvaescaleras que no requieren modificaciones en la casa, una plataforma elevadora puede requerir alguna pequeña obra en el hogar o edificio. Aunque no serán tan exigentes como un ascensor, aún así podría tener cierto coste. Este sería el caso de las plataformas verticales, no así en las plataformas salvaescaleras, que suelen añadirse de forma similar a un salvaescaleras.

 

 

Ahora que conoces las diferencias entre una silla salvaescaleras y una plataforma elevadora, ¿has determinado cuál de estas ayudas de movilidad necesitaría tu ser querido (o tu mismo)?

Si deseas obtener más información, puedes comunicarte con Bidea. Te ayudaremos a elegir entre nuestra selección de salvaescaleras y plataformas elevadoras disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*